El verdadero brillo de los escarabajos

Última actualización: Jueves, 29 de septiembre de 2011
escarabajo fluorescente

La abundancia de escarabajos vivos y fosilizados los convierten en indicadores ambientales clave.

En ocasiones, los colores de los escarabajos pueden dar la impresión de que están hechos de algún metal precioso. ¿Pero cuando estos insectos mueren y se fosilizan, cuánta de esa belleza iridiscente se preserva?

Esa es la pregunta que se ha hecho la doctora María McNamara, de la Universidad de Yale, quien llevó a cabo un clic estudio sobre escarabajos fosilizados y reveló cómo cualquier color que el animal retiene se altera luego sutilmente. En otras palabras, parece que el color azul en vida se convierte en verde cuando el animal muere.

Es una observación fascinante porque les permite a los científicos afirmar con más confianza cómo era realmente una criatura hace millones de años.

Y esa información sobre los colores podría revelar cómo vivió un escarabajo en particular.

"Este tipo de colores tiene muchas funciones visuales", explica la doctora McNamara, que también está afiliada a la University College de Dublín.

"Pueden funcionar para la comunicación, por ejemplo, o para la regulación térmica. Por eso es importante poder reconstruirlos correctamente para poder decir para qué esos organismos usaban los colores en primer lugar", le dijo a la BBC.

El poder de la luz

Los espectaculares colores que vemos en muchos escarabajos son el resultado de la interacción entre la luz y las finas capas de material de su cutícula o exoesqueleto.

Pequeñas estructuras en este material de quitina se doblarán y reflejarán la luz para darle realce a longitudes de onda particulares.

escarabajo fluorescente

En vida, este escarabajo de 40 millones de años habría sido menos azul y más violeta.

McNamara y sus colegas examinaron las cutículas de una variedad de escarabajos fósiles que tenían entre 15 y los 47 millones de años.

Utilizaron herramientas analíticas poderosas (como microscopios electrónicos) para determinar cómo las propiedades que controlan la luz en los restos de estos animales habían sido afectados por el proceso de preservación de los fósiles, donde los átomos y las moléculas de los tejidos pueden ser removidos o reemplazados.

Lo que el grupo de científicos encontró es que las estructuras todavía estaban presentes, pero su química había cambiado.

Y la consecuencia de esta alteración química fue desplazar los colores hacia el rojo del espectro electromagnético. Un escarabajo de color violeta vivo se vería azul cuando se fosiliza; uno azul tomaría un tono verde, y así sucesivamente.

"Lo que pasa es que el índice refractivo de la cutícula cambia", dice la doctora McNamara.

"Esta es una medida que explica cuánto se dobla la luz. Esto significa que la química debió haber cambiado porque el índice refractivo en un material dependerá de qué está hecho".

La investigadora advirtió que es importante entender que el grado de corrimiento al rojo variaba ligeramente entre cada espécimen y que todos los escarabajos que estudió su equipo venían de sedimentos similares de lagos. Otros tipos de sedimento pueden mostrar diferentes resultados, agregó.

varios escarabajos fluorescentes

Los investigadores descubrieron cómo reconstruir el color real de los escarabajos.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.