Los gobiernos que reescriben su historia

Última actualización: Jueves, 5 de enero de 2012

El último fue el gobierno de Chile, cuyo Consejo Nacional de Educación (CNE) aprobó el cambio de la expresión "dictadura militar" por la de "régimen militar" en los libros de texto, pero a lo largo de la historia han sido muchísimos los gobiernos que han "revisado" su pasado.

Alguien dijo que la historia la escriben los vencedores, y es que hace mucho que el poder se dio cuenta de que a través de la interpretación de la historia se pueden crear opiniones.

Es difícil imaginar lugares en los que esto no se ha hecho, pero algunos ejemplos ponen más de relieve la capacidad de ciertos gobiernos de reinterpretar su pasado.

BBC Mundo le muestra algunos casos.

Vietnam

La invasión a Camboya

En 1978, y tras una serie de escaramuzas en la frontera, Vietnam lanzó una invasión a gran escala en Camboya, en un intento por hacer realidad su plan de tener un mayor control sobre la antigua Indochina.

"Los libros de textos hablan de la 'liberación' de Camboya, mientras que la realidad fue una invasión para echar al régimen de los jemeres rojos, demasiado cercano a China para las autoridades vietnamitas", dijo a BBC Mundo Giang Nguyen, del servicio vietnamita de la BBC.

Monumento a la amistad entre Vietnam y Camboya en la capital camboyana

"Tampoco suele aparecer nada en los libros de historia de los miles de soldados vietnamitas que murieron en la contienda. Realmente no hay números oficiales", añadió.

Tras la invasión a Camboya, China respondió atacando a Vietnam, pero esa parte de la historia está siendo obviada en la actualidad debido al nuevo acercamiento entre ambas partes. "En algunos libros de texto da la impresión de que borraron de un plumazo todo el episodio" asegura Nguyen.

Rusia

Putin y el estalinismo

Cementerio en memoria de las víctimas del estalinismo en Moscú

Desde la época de Stalin, los gobiernos rusos han estado siempre muy interesados en la historia. Se cree que el propio Stalin escribió un libro de historia, cuyos conceptos fueron usados por numerosas universidades y escuelas hasta finales de los 80. Se trataba de un libro centrado en Rusia, que no hacía demasiado hincapié en las demás repúblicas soviéticas.

Tras la Segunda Guerra Mundial esta versión oficial de los hechos fue la dominante: se calificó a la guerra como un conflicto predominantemente ruso-alemán y se obviaron episodios de la guerra fría.

"No hay ninguna mención en los libros de texto soviéticos sobre el gulag. Para la historia soviética las millones de personas enviadas a Siberia, que fueron tratadas como esclavos y que murieron por miles en los campos, jamás existieron" cuenta Mark Grigoryan, del servicio ruso de la BBC.

Todo comenzó a cambiar tras la caída de la URSS. "Por supuesto no fue fácil para los comunistas conceder que Stalin no fue un gran estratega y que el progreso del país, de los trabajadores y campesinos estaba basado en cierto punto en la esclavitud de los gulags. El camino de la clarificación histórica postsoviética es un largo y difícil proceso", dijo Grigoryan.

En épocas recientes, Vladimir Putin llegó a declarar que "el colapso de la URSS fue la tragedia más grande del siglo XX", y una vez aseguró que Stalin no fue un dictador sino "un administrador efectivo".

En 2009 Medvedev ordenó la creación de una comisión para combatir "la incorrecta representación de la historia". Los miembros de la comisión fueron elegidos entre toda clase de profesionales, aunque solo dos de ellos eran historiadores.

Estados Unidos

El intento de Texas

En 2010 hubo un intenso debate en el seno de la Junta de Educación de Texas, encargada de elaborar el curriculum de historia para las escuelas del estado.

En Texas hubo serios debates por el mantenimiento de los valores estadounidenses en los libros de textos del estado

Algunos de sus miembros conservadores quisieron reescribir el programa, y hacer especial hincapié en que los padres fundadores de la patria y los autores de la constitución quisieron que los Estados Unidos fuese una nación predominantemente cristiana, en vez de una que hace una clara separación entre iglesia y estado.

Otra de las sugerencias fue que se diese más atención a la figura de Ronald Reagan, como arquitecto de un resurgir nacional y vencedor de la Guerra Fría, y a instituciones como la Fundación del Patrimonio, la Mayoría Moral (una organización cristiana), o la Asociación Nacional del Rifle.

Quisieron además llevar el cambio fuera del estado, ya que presionaron para que su programa fuese adaptado por otros estados de la unión y para que las casas editoras lanzasen nuevas ediciones.

Turquía

El asunto armenio

Se cree que cientos de miles de armenios murieron en la deportación en masa que llevó a cabo el Imperio Otomano entre 1915 y 1916. La cifra del número total de armenios que perecieron al ser trasladados de Anatolia al desierto sirio es disputada. Los turcos la estiman en 300.000, los armenios en más de un millón y medio.

A pesar de que más de 20 países han reconocido el episodio como genocidio, el gobierno turco sigue negándose a calificarlo como tal.

La masacre está considerada como un evento clave en la historia de Armenia y un acontecimiento que ha ayudado a unir a la diáspora del país.

En Turquía el asunto es controvertido, y el artículo 301 del código penal permite la persecución penal de aquellos que insulten "lo turco".

Numerosos escritores han sido perseguidos con esta base, como el Nobel Orhan Pamuk y Hrant Dink, que fue asesinado en enero de 2007. Ambos autores califican de genocidio la tragedia Armenia.

Muchos expertos consideran el armenio como el primer ejemplo moderno de genocidio, o episodio en el que un poder planea y lleva a cabo de forma sistemática la masacre de individuos de una determinada etnia, religión o raza.

Ucrania

La gran hambruna y la insurgencia ucraniana

Según expertos, la historia reflejada en los libros de textos ucranianos cambia casi con cada gobierno. Bajo el expresidente Yushchenko, prooccidental, existía mucha información sobre la lucha por la independencia de Ucrania de la URSS, pero con la llegada de Viktor Yanukovych las partes que mostraban las sombras rusas fueron borradas.

En los libros de primaria la "gran hambruna" de 1931-1933, donde murieron millones de ucranianos debido en buena parte a la reforma agrícola llevada a cabo por Stalin, fue sustituida por simplemente "hambruna".

Las historias de la insurgencia en la época de entreguerras fueron cortadas y gran parte de la información sobre la Revolución Naranja de 2004, en la que Yushchenko llegó al poder, fue borrada.

En los libros de secundaria el término Segunda Guerra Mundial fue sustituido por Guerra Patriótica, la hambruna se describe como una tragedia, pero no producida por el estalinismo sino por el contexto histórico.

Los líderes insurgentes no son calificados de héroes nacionales ya sino como colaboradores nazis, y la Revolución Naranja está calificada de un proceso espontáneo y caótico en el país.

Monumento a Stalin en Ucrania, ya destruido

En 2010 hubo intentos de escribir una historia conjunta con Rusia, pero los historiadores no consiguieron ponerse de acuerdo en importantes puntos, por lo que el proyecto fue abandonado.

Francia

El gobierno colaboracionista de Vichy

Hasta la llegada a la presidencia de Jacques Chirac, el punto de vista francés sobre Vichy (el gobierno colaboracionista con los nazis desde 1940 a 1944) fue que el régimen fue de carácter ilegal, e impuesto por traidores bajo influencia extranjera.

A pesar de que se reconoce el carácter criminal de Vichy, se niega cualquier responsabilidad del estado francés, alegando que todo lo hecho durante el periodo fue inconstitucional y desprovisto de legitimidad.

El promotor de esta visión fue Charles de Gaulle, que insistía en la poca claridad de la votación que dio el poder a Petain, cabeza del gobierno colaboracionista.

No fue hasta 1995 que el presidente Chirac reconoció en un discurso la responsabilidad de Francia por secundar los proyectos criminales del país invasor, especialmente el papel de la policía francesa y la ayuda prestada para la "solución final" alemana.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.