Las dudas en torno al boicot republicano al debate de Univisión

Última actualización: Jueves, 6 de octubre de 2011
Senador marco rubio

Versiones sobre una supuesta "presión" sobre el senador republicano Marco Rubio están en el origen del problema.

Por solidaridad con uno de los suyos, el Partido Republicano se ha enzarzado en un pulso con Univisión, la principal cadena de televisión en español de Estados Unidos, aún a riesgo de perder un canal privilegiado para llegarle al crecientemente importante público hispano.

Seis de los 8 precandidatos presidenciales republicanos anunciaron que no participarán en el debate que está organizando Univisión para enero, justo antes de la crucial primaria republicana en Florida, hasta que se aclare la acusación de que la televisora trató de "extorsionar" al senador por ese estado, Marco Rubio.

No obstante, subsisten versiones distintas acerca de la controversia que llevó al boicot republicano.

El origen del conflicto, según alega el diario estadounidense The Miami Herald, radica en que el presidente de noticias de Univision, el colombiano Isaac Lee, supuestamente presionó al senador para que diera una entrevista al canal a cambio de "bajar el tono" o "desechar" una información sobre narcotráfico que involucraba a su cuñado.

Univision niega esta versión. El impasse se adereza con las especulaciones sobre un enfrentamiento de nacionalidades entre cubanos, sector dominante del sur de Florida, y el grupo de periodistas colombianos que crearon la recién estrenada unidad de investigación de Univisión.

Una vieja historia

La información que presentó Univisión dos meses atrás acerca de la familia del senador no era nueva, ni desconocida, ni involucraba directamente a Rubio.

Sucedió en 1987, cuando el futuro senador tenía 16 años. Ese año, Orlando Cicilia, el esposo de Bárbara, hermana del político, fue detenido en una redada contra el narcotráfico bautizada Operación Cobra.

Pero lo que complicó las cosas fue la versión, que Univisión califica de falsa, acerca del supuesto acoso periodístico al político y su familia. La oficina del senador se comunicó con Univisión, cadena para la cual trabajó como comentarista antes de entrar en el mundo de la política.

La explicación que el Herald ofrece de los hechos se basa en información de personas que participaron en la conferencia telefónica el 7 de julio pasado entre el equipo de Rubio y el de la televisora donde se discutió sobre la investigación a la familia del senador.

Estrella hispana en ascenso

Marco Rubio es una ficha importante del Partido Republicano. Aunque es nuevo en el Congreso en Washington ya algunos han asomado la posibilidad de que vaya como candidato a la vicepresidencia.

Algunos ven en Rubio, de 36 años, como una buena manera de enganchar con el electorado hispano, pero en general con el público joven.

Sin embargo, algunas posiciones de Rubio sobre inmigración y derechos de los indocumentados, o sus opiniones sobre México y la lucha antidrogas le han granjeado críticas de grupos hispanos.

De acuerdo con el relato periodístico, la conversación habría durado unos 45 minutos y en ella estaban Alex Burgos, director de comunicaciones de Rubio y su asesor político, Todd Harris. Por Univisión habrían asistido Lee y dos abogados del canal.

En algún momento se habría planteado la idea de que el senador apareciera en Al Punto, el principal programa político de la cadena y que es conducido por Jorge Ramos.

Hacia el final de la conversación, siguiendo con la versión del Herald, Harris, entendiendo que algún tipo de "arreglo" se le estaba planteando, habría preguntado: "¿Está diciendo que si Marco hace la entrevista con Ramos, dejaran esta investigación sobre su familia y la historia no será presentada?".

Harris asegura que Lee respondió: "Aunque no hay garantías, la manera como entiendes la propuesta es razonable".

Negativa

Algunos de los periodistas de Univisión involucrados en el tema y contactados por BBC Mundo dijeron no estar autorizados para dar declaraciones, aunque hasta el martes estuvieron debatiendo muy activamente el problema en sus cuentas de twitter.

Uno de ellos, Daniel Coronell, escribió en @DCoronell que "no hubo esa oferta. Gerardo Reyes, la periodista María Henao, 2 abogados de Univision y yo estuvimos en la reunión", dijo en referencia a la conferencia telefónica que dirigió Lee.

Una posición que ratificó inmediatamente Gerardo Reyes, al escribir en su cuenta @GerardoReyesC: "estuve en la reunión con los hombre (sic) de Rubio y jamás se le hizo esa oferta. No lo hubiera permitido. Ellos y el Herald mienten".

Desde la vicepresidencia de comunicaciones corporativas de Univision se informó a BBC Mundo que no estaban declarando sobre el asunto, pero compartieron la carta que envió el canal a varios líderes del Partido Republicano en el estado de Florida.

"En ningún momento nadie en Univision ofreció matar o suavizar la historia sobre el cuñado del senador Rubio a cambio de una aparición del senador en alguno de los programas informativos de Univisión", se lee en el comunicado.

pre candidatos presidenciales republicanos

Los precandidatos presidenciales republicanos se han solidarizado con Rubio y esperan que Univisión presente explicaciones.

"Sería completamente incorrecto asumir, de todos modos, que Univision alteraría cualquier contenido noticioso a cambio de una aparición como esa. Cualquier declaración contraria es patentemente absurda", dice la carta firmada por Arya Towfighi, vicepresidenta y consejera jurídica del canal.

Esperando una disculpa

La carta está dirigida a Erik Fresen, jefe del partido republicano en Miami-Dade; David Rivera, representante por Florida, y Carlos López Cantera, jefe de la mayoría republicana en el Congreso estatal.

El trío fue el que pidió a los precandidatos boicotear el debate de Univisión en solidaridad con Rubio.

"Lo que estamos haciendo no tiene nada que ver con el reportaje, sino con la táctica que usaron para presionar al senador", dijo a BBC Mundo el congresista López-Cantera, quien explicó que supo del caso leyendo el reportaje del Miami Herald

El congresista asegura que no tiene objeciones a la investigación periodística, solo a la "presión" que supuestamente se ejerció sobre su colega.

Aunque reconoció no haber contrastado la información con la oficina de Rubio, López-Cantera dijo que antes de firmar la carta llamando al boicot habló con uno de los periodistas que escribió la nota para el Herald "a quien conozco desde hace años y sé que es confiable".

Al principio, López-Cantera y su grupo exigían el despido de Isaac Lee, pero "después de ver la carta que Univisión nos mandó, yo quisiera ver que este señor admitiera lo que hizo y que ofreciera disculpas".

¿Cubanos versus colombianos?

En Colombia -país del que son originarios Lee y varios periodistas de la unidad investigativa de Univisión- se ha especulado con la especie de una posible venganza de periodistas cubano-estadounidenses que fueron desplazados con la reciente reestructuración de la cadena.

"En ningún momento nadie en Univision ofreció matar o suavizar la historia sobre el cuñado del senador Rubio a cambio de una aparición del senador en alguno de los programas informativos de Univisión"

Arya Towfighi, vicepresidenta y consejera jurídica de Univisión

Según escribe este jueves en el diario El Tiempo de Bogotá, la corresponsal en Miami, Ana María Jaramillo, la presentación del trabajo acerca de la familia de Rubio sacó a relucir críticas "desde la irrelevancia de la nota" hasta "la mala intención de los colombianos, que ya habían sacado a varios cubanos-americanos de sus puestos en Univisión".

Independiente de las distintas versiones acerca del origen de la disputa, para los republicanos el pulso en Florida con Univisión podría tener repercusiones negativas a escala nacional en la estrategia para llegarle al electorado hispano, el de mayor crecimiento del país.

Univisión es el cuarto canal de televisión en audiencia en Estados Unidos, detrás de las tres grandes cadenas en inglés (ABC, NBC, CBS).

Según datos de la compañía de mediciones Nielsen, Univisión alcanza el 95% del mercado hispano estadounidense y en varias ciudades, como los Ángeles, San Antonio, y Miami, desplaza a las cadenas nacionales en horario estelar.

Sin embargo, el congresista López-Cantera no cree que dejar de usar el canal para el debate republicano los vaya a desconectar del público latino.

"Univisión no es el único canal en español en el mundo, aunque ellos quisieran pensar así, pero Telemundo (la segunda cadena de televisión en español de EE.UU.) ya está en negociaciones con el partido para montar un debate", aseguró López.

Mientras el pulso con los republicanos se resuelve, Telemundo puede aprovechar para reducir en algo la diferencia de 4 a 1 en audiencia que le lleva Univisión.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.