Cómo se ilustró La Alegría del Sexo

Última actualización: Domingo, 30 de octubre de 2011

Hace 40 años, un editor londinense estaba trabajando en un manual sexual pionero: una guía gourmet del placer sexual, con abundantes y detalladas ilustraciones. Pero, ¿cómo hacerlo respetando el buen gusto y sin violar las leyes?

Si uno piensa en La Alegría del Sexo probablemente recordará la imagen de un hombre con una barba poblada y una mujer con pelo en las axilas.

No es una fotografía, pero sí lo más cercano a ello en tinta.

Extractos de La Alegría del Sexo

  • "El sexo es el juego de adultos más importante. Si no se puede relajar con el sexo, nunca podrá"
  • "Cocinar a la altura de un chef no sucede naturalmente... es difícil hacer mayonesa sin la receta... con el sexo Cordon Bleu, como lo definimos, pasa lo mismo"
  • "Planee sus menús. Nadie quiere una comida de siete platos todas las veces"
  • "Desodorante: Prohibido. El único desodorante permitido es agua y jabón"
  • "Dejando los gustos personales aparte, no veo ninguna razón para que pares de amigos no puedan hacer el amor juntos: muchos lo hacen"

Fuente: La Alegría del Sexo, edición 1972

En el Reino Unido de los años '70, las fotografías habrían sido demasiado subidas de tono pero ¿ilustraciones basadas en fotografías? Quizás la sociedad ya estaba lista para eso.

"Estabamos un poco nerviosos cuando aceptamos esta comisión", recuerda Chris Foss, uno de los ilustradores del libro.

"El editor tuvo que firmar un contrato en el que confirmaba que pagarían por los gastos de nuestra defensa si algún fastidioso decidía armar problema", le dice a la BBC.

En el verano de 1971, el juicio contra la revista Oz había acaparado la atención de los británicos. Los editores de la satírica publicación fueron hallados culpables de obscenidad por publicar una parodia sexualizada de un personaje de historias cómicas para niños, el oso Rupert.

Además, habían pasado apenas 11 años desde que la editorial Penguin había enfrentado cargos de obscenidad por publicar el texto completo de la novela de DH Lawrence "El amante de Lady Chatterley", incluyendo palabras soeces y descripciones de los encuentros sexuales entre la dama y su guardabosques.

Pero a Penguin la habían juzgado inocente gracias al mérito literario de la obra, así que el director artístico de La Alegría del Sexo, Peter Kindersley, calculó que la calidad del trabajo artístico protegería a los editores.

Con lujo de detalles, los dibujos mostraban genitales y numerosas posiciones sexuales, pero también eran artísticas y de buen gusto.

Aparecían además varias imágenes históricas de India y Japón.

"Había cierta preocupación por cuán explícitas eran las ilustraciones y por eso pensamos que pondríamos algunas de esas imágenes antiguas como amortiguador", recuerda Kindersley.

"De cierta manera, nos estabamos vinculando con el pasado... Queríamos que el libro diera la sensación de que estaba relacionado a una larga tradición de ilustraciones explícitas", señala, en conversación con la BBC.

Posiciones

Pero antes de que los artistas pudieran empezar a trabajar, el equipo tuvo que encontrar modelos que posaran para ellos.

El plan A, explica Kindersley, era usar modelos del barrio Soho de Londres, el nido de la industria sexual de la capital británica.

Ilustración de La Alegría del Sexo

Al modelo no le daban mucho tiempo para descansar entre actos sexuales.

"Encontramos mucha gente que empezó a posar, pero a mitad de camino nos pedían que les pagáramos 100 libras más... era un caos completo".

Hubo cierta dificultad para encontrar un plan B viable. Cuando el proyecto estaba llegando a un callejón sin salida, fue el otro ilustrador del libro, Charles Raymon -responsable del color de las obras- quien los rescató: se ofreció de voluntario para ser el modelo con su esposa alemana Edeltraud.

Chris Foss, quien era el encargado de las ilustraciones en blanco y negro, tomó las fotos. El autor del libro, Dr Alex comfort, les había dado decenas de posiciones para representar y las pusieron en escena durante dos frenéticos días de principios de 1972.

Era época de huelgas en el Reino Unido así que no tenían muchas horas de electricidad antes de que los cortes los dejaran a oscuras.

"Le decíamos a Charlie '¡sólo nos quedan 20 minutos!' y el pobre decía '¡lo siento tanto!' y le tocaba estar listo para el próximo acto sexual... así que fue algo tenso, pero funcionó", recuerda Foss.

Con la misma actitud se hizo la post producción.

"Me acuerdo de Chris y Charles llegando a la oficina con todas esas fotos absolutamente explícitas", dice Kindersley.

"Y nos pusimos a escoger, diciendo cosas como: 'ésta es una buena foto de atamiento erótico' o lo que fuera".

"Lo que nunca dijimos fue: 'no podemos poner esto en el libro'".

Deleite

Manuales antiguos

  • China: Se piensa que el emperor Huang-Ti escribió el primer manual sexual hace 4.500 años
  • Roma antigua: El poeta Ovidio escribió El Arte del Amor hace unos 2.000 años, aunque era más una guía para conseguir amantes y mantenerlos que un manual de sexo
  • India: El Kama Sutra, que se cree fue escrito por el filósofo Vatsyayana en el siglo III, incluye una sección detallada sobre el sexo
  • Mundo árabe: El Jardín Perfumado del Deseo Sensual de Muhammad ibn Muhammad al-Nafzawi fue escrito en Túnez en el siglo XV y a veces se le llama "el Kama Sutra árabe"

Las fotos deleitaron al autor Alex Comfort, en parte porque Charles y Edeltraud se veían tan naturales, absortos en su relación sexual privada.

"Lo maravilloso de Charles y su esposa es que eran completamente auténticos", dice Kindersley.

"Era algo que realmente estaba sucediendo, no era algo pretendido, y a Alex le gustó mucho eso".

Comfort había estado pasando mucho tiempo en California, donde observó una permisividad sexual que pensó pasaría a ser lo normal en todas partes.

Visitaba frecuentemente el Sandstone Ranch, una especie de retiro para aventuras sexuales, donde la ropa se usaba poco y el sexo con diferentes parejas era la norma.

Su mensaje en el libro -que marcó una nueva orientación respecto a los escritos anteriores al respecto- era que el sexo y la experimentación sexual eran divertidos.

Las diferentes posiciones reproducidas por Charles y Edeltraud eran comparadas a los diferentes platos de una comida.

No obstante, él también estaba ansioso por las posibles repercusiones, como que le retiraran su licencia médica. Así que se presentó en la edición original como un editor, diciendo que una pareja anónima le había entregado el texto, que él sólo lo había afinado y contextualizado.

Alex Comfort

El doctor Comfort le tenía temor a las repercusiones de la publicación del libro.

Pero no hubo repercusiones. El momento en el que se publicó el libro fue perfecto y la combinación de un mensaje sexual liberal y atrevidas pero inofensivas imágenes fue un éxito instantáneo.

Cuando fue a las ferias de libros en todo el mundo, la respuesta fue "eléctrica", según Kindersley, y muchas de las grandes editoriales se interesaron.

Por supuesto que hubo algunos rechazos. El que mejor recuerda es el de la revista para hombres estadounidense Playboy, a la que le pareció que las mujeres eran demasiado peludas para su gusto.

La Alegría del Sexo vendió 10 millones de copias en todo el mundo, 5 de esos millones sólo en Estados Unidos, donde permaneció en la lista de más vendidos del New York Times durante una década.

La nueva alegría

La Alegría del Sexo que se vende hoy en día es un libro muy distinto al original.

Su mensaje de amor libre no se conjugó muy bien con la llegada del VIH/sida y Comfort mismo adaptó el texto dadas las circunstancias.

Luego, en 2008, el libro fue actualizado por la psicólogo Susan Quilliam, quien le añadió la perspectiva sexual femenina.

Las ilustraciones también han cambiado, intentando volverlo más actual.

"El hombre barbudo era un ícono de los '70s", señala Quilliam.

Ternura

Chris Foss no ha vuelto a ver las ilustraciones originales en blanco y negro que él hizo para el libro hace casi 30 años.

"Yo creo que el hecho de que se amaban tiene algo que ver con que fuera tan exitoso"

Chris Foss

Solía hacer hasta tres portadas de libros a la semana así que éste, en esa época, no fue más que otro encargo.

"En retrospectiva, fue una obra seminal, pero en esa época uno no se daba cuenta".

¿A qué le atribuye el éxito del libro?

Antes de contestar lo ojea y se detiene en una imagen de Charles y Edeltraud estirados sobre una alfombra después del coito.

"Es muy tierno, ¿no? Obviamente tienen una relación. Uno se da cuenta por la manera en la que ella está recostada".

Hace una pausa y añade: "Yo creo que el hecho de que se amaban tiene algo que ver con que fuera tan exitoso".

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.