La polvareda que levantó Blatter al negar que hay racismo en el fútbol

Última actualización: Jueves, 17 de noviembre de 2011
Joseph Blatter

"A veces se dicen cosas en el calor del momento", sostiene Blatter.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, está de nuevo en el centro de la polémica. Esta vez lo que le ha hecho ser el blanco de las críticas han sido unas declaraciones en las que minimiza la existencia del racismo en el fútbol.

"Tal vez en un partido algún jugador diga algo o realice algún gesto que resulte ofensivo. Pero el otro jugador debería pensar que se trata de un juego, y al acabar ambos deberían darse la mano", expresó Blatter en una entrevista al respecto.

Poco después, el presidente de la FIFA escribió en su clic cuenta de Twitter que el racismo no tiene cabida en el fútbol y que en la FIFA se han llevado a cabo enormes esfuerzos para eliminarlo.

"El racismo y la discriminación de cualquier tipo no tiene cabida en el fútbol. Lo he dicho en otras ocasiones, y lo repetiré una y otra vez. Sin embargo, y no es una excusa a lo dicho, a veces se dicen y hacen cosas en el calor del momento", afirmó.

Pero estas declaraciones no le han servido para acallar la polémica, especialmente en el Reino Unido donde dos destacados jugadores están siendo investigados por supuestamente haberse dirigido con insultos racistas a sus rivales en la Liga Premier.

El uruguayo Suárez, acusado de racismo

Jugador uruguayo Luis Suárez

Suárez podría recibir una fuerte sanción por supuestos insultos racistas.

Uno de ellos es el uruguayo del Liverpool Luis Suárez que este miércoles fue acusado por las autoridades futbolísticas de hacerle comentarios racistas al jugador del Manchester United Patrice Evra.

Su club emitió un comunicado en el que explica que el delantero se declara inocente y que el Liverpool lo respalda completamente.

El otro jugador que está siendo investigado por la misma causa es el capitán del Chelsea, John Terry.

Supuestamente Terry insultó al defensa Anton Ferdinand. Quizás por eso, uno de los primeros futbolistas británicos que levantó la voz contra las declaraciones de Blatter fue el hermano de este, Rio Ferdinand, que juega en el Manchester United.

"Díganme que acabo de leer mal los comentarios de Blatter. Si no, estoy estupefacto", escribió el futbolista en clic su cuenta de Twitter. Poco después le mandó un mensaje directo al presidente de la FIFA en el que le reciminaba su condescendencia con el racismo en el terreno de juego.

"¿Si los seguidores cantan lemas racistas y luego nos dan la mano está bien?, sostuvo Ferdinand que también lamentó sentirse decepcionado por "haber pensado que el fútbol jugaba un papel importante en contra del racismo".

Metida de pata

Rio Ferdinand no ha sido el único jugador en censurar las palabras de Blatter. Pero además de futbolistas, el grupo antirracista "Kick it out" (Patéalo fuera) aseguró que los comentarios de Blatter revelan un fallo preocupante de liderazgo.

"Comentarios como este no ayudan en el objetivo de que el fútbol esté libre de racismo y que sea una zona libre de discriminación", dijo la organización en un comunicado.

El especialista en Deportes de la BBC James Pearce indicó que esta ha sido una de las peores metidas de pata del presidente de la FIFA, al recordar que hizo los comentarios el mismo día en el que la federación de fútbol inglesa (FA) abrió el expediente a Luis Suárez.

"La FA está adoptando una postura firme respecto al racismo y esto podría llevar (a los jugadores investigados) a una dura sanción. Si declaran a alguien culpable de racismo estoy seguro de que la federación lo castigará duramente", concluyó.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.