Prioridad mundial: cambiar el estilo de vida que nos mata

Última actualización: Lunes, 19 de septiembre de 2011
Colesterol

El colesterol es uno de los mayores factores de riesgo de enfermedad cardiovascular.

Por primera vez en diez años un asunto urgente de salud será discutido en una reunión cumbre de Naciones Unidas: la prevención de las enfermedades vinculadas al estilo de vida: cáncer, trastornos cardiovasculares, diabetes y enfermedades respiratorias crónicas, por las cuales mueren al menos 36 millones de personas en todo el mundo cada año.

La reunión de dos días de la Asamblea General de la ONU reúne a jefes de gobierno para discutir formas de controlar y prevenir las llamadas enfermedades no transmisibles (ENT), las que ya se han convertido en las principales asesinas del mundo.

Ésta es la segunda vez que la ONU intenta establecer compromisos y medidas de gobiernos y organizaciones internacionales para combatir un asunto de salud.

La primera vez fue en 2001, cuando el mundo enfrentaba el mayor embate de la epidemia de VIH y Sida, y los países de la ONU firmaron su "declaración sobre VIH y SIDA".

La reunión sobre VIH y Sida en 2001 resultó en compromisos financieros y políticos sustanciales, y ahora se espera lograr obligaciones similares.

"Las enfermedades no transmisibles son la principal causa de muerte en todo el mundo, y están matando a cada vez más gente" dice el doctor Ala Alwan, subdirector general de Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental de la OMS.

Las ENT, dice el experto, son causa del 63% de todas las muertes en el mundo.

"Casi 80% de éstas ocurren en los países de bajos y medianos ingresos. El desafío de estos países es tremendo".

Pero tal como agrega, "hay pasos asequibles que todos los gobiernos pueden tomar para combatir estas enfermedades".

Compromisos "concretos"

CINCO GRANDES ESTRATEGIAS

  • Acceso a medicinas
  • Control de tabaco
  • Eliminación de grasas trans
  • Reducción de sal, azúcar y grasas saturadas en la dieta
  • Incremento en actividad física

La declaración que se espera firmar durante la reunión en Nueva York incluye compromisos concretos sobre el acceso a medicinas baratas, el control del tabaco, la eliminación de las llamadas grasas trans en los alimentos, la implementación de medidas para reducir el consumo de sal, azúcar y grasas saturadas en la dieta y el incremento en los niveles de actividad física en todas las poblaciones.

Según el doctor Simon Capewell, profesor de epidemiología clínica de la Universidad de Liverpool, Inglaterra, y miembro de la Sociedad Europea del Corazón, si se logra un acuerdo en todas estas medidas se dará un paso enorme hacia la prevención de las enfermedades no transmisibles.

Tal como expresa el experto, "en realidad, el hecho de que las ENT se estén discutiendo en la ONU y de que estén siendo promocionadas por los jefes de estado, está dando a todo el asunto de su prevención la importancia que merecen".

"Hasta ahora, aunque ha habido gran progreso en algunos países y algunas áreas de prevención, la carga global impuesta por las enfermedades no transmisibles es abrumadora".

"Esto es inaceptable y totalmente innecesario", afirma el profesor Capewell.

En efecto, las ENT no sólo están causando enorme pérdida de vida y discapacidad, principalmente en países de bajos y medianos ingresos, sino también son una de las principales amenazadas para el crecimiento y desarrollo económicos.

Según la OMS, en los próximos 15 años las ENT costarán a estos países más de US$7 billones, a causa de enfermedad y muerte de adultos en edad productiva.

La organización está proponiendo una lista de medidas que incluyan, a nivel población, impuestos en el tabaco y el alcohol, regulaciones para lugares públicos libres de humo, información y advertencias sanitarias, campañas para reducir la sal y grasas en la dieta y programas para incrementar la actividad física.

Y a nivel individual, dice la OMS, se deben adoptar estrategias de revisión, asesoramiento y tratamiento para personas con alto riesgo de enfermedad cardiovascular, análisis de cáncer de cuello uterino, inmunización de hepatitis B para prevenir cáncer hepático.

Costo

"Casi 80% de estas enfermedades ocurren en los países de bajos y medianos ingresos. El desafío de estos países es tremendo. Pero hay pasos asequibles que todos los gobiernos pueden tomar para combatir estas enfermedades"

Dr. Ala Alwan

Según la organización, la adopción de todas estas estrategias en países de bajos y medianos ingresos costaría US$12.000 millones al año.

El costo por persona sería de US$1,20 en países de bajos ingresos, US$1,70 en los de medianos ingresos y US$3,00 en los de altos ingresos.

Tal como señala el doctor Ala Alwan, muchos países, principalmente los de altos ingresos, ya han adoptado estas estrategias y han visto una marcada reducción en la incidencia y mortalidad de ENT.

Su implementación ahora en países de recursos limitados "podrá salvar literalmente millones de vidas durante los próximos 15 años" dice el experto.

El Informe Global de Salud 2011 de la OMS calcula que el número de muertes atribuidas a enfermedades no transmisibles se incrementará 15% entre 2010 y 2020, y los mayores incrementos se verán en África y el sureste de Asia.

La mayoría de estas muertes estarán asociadas a los cuatro grandes factores de riesgo: tabaquismo, consumo de alcohol, dieta rica en grasas y sal y falta de ejercicio.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.