Besos prohibidos: reliquias cristianas en el Museo Británico

Última actualización: Miércoles, 13 de julio de 2011

Reproductor multimedia

La exposición Tesoros del Cielo en el Museo Británico exhibe reliquias y relicarios, objetos y obras de arte que para muchos de los visitantes son sagrados.

Ver3gp

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Utilizar un reproductor alternativo

Es una exposición que a miles de visitantes del Museo Británico, en Londres, resulta provocativa... pero no en un sentido sensual, sino religioso.

De hecho, trabajadores del museo aseguran que han tenido que limpiar algunas marcas de besos en las vitrinas.

La muestra Tesoros del Cielo reúne reliquias de santos y de eventos centrales del cristianismo, traídos de distintas partes de Europa.

Recorre a través de estos objetos la historia y la mentalidad de la Edad Media, cuando se veneraban como objetos milagrosos.

En torno a las reliquias y los relicarios se creó una mística popular que llevaba a los fieles a emprender largos viajes para venerarlos. Todavía hoy millones de cristianos los consideran objetos sagrados, aunque en el siglo XV Martín Lutero señaló que estas devociones apartaban a la gente de lo divino.

¿Por qué son especiales y qué tan auténticas son estas reliquias? Recorra esta singular muestra del Museo Británico en este video de María E. Dupin, de BBC Mundo.

Tesoros del Cielo recoge obras del Vaticano y numerosas iglesias y cofradías europeas y estadounidenses, en una exposición que estará abierta hasta el 9 de octubre de 2011.

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.