Los cambios en Cuba tras cinco años de Raúl Castro

Última actualización: Lunes, 1 de agosto de 2011
Raúl Castro

Raúl Castro implementó una serie de reformas, pero ¿cuánto ha cambiado la isla?

Hace un lustro el secretario de Fidel Castro dejó al país sin aliento al leer en TV un comunicado donde el Comandante informaba que su estado de salud lo obligaba a ceder todos los cargos políticos a sus colaboradores.

Tal y como estaba previsto desde los años 60, el General Raúl Castro -Ministro de las Fuerzas Armadas, Vicepresidente y Segundo Secretario del Partido Comunista- asumió el mando del gobierno de forma interina.

Apenas un año después anuncia que se necesitaban cambios estructurales y convocó a la población a un debate en el que 5 millones de ciudadanos expresaron duras críticas al modelo establecido 4 décadas atrás. Fue el puntapié inicial para impulsar una serie de transformaciones socioeconómicas.

¿Qué tanto ha cambiado la isla? BBC Mundo analiza las principales reformas

clic Propiedad | clic Agricultura | clic Despidos y autónomos | clic Mercado interno | clic Educación | clic Política | clic Relaciones internacionales


La propiedad y el socialismo

Vendedor ambulante. Foto: Raquel Pérez

El modelo socialista cubano llegó a nacionalizar hasta los vendedores ambulantes.

Una de las primeras medidas de Raúl Castro fue crear un grupo multidisciplinario de científicos para investigar un tema medular en el sistema: el concepto de la propiedad dentro del modelo socialista cubano.

Los manuales soviéticos establecían la premisa de que la propiedad estatal era sinónimo de socialismo y en 1968 Cuba se lanza en una “Ofensiva Revolucionaria” que nacionaliza hasta los puestos callejeros de venta de croquetas.

El resultado de la investigación no se hizo público pero la transformación se inició entregando tierras a particulares, permitiendo producciones autónomas y anunciando la liberación de la compraventa de casas y automóviles.

De alguna forma los cambios en el modelo han empezado a legalizar un país que ya vivía desde mucho antes en la clandestinidad, como lo demuestra la existencia de un millonario mercado negro de viviendas y vehículos.

clic ^ Arriba

La agricultura no despega

Trabajo en el campo. Foto: Raquel Pérez

El reparto de tierras no ha dado resultado debido a que los nuevos campesinos no tienen con que ponerlas a producir.

La reforma agraria no ha elevado la producción, a pesar de que se entregaron tierras a más de 150.000 familias. Es más, 9.000 de esas parcelas regresaron al Estado porque los nuevos usufructuarios no pudieron trabajarlas.

El mayor problema que enfrentan los campesinos es la escasez de herramientas e insumos para el trabajo agrícola, no existen proveedores dónde comprar tractores, semillas, alambre para cercas, sistemas de riego o fertilizantes.

Además, la distribución es monopolizada por organismos estatales tan ineficientes que pierden parte de las cosechas en los 11 traslados que van desde la tierra al consumidor, exponiéndolas a las inclemencias del tiempo y a los golpes de carga y descarga.

clic ^ Arriba

Los despidos y los autónomos

Relojero. Fotos: Raquel Pérez

La concesión de más de 200.000 licencias para el trabajo por cuenta propia compensó el alto número de despedidos.

Socialmente la medida que despertó mayor atención fue el anuncio de despido de 500.000 trabajadores estatales. Sin embargo, los plazos se alargaron y se estudian otras variantes, según el Viceministro del Trabajo, Carlos Mateu.

La entrega de 200.000 licencias para trabajos autónomos compensó en parte su repercusión social y triplicó los ingresos de muchos cubanos respecto al salario que percibían como empleados del Estado, informa la Oficina de Estadísticas.

Según Mateu, parte de los trabajadores excedentes podrían pasar a “nuevas formas de gestión”, creando cooperativas a partir de la desestatización de servicios como la hostelería, el transporte o la construcción.

La reforma laboral busca sanear las finanzas nacionales reduciendo el número de empleados del Estado y el gasto en salarios, además de recaudar cientos de millones en impuestos provenientes de los trabajadores autónomos.

clic ^ Arriba

El mercado interno

Turistas. Fotos: Raquel Pérez

La apertura del mercado interno disparó el consumo de los cubanos, ya son el segundo mercado de turistas en la isla.

La eliminación de prohibiciones y una mínima apertura de mercado sacaron a la luz el dinero que los ciudadanos "escondían bajo el colchón", permitiendo al Estado acceder a él mediante la venta de servicios o productos.

En el 2008, cuando las autoridades permitieron la venta de artículos electrodomésticos, computadoras y motos eléctricas, se desató tal fiebre de consumo que en horas se acabaron las existencias de muchas tiendas.

Otro buen ejemplo es la venta de líneas de teléfonos celulares que disparó el número de usuarios de 250.000 a más de un millón apenas se eliminó la prohibición que obligaba a los nacionales a adquirir su móvil a través de un extranjero.

El pasado año los cubanos se convirtieron en el segundo grupo de turistas del país con 800.000 personas. Entre los huéspedes de los hoteles hay más ciudadanos residentes en la isla que emigrados.

clic ^ Arriba

La reforma educativa

Laboratorio. Foto: Raquel Pérez

El cambio en la educación ha sido radical: menos universitarios y más técnicos y obreros.

Pocos sectores sufrieron mayor transformación que el sistema educativo, es tal vez la reforma más profunda y radical de Raúl Castro. Es una metamorfosis que, a largo plazo, se cree que repercutirá en todos los aspectos de la vida de la nación.

Las Universidades reducen las plazas en un 40%, aumentan las de técnicos medios y se crean centros de formación de obreros especializados. La medida pretende equilibrar la existencia de 1 millón de universitarios y la carencia de mano de obra.

Además priorizarán, a todo nivel, las carreras relacionadas con las necesidades del país y su capacidad de absorción económica.

En las aulas se aumenta el número de alumnos a 30 para garantizar la cantidad necesaria de educadores de formación pedagógica, con lo cual intentan superar los graves problemas provocados por los "maestros emergentes".

clic ^ Arriba

El intríngulis político

Foto: Raquel Pérez

Tras décadas de desencuentros, Raúl Castro logró un acercamiento con la Iglesia Católica para liberar a presos políticos.

Los opositores continúan semiparalizados, los visitantes extranjeros los evitan, los nuevos diplomáticos de EEUU "enfriaron" sus relaciones y en su última movilización callejera apenas reunieron una docena de personas.

Repuntaron a inicios del 2011 por la muerte de un preso en huelga de hambre pero el gobierno manejó con habilidad la crisis, en un giro inesperado liberó a todos los prisioneros políticos, el 90% de los cuales emigró.

De esa forma les arrebató su principal bandera, apoyó las gestiones de España en Europa y selló su alianza con la Iglesia Católica que avaló el gesto participando directamente en el proceso de excarcelación de opositores.

Los cuerpos de seguridad parecen hoy más interesados en la caza de corruptos. Altos cargos fueron condenados a prisión y crece la lista de dirigentes que esperan ser llevados a juicio gracias a la acción de la Contraloría.

clic ^ Arriba

Las relaciones internacionales

Foto: Raquel Pérez

Washington autorizó las remesas cambiando los dólares al gobierno cubano y entregando pesos convertibles a los beneficiarios.

La relación con EEUU se distendió en áreas de importancia para Cuba:

Washington eliminó las prohibiciones a los viajes de los cubanoamericanos, flexibilizó las visitas de estadounidenses a la isla y liberó el envío de remesas familiares.

Permitieron que la empresa Western Unión cambie los dólares al gobierno cubano y entregue pesos convertibles a sus clientes. El Presidente Obama anunció además que vetará cualquier intento del Congreso de limitar los viajes o las remesas.

Europa continúa dividida en su política hacia Cuba pero la Posición Común tiene un ínfimo efecto, no impide que sus empresarios inviertan, que los turistas visiten la isla, ni que existan millonarios programas de colaboración.

China y Venezuela siguen siendo estratégicas, pero Castro teje fuertes vínculos con otras naciones de América Latina, África y Asia, en una relación Sur-Sur que le permite vender masivamente servicios profesionales e incluso realizar inversiones en esos países.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.