El nubarrón del desempleo se cierne sobre Obama

Última actualización: Sábado, 9 de julio de 2011
Barack Obama

El desempleo se está convirtiendo en un lastre para el presidente.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tuvo que reconocer el viernes que las cifras de desempleo en el país para el mes de junio son peores de lo esperado. Esto reduce las esperanzas de impulsar la estancada economía al tiempo que afecta sus perspectivas para la reelección.

Apenas 18.000 nuevos puestos de trabajo se crearon en junio -muy por debajo de los 90.000 que se esperaban generar- al tiempo que la tasa de desempleo registró un alza del 9,1% al 9,2%.

Son dos meses seguidos de cifras negativas para el empleo dentro de la economía estadounidense. Entre mayo y junio no se alcanzaron a crear 50.000 empleos, un bajón considerable cuando se compara con los 217.000 nuevos puestos de abril.

"Tenemos un gran agujero para rellenar", se lamentó Obama, y expresó que todavía hay "un largo camino por recorrer".

"Ningún presidente de Estados Unidos ha sido reelegido con una tasa de desempleo superior a 7,2% desde Franklin D. Roosevelt"

Diana Furchtgott-Roth, asesora de Trabajo del ex presidente Bush

"El presidente tiene suerte porque los votantes no se concentran en las elecciones sino unos meses antes de los comicios. Muchos no van a decidir antes de octubre de 2012", le comentó a BBC Mundo Diana Furchtgott-Roth, antigua economista en jefe del Departamento de Trabajo de EE.UU. durante la presidencia de George W. Bush.

Aún así, señaló que si las cifras no mejoran, las perspectivas de Obama se podrían complicar. "Ningún presidente de EE.UU ha sido reelegido con una tasa de desempleo superior a 7,2% desde Franklin D. Roosevelt", recordó.

Obstáculos

Usando un argumento frecuentemente utilizado por la oposición republicana, la economista responsabiliza a varios departamentos del gobierno de aplicar medidas que han prevenido la creación de más trabajos, citando como ejemplo de lo anterior algunas normas de protección ambiental.

Campaña republicana contra Obama

Las campañas de los republicanos apuntan al desempleo y culpan a Obama.

"Estoy a favor de un medio ambiente más limpio, pero todas esas regulaciones y burocracia hay que posponerlas hasta que se estabilice el mercado de trabajo", declaró Furchtgott-Roth.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos también manifestó decepción con las actuales estadísticas y enfatizó que se deben levantar los obstáculos que están frenando la economía.

La Cámara de Comercio apunta a la necesidad de incrementar la producción interna de energía y de invertir en la reconstrucción de la infraestructura del país, pero se destaca el llamado a aprobar tres acuerdos de libre comercio pendientes con Colombia, Panamá y Corea del Sur.

"(Estos) acuerdos no solo salvarán 380.000 empleos que se irían a nuestros competidores sino que crearían miles más trabajos nuevos", expresó la cámara en un comunicado.

La organización también instó a que el Congreso apruebe prontamente un nuevo límite de la deuda nacional y a que se llegue a un acuerdo de reducción del déficit que se pueda implementar y sea vinculante.

Precisamente el presidente se encuentra enfrascado en arduas discusiones con líderes de las dos cámaras del Congreso para aplicar medidas que combinen recortes al gasto e incremento de impuestos. La mayoría republicana en la Cámara de Representantes aboga por el primero pero se opone ferreamente al segundo.

Inversión en la infraestructura

No obstante, para el AFL-CIO, el más grande sindicato de trabajadores del país, las negociaciones sobre el déficit son una distracción de lo que realmente se debe hacer para crear más trabajos.

"Los legisladores están obsesionados con recortar gastos. Lo que hay que hacer es invertir en la infraestructura para generar empleo"

Thea Lee, del sindicato AFL-CIO

"Los legisladores están obsesionados con recortar gastos", afirmó Thea Lee, subjefe de personal del sindicato. "Lo que hay que hacer es invertir en la infraestructura para generar empleo".

La sindicalista elogia las palabras del presidente en apoyo a la inversión para el mejoramiento y modernización de vías, carreteras y redes eléctricas y de comunicación, pero insiste en que debe actuar de inmediato "anulando los beneficios impositivos a los más ricos instaurados por el presidente Bush".

Lograr un balance entre las propuestas de recortes de los republicanos -que no quieren dar su brazo a torcer con los impuestos- y buscar maneras de generar ingresos para invertir en la creación de empleo es la difícil tarea que Barack Obama enfrenta.

No hay duda de que Obama heredó una crisis financiera casi sin precedentes, pero si no logra revertir la tendencia en el desempleo y revitalizar la economía para el año entrante, ese será su talón de Aquiles en su búsqueda de la reelección.

"Los estadounidenses ven que no quieren cuatro años más de esto", sentenció Diana Furchtgott-Roth. "A medida que pasa el tiempo su argumento de culpar a la administración anterior de George Bush por sus problemas se va debilitando cada vez más".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.