Irán: Guardias Revolucionarios golpeados por tres explosiones en un año

Líder Supremo de Irán Ayatola Jamenei y Guardias Revolucionarios Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Los Guardias Revolucionarios han emergido como una fuerza militar y económica en el Irán de nuestros días.

Una base militar iraní perteneciente a los Guardias Revolucionarios fue remecida por dos explosiones, el sábado. Hasta el momento, se sabe de 17 víctimas. En 2010, otra explosión se cobró la vida de 18 Guardias.

La base militar de Bibganeh, cerca de la ciudad de Karaj, donde ocurrieron las detonaciones, se encuentra a unos 20 kilómetros al oeste de la capital iraní, Teherán.

Kaveer, residente de Karak, le dijo a la BBC que el ruido había sido "ensordecedor."

Los estallidos destrozaron los cristales del vecindario residencial de los suburbios del oeste de Teherán. Según testimonios, el estruendo se sintió incluso en el centro de la capital.

Ambulancias y un helicóptero han sido despachados hasta el lugar del siniestro.

Los Guardias Revolucionarios de Irán reconocieron, en su sitio web, que el depósito de municiones les pertenecía.

Un portavoz del grupo de elite dijo que las explosiones habían ocurrido mientras las tropas estaban trasladando municiones.

Confusión

En principio, las explosiones fueron atribuidas a una estación de gas comprimido para vehículos, pero el ministerio del Petróleo desmintió la información.

Las fuerzas armadas iraníes disponen de numerosas bases militares en la periferia de Teherán.

Los Guardias Revolucionarios representan un ejército ideológico de élite del gobierno iraní y fueron creados en 1979, tras la Revolución Islámica, para defenderla tanto de enemigos internos como externos.

En años recientes, han surgido como una poderosa fuerza militar y económica en Irán.

Ésta no es la primera vez que los Guardias Revolucionarios se ven afectados por un accidente de este tipo.

En 2010, otra explosión, esta vez en un depósito de municiones de la ciudad de Khorramabad, en el oeste del país, cobró la vida de 18 de sus miembros y dejó decenas heridos.

Contenido relacionado