El último puñado de hombres que sigue defendiendo a Gadafi

Última actualización: Viernes, 7 de octubre de 2011
Sirte

La mayor parte de la ciudad ha quedado destruida.

En muchos sentidos, la ciudad de Sirte no se diferencia en gran cosa de otras ciudades costeras de Libia.

Excepto, por dos razones de peso: muy cerca de allí nació el depuesto líder libio Muamar Gadafi, y, a pesar de que desde hace cuatro semanas está bajo el ataque constante de las fuerzas de las autoridades interinas, la ciudad sigue siendo todavía el último gran bastión del exmandatario.

Sin embargo, su suerte parece estar a punto de cambiar. Y aunque esta afirmación ya fue hecha en repetidas oportunidades, ahora, que sólo quedan allí un puñado de hombres leales a Gadafi, parece estar más cerca de ser una realidad.

Según le dijo un comandante antigadafista al corresponsal del periódico británico The Guardian "son unos cien combatientes o quizá unos pocos más los que nos están ofreciendo resistencia".

Hay quienes estiman que el número es mayor, pero no superior a doscientos.

Pero aunque son pocos y ahora están acorralado en una zona de la ciudad de no más 750 metros de ancho por 500 de profundidad, a lo largo de la costa, la resistencia que oponen es tan feroz, que el combate se está prolongando por más tiempo del que tenían previsto las nuevas autoridades libias.

clic Video: Denuncian torturas en la nueva Libia

Lucha hasta el final

Algunos han intentando huir junto a sus familias, pero los que quedan, explica un combatiente de las fuerzas antigadafistas "están vestidos de verde. Son soldados reales, no son mercenarios".

Las razones por las que estos hombres defienden Sirte son claras.

Soldados antigadafistas

Los soldados antigadafistas tienen acorralados a los combatientes de Gadafi en un sector de la ciudad.

La toma de la ciudad tiene un peso simbólico, por ser el último bastión de la resistencia.

Sin embargo, lo que no resulta tan claro, es por qué siguen dando batalla cuando ya no están en capacidad de retomar el control de la ciudad y el país ya está en su mayoría en manos de Consejo Nacional de Transición (CNT)

En opinión del jefe militar de la OTAN, Almirante Giampaolo Di Paola, las fuerzas de Gadafi están actuando como una "bestia furiosa" que se ve acorralada.

Di Paola dijo estar "sorprendido por su capacidad de resistencia", sobre todo por que tienen los suministros cortados. Y, además, lo consideró sorprendente, porque, tanto desde el punto político como militar, "el resultado no cambiará ni tendrá influencia alguna sobre el conflicto".

Un comandante del CNT aseguró que las fuerzas de Gadafi ya no están usando artillería pesada y que parecían estar perdiendo cohesión dentro del grupo.

"Hemos notado que ahora cada hombre lucha por sí mismo", señaló Baloun al-Sharie. "Tratamos de decirles que ya es suficiente, que deben rendirse, pero no hay caso".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.