Voto castigo a Evo Morales

Última actualización: Lunes, 17 de octubre de 2011
elecciones judiciales en bolivia

Eran las primeras elecciones judiciales por voto popular que se hacían en el mundo, y para las autoridades de Bolivia, que implementaron el sistema, se trataba de un avance en la participación democrática y una garantía de un sistema judicial más imparcial.

Sin embargo, los resultados preliminares del sufragio realizado el domingo por primera vez en la historia en el país andino sugieren que la mayoría de los bolivianos no compartió el sentir del gobierno de Evo Morales.

Cerca del 60% de los 5,2 millones de ciudadanos que participaron de forma obligatoria en los novedosos comicios votó nulo o en blanco para llenar los más altos cargos judiciales del país, según datos extraoficiales divulgados por la cadena de televisión ATB.

Según la oposición –que había promovido el "voto castigo"- la elección de jueces se transformó en un referendo sobre el mandato de Morales y fue su primera derrota en las urnas desde 2005.

"La gran mayoría del país se ha pronunciado contra una gestión caracterizada por la soberbia y el autoritarismo, la ineficiencia y la improvisación, el prebendalismo y la corrupción", acusó el líder del centroizquierdista Movimiento Sin Miedo, Juan del Granado, ex aliado de Morales.

Por su parte, el ex candidato presidencial de la opositora Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, dijo que "el presidente tiene que escuchar este mensaje, (…) que nadie es dueño de Bolivia".

Doria Medina advirtió que Morales "no puede posesionar a autoridades que no tienen legitimidad".

No obstante, lo cierto es que -más allá de las críticas- la elección del domingo definirá quién ocupará los 28 cargos en los principales cuatro tribunales del país, ya que los seleccionados son elegidos por mayoría simple, según establece la Constitución de 2009 que incorporó el innovador sistema de voto.

Alta participación

"Estamos convencidos que con el voto del pueblo boliviano vamos a seguir mejorando la Justicia. Quienes intentaron boicotear estas elecciones fracasaron"

Evo Morales

Mientras tanto, algunos advierten que lo que se interpreta como una derrota del gobierno no puede leerse como una victoria para la oposición.

Por ahora el mandatario eludió hacer referencia a los resultados de la elección, que se conocerán oficialmente en dos semanas.

Pero, en un breve discurso el domingo, el jefe de Estado resaltó la alta participación ciudadana en el proceso electoral (que según el Tribunal Electoral alcanzó el 80%) y lo interpretó como un aval de la ciudadanía a la elección popular de jueces.

"Estamos convencidos que con el voto del pueblo boliviano vamos a seguir mejorando la Justicia. Quienes intentaron boicotear estas elecciones fracasaron", sentenció Morales.

El presidente admitió, sin embargo, que había faltado "mayor información" sobre el sufragio, algo que fue muy criticado por quienes se oponían a estos comicios.

El analista Carlos Toranzo, economista y politólogo de la Fundación Friedrich Ebert-Stiftung (FES), aseguró a BBC Mundo que el 98% de la población no conocía quiénes eran los candidatos, algo que -en su opinión- explicó en parte la alta cantidad de votos nulos y en blanco.

Los cerca de 120 postulantes fueron seleccionados por el Congreso -que está dominado por el oficialista Movimiento al Socialismo (MAS)- y se les prohibió hacer campaña privada, por lo que debieron limitar su exposición mediática a los espacios repartidos de forma equitativa en radio, TV y prensa.

Para los defensores de la elección, eso garantizó que hubiera una igualdad de oportunidades entre los candidatos y evitó que quienes tenían mayores recursos tuvieran una ventaja.

Indignados

centro de votación en Bolivia

La oposición boliviana pidió votar blanco o nulo para boicotear las elecciones.

Para Toranzo, los resultados del comicio no deben ser leídos como un triunfo de la oposición y un aval a su campaña, sino como un "rechazo ciudadano a la concentración de poder y a la forma en la que se llevó a cabo la elección de jueces".

"Al igual que en el resto del mundo, en Bolivia también hay indignados", dijo el analista, quien enumeró el fallido "clic gasolinazo" de diciembre pasado (un frustrado intento por elevar los precios del combustible) y el actual clic rechazo indígena contra un proyecto vial del gobierno, como dos temas que cansaron a la ciudadanía.

En cambio, otras personas lamentaron que cuestiones políticas empañaran un proceso que aspiraba a formar un sistema judicial más imparcial.

Kathryn Ledebur, de la Red Andina de Información, una ONG fundada por extranjeros en Bolivia, que promueve los derechos humanos y la justicia social, acusó a la oposición de "politizar" el comicio.

Ledebur dijo a BBC Mundo que si bien el voto popular para elegir jueces no era un sistema perfecto era "mucho mejor de lo que había antes", ya que el proceso anterior -por el que todos los jueces eran nombrados por el Congreso- era regido por "cuotas políticas".

"La oposición acusaba a Morales de querer debilitar a la Justicia pero ahora ellos han debilitado a la Justicia al quitarle legitimidad a los jueces, que serán designados a pesar de tener pocos votos a favor", afirmó.

Según la analista, los detractores del presidente crearon "un área gris" ya que criticaron este sufragio, pero no propusieron una alternativa superadora para crear un Poder Judicial independiente.

Ledebur señaló que habrá que esperar hasta que asuman los nuevos magistrados, a comienzos de 2012, para ver si el pueblo acepta al renovado sistema judicial.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.