Crisis del euro: riesgo social para América Latina

Euro Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Los especialistas creen que la región está fiscalmente mejor que Europa para responder a una crisis fuerte.

La crisis económica europea que comenzó a impactar en América Latina supone un riesgo de retroceso en la lucha contra la pobreza, un área donde la región logró recientemente avances históricos, advierten expertos.

Juan Carlos Feres, un especialista en pobreza de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), advirtió que la región está en una situación peor para contener el impacto social de una crisis externa que en el terremoto financiero global de 2008 tras la quiebra de Lehman Brothers en Estados Unidos.

"Es más probable que en esta oportunidad haya un impacto mayor", dijo Feres a BBC Mundo, aunque explicó que eso dependerá de las características de la crisis y la duración que tenga, algo aún incierto.

¿A prueba de crisis?

Actualmente, 30,4% de la población latinoamericana está bajo la línea de pobreza, estimó la CEPAL la semana pasada, lo que supone un avance social extraordinario respecto a 1990, cuando la tasa era de 48,4%.

De hecho, América Latina tiene hoy su menor porcentaje de pobres desde que empezaron a elaborarse estadísticas más o menos confiables en los años '70 y "probablemente jamás", consignó la revista británica The Economist.

Los especialistas también creen que la región, que en su bonanza económica reciente acumuló ahorros y lanzó programas contra la pobreza, fiscalmente está mejor que Europa para responder a una crisis fuerte.

Sin embargo, Feres descartó que estos grandes progresos sociales latinoamericanos traigan garantizado un blindaje contra choques económicos del exterior. "Lo que uno debiera concluir de entrada es que no, no son a prueba de crisis", dijo.

Margen reducido

Durante la crisis financiera global de 2008 y 2009, América Latina sufrió un estancamiento temporal en sus avances contra la pobreza.

Pero en 2010 casi todos los países de la región lograron recuperar la tendencia de reducción de la pobreza gracias a programas sociales y medidas económicas específicas, por ejemplo de estímulo al empleo.

"El punto es que lo que permitió encarar con éxito esa crisis no son todos factores que operen de manera permanente", advirtió Feres. "El espacio fiscal se ha reducido: los recursos que estaban disponibles en esa fecha fueron ocupados y no han sido repuestos en la misma magnitud".

"Si se reeditara en el curso de 2012, por ejemplo, una crisis de alcances similares, muy probablemente la región o algunos países de la región no estarían en las mismas condiciones para hacer frente a esa crisis", dijo.

"Vulnerabilidad"

Entre los países que aparecen como más vulnerables, Feres mencionó a los centroamericanos y a Bolivia, Ecuador y Paraguay, pero dijo que también Brasil, México, Perú o Chile "pueden sufrir impactos importantes".

Media playback is unsupported on your device

"Si uno junta los factores que generan mayor grado de vulnerabilidad, quizás lo que debiera concluir es que por una razón u otra ningún país de América Latina está completamente blindado", apuntó.

Augusto de la Torre, economista jefe del Banco Mundial para América Latina, también dijo en una entrevista reciente con BBC Mundo que los parachoques macroeconómicos y sociales de la región pueden ser insuficientes ante una gran crisis, pero están mejor que en décadas pasadas.

"Si el choque externo es enorme, tal vez los amortiguadores que tenemos no den abasto", comentó.

Herramientas a mano

De todos modos, los expertos creen que los países de la región aún tienen espacio para acicatear sus economías con medidas fiscales y reducciones de tasas de interés que aumenten la actividad y el consumo.

Algunos gobiernos latinoamericanos tienen además sistemas robustos de transferencias condicionadas de dinero a familias de bajos recursos, por ejemplo a cambio de asistencia escolar o control de salud de los niños.

Esos programas cuestan a los países una inversión promedio de apenas medio punto del PIB, según el Banco Mundial, y en ciertos casos se apoyan en mapas que identifican los segmentos de la población más vulnerables.

"Hay espacio para que ese también sea un amortiguador en caso de que el mundo se torne difícil", dijo De la Torre.

"La gran incógnita"

Brasil es uno de los países latinoamericanos que ha logrado mayores avances sociales recientes, con estudios que indican que unos 24 millones de personas salieron de la pobreza entre 2003 y 2011.

Pero esta semana Brasil informó que su economía paró de crecer entre julio y septiembre, en buena medida debido a la menor demanda global causada por la crisis de la deuda europea.

Marcelo Neri, jefe del centro de políticas sociales de la Fundación Getúlio Vargas, con sede en Río de Janeiro, recordó que en Brasil los efectos de la crisis de 2008 fueron más fugaces que en el pasado: la pobreza aumentó 6% en enero de 2009 pero en febrero volvió a los niveles previos.

Aunque consideró que es probable que ahora acontezca lo mismo, dijo que en términos económicos el segundo choque de una crisis suele ser amplificado por los efectos del primero.

"Tal vez los espacios de maniobra en Brasil no sean tan grandes, pero las habilidades de conducción de quienes van a tener que usar esos espacios sean mejores", dijo Neri a BBC Mundo y recordó que las autoridades ya tomaron medidas de contención.

Feres sostuvo que en general los gobiernos latinoamericanos son más proclives que antes a activar todos los mecanismos a su alcance para mitigar los efectos sociales de una crisis, pero igual se desconoce qué pasara con la pobreza en la región el año próximo.

"Qué va a suceder en 2012 es la gran incógnita, porque (eso) viene de la mano de si hay o no crisis y la profundidad que esa crisis pueda llegar a tener en América Latina", explicó.

Contenido relacionado