Claves para entender las primarias republicanas

candidatos republicanos Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Los candidatos republicanos se preparan para un proceso que durará varios meses.

Este martes, en el estado de Iowa, comenzó el largo camino para elegir el candidato republicano que competirá contra Barack Obama en las elecciones presidenciales estadounidenses de noviembre.

El proceso es complejo y enrevesado. Por ello, BBC Mundo le presenta las preguntas clave que usted deberá conocer para poder seguir de cerca este proceso.

¿Cómo funciona el proceso?

Las elecciones primarias del partido Republicano son el proceso en el que sus seguidores en cada uno de los 50 estados y seis territorios adicionales de Estados Unidos deciden qué candidato les gustaría que fuera su representante en las elecciones presidenciales, que se celebrarán en noviembre de este año.

El proceso de elección es indirecto. En otras palabras, los electores no eligen directamente a su candidato, los que eligen son los partidos.

Cada estado cuenta con un número determinado de delegados que tienen el derecho a participar en la Convención Nacional del Partido, donde el aspirante que recibe el mayor número de votos por parte de los delegados es nombrado oficialmente.

Esta convención, donde habitualmente se presenta en público a la fórmula vicepresidencial, se celebrará en Tampa (Florida) a finales de agosto de 2012.

En las primarias, los electores eligen a sus delegados para la Convención. En términos generales, cuantos más electores voten por un candidato determinado en un estado, mayor será el número de delegados que será enviado de ese estado a la Convención.

Aunque la convención es el acto oficial de presentación del candidato, es común que por el calendario de las primarias, su nombre se conozca extraoficialmente antes de la convención gracias al número de delegados que prometieron su apoyo a determinado candidato.

¿Cuáles son las diferencias entre Caucuses y Primarias?

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption En la Convención Nacional Republicana de 2008, fue elegido oficialmente John McCain.

Las elecciones primarias se celebrarán a partir de enero y hasta mediados de año.

Comienzan tradicionalmente con un caucus en Iowa (el 3 de enero de 2012) y unas primarias en New Hampshire (el 10 de enero).

Hay diferencias claras entre estas dos formas de elección.

Las elecciones primarias son organizadas por los gobiernos locales y estatales e implican que los miembros con derecho a voto vayan a las urnas.

Los caucuses son organizados por los partidos y varían entre cada estado.

En la mayoría de estados que organizan caucuses, como en Iowa, los votantes se encuentran en casas privadas, colegios y otros edificios públicos para discutir sobre los candidatos y sus propuestas.

Luego eligen a sus delegados para la convención del condado, que a su vez eligen a sus delegados para la convención estatal, donde se escogen los delegados para la convención nacional.

Los caucuses republicanos normalmente se realizan a través de un voto secreto.

¿Por qué el proceso empieza en los estados de Iowa y New Hampshire?

No hay una razón en particular para que las primarias comiencen en estos estados pequeños.

A veces se argumenta que no merecen ser los primeros, porque no son una población representativa de Estados Unidos. Son pequeños (especialmente New Hampshire), no tienen ciudades grandes y sus poblaciones no son étnicamente muy diversas.

El contraargumento es que ambos estados tienen votantes educados políticamente, que podrían interrogar a los candidatos con preguntas difíciles.

Electoralmente los estados con más delegados (como Texas o California) tienen más peso político que los estados pequeños, pero estos últimos juegan un rol significativo.

Iowa y New Hampshire, por ejemplo, atraen mucha atención mediática y un resultado inesperado por parte de un candidato puede catapultar o prácticamente sepultar sus aspiraciones.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de un proceso tan largo?

Dedicar varios meses a cruzar el país de un lado para otro encontrándose con los posibles electores es una prueba de las fortalezas y debilidades de un candidato, y les ofrece a los estadounidenses muchas oportunidades para decidir cuál político les gusta más.

Además, un candidato poco conocido a quien le va bien en las primeras primarias tiene la oportunidad de atraer apoyo financiero y organizar una campaña fuerte.

Cuanto más corta sea la campaña, menos tiempo tiene un candidato de dar una sorpresa.

Sin embargo, una temporada larga de primarias puede significar que el candidato eventual tiene menos tiempo para prepararse para la elección general contra el candidato del partido contrario, que en este caso será Barack Obama.

¿Qué es el Supermartes?

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Barack Obama no tiene contendiente en el partido demócrata y ya está en marcha su campaña para la reelección.

La temporada de primarias y caucuses está esparcida durante varios meses, pero durante un día en particular -el llamado Supermartes- varios estados llevan a cabo sus elecciones al tiempo.

Esto significa, por el número de delegados que deciden este día, que el Supermartes es un indicio claro de las intenciones electorales generales.

Esta práctica comenzó en los años '80 y el Supermartes de 2012 se realizará el 6 de marzo de 2012 con la participación de al menos diez estados.

En 2000, 16 estados tuvieron sus primarias el 7 de marzo, en los que se definió la intención de 60% de los delegados.

En 2004, el Supermartes se dividió en dos partes. Hubo un Minimartes (o Supermartes I) el 3 de febrero, después de un Supermartes II el 2 de marzo. California, Ohio y Nueva York -los tres con un alto número de delegados- votaron en la segunda fecha.

El 5 de febrero de 2008, 24 estados participaron en el llamado "Super-duper-martes", incluyendo California, Nueva York, Illinois y Nueva Jersey.

¿Los demócratas tienen primarias?

Técnicamente, sí. Pero como en esta oportunidad todavía no hay un contendiente al presidente Barack Obama, el proceso es meramente formal.

Nada impide a un candidato demócrata postularse como candidato, pero es muy poco probable que haya una oposición fuerte al presidente actual en su propio partido y ya está en marcha su campaña para la reelección.

De ahí que, en comparación con los republicanos, los demócratas tendrán poca actividad en los primeros meses de 2012.

Se estima que su Convención Nacional, en la que decidirán formalmente su apoyo a Obama, será a principios de septiembre en Carolina del Norte.