Reto polar: Cómo ir en bicicleta hasta el Polo Sur

Última actualización: Sábado, 14 de enero de 2012
bicicleta Hanebrink

Skelton planea viajar 805 kilómetros a través de la Antártida.

Tormentas de nieve, ventiscas, zanjas por el hielo, mal de altura, congelación y ceguera de la nieve. Se parecen poco a los obstáculos tradicionales que un transeúnte o un ciclista tradicional enfrenta en un día cualquiera.

Pero es que esta no es una travesía cualquiera. Helen Skelton, presentadora de un programa infantil en el Reino Unido, espera ser la primera persona en utilizar una bicicleta para llegar hasta el Polo Sur. Está planeando viajar 805 kilómetros a través de la Antártida y buena parte de ese trayecto lo hará sobre una bicicleta, así como a pie y en snowkite (es decir, deslizándose sobre la nieve con una tabla arrastrada por una cometa).

Espera completar la travesía, con la que recaudará fondos para un proyecto que lucha contra la pobreza, en 20 días.

Durante estos meses del año, la temperatura promedio en la Antártida es de -25C, pero puede caer hasta -50C. Vientos costeros severos se forman del viento frío que fluye desde la capa de hielo interior. Las velocidades de los vientos pueden alcanzar los 200 kilómetros por hora y promedian los 130 kilómetros por hora.

Adicionalmente, Skelton llevará a rastras, en un trineo, 82 kilogramos de equipaje y suministros.

No es una travesía cualquiera y ella no lleva una bicicleta cualquiera. La bicicleta para hielo Hanebrink es obra de unos diseñadores en Los Angeles que tardaron tres meses en completarla. Dan Hanebrink y Kane Fortune construyen bicicletas híbridas todoterreno que pueden ser utilizadas en todos los ambientes por muchos años.

El reto de Helen Skelton

  • La aventura comienza en 83 grados sur
  • Cubrirá 500 millas (805 kilómetros) hasta el Polo Sur
  • Estará viajando hasta 14 horas al día
  • Cubrirá entre 8 y 40 millas (13 a 64km) al día
  • Tendrá que escalar a alturas de hasta 3.000 metros
  • Quemará hasta 10.000 calorías al día

Antes, trabajaron en una para el explorador y guía polar Doug Stoup. Él quería una alternativa a los esquís que pudiera llevarlo a él con su equipaje por terrenos glaciales. Usó la bicicleta para una travesía de 370 kilómetros en la Antártida.

Con ayuda de la experiencia de primera mano de Stoup, ellos ajustaron el diseño para Skelton. Sin embargo, el reto es para todos los involucrados una novedad.

"La bicicleta nunca ha sido probada en condiciones tan extremas como las que va a experimentar Helen", dice Fortune, de 29 años.

Está diseñada para ser tan minimalista como sea posible, para que sea aerodinámica y requiera poco mantenimiento. En total, pesa unos 20 kilogramos y buena parte del peso se debe a las ruedas. En comparación, una bicicleta de montaña promedio pesa entre 11 y 13 kilos.

"Será maravilloso si lo logra", dice Stoup, quien se encuentra en Chile praparándose para ir a al Antártida para la expedición Ice Axe (una aventura en esquís en los polos).

"Sería la primera expedición en bicicleta al Polo Sur. Recibo llamadas todos los días de aventureros que quieren ir en bicicleta al polo, pero nadie lo ha intentado".

"Cuando yo fui en bicicleta a la Antártida, me vi afectado por una tormenta atípica que me detuvo por cinco días. Experimenté vientos de 160 kilómetros por hora, fue épico. A pesar de eso, monté unos 320 kilómetros y sé que Helen será exitosa".

La presentadora, que el año pasado completó una travesía de 3.200 kilómetros en kayak por el Amazonas, ya se vio afectada por el mal tiempo y postergó el comienzo de su reto. Finalmente pudo empezar el 4 de enero.

"Las personas me dicen que con una bicicleta no debería ser posible llegar al Polo Sur, pero eso hace que esté más empeñada en lograrlo", dice desde Antártida.

"La parte en la bicicleta será realmente difícil. Lo que me gusta de este reto es que 90% de la gente sabe cómo montar en una bicicleta, así que podrá entender de algún modo lo que estoy haciendo".

Entonces, ¿cómo ha sido diseñada la bicicleta de Skelton para que sea capaz de funcionar sobre la nieve?

Las ruedas

Las ruedas son la clave del reto, dice Fortune. Las ruedas hechas a mano y los ejes con rodamientos sellados pesan cada uno una libra (0,45 kilos). Los neumáticos de caucho sin cámara miden 50 centímetros de alto y 20 centímetros de ancho y pesan casi 8 libras cada una (3.6 kilogramos). Bandas de rodamiento de acero están tejidas en su interior para que sean tan duraderas como sea posible.

Los neumáticos están diseñados para sobresalir sobre el aro para generar máxima estabilidad y tracción. También permiten un alto nivel de "flotación". Esto causa que la mayor parte posible de la rueda permanezca sobre la nieve y el hielo, por lo que la bicicleta rara vez se hunde y sólo deja una huella ligera. El área amplia del neumático logra esto al distribuir el peso del ciclista por la anchura de la llanta.

"Se parecen mucho a los neumáticos de los carros de golf. Están diseñados para dejar la menor huella posible para que el cesped en el green de golf no se dañe."

Kane Fortune

"Se parecen mucho a los neumáticos de los carros de golf", dice Fortune. "Están diseñados para dejar la menor huella posible para que el cesped en el green de golf no se dañe".

Skelton será capaz de ajustar la presión del aire en los neumáticos dependiendo del clima. Esto es vital, pues hay muchos tipos de condiciones climáticas relacionadas con la nieve y el hielo. Si se fijan con presión baja, en nieve más firme ella necesitará mayor presión del aire.

Así mismo, ella tampoco tendrá que llevar un kit para reparar un pinchazo, pues es muy poco probable que los neumáticos se pinchen por las bandas de rodamiento de acero.

El marco

El marco también necesita ser tan ligero y aerodinámico como sea posible, así como de larga duración.

Consejos para montar bicicleta en la nieve

  • Deje que salga un poco de aire de sus neumáticos. Así conseguirá más agarre
  • Relaje las manos y los brazos y eche su peso para atrás
  • Haga cambios direccionales de manera progresiva y con todo su cuerpo en la bicicleta
  • Frene temprano y tanto como pueda en una línea recta

Fuente: The Guardian

Está hecho de tubos aeronáuticos de aluminio enterizo, que son tratados con calor para soportar las condiciones más difíciles.

Skelton visitó a los diseñadores en Los Angeles para probar la bicicleta en un túnel de aire. Esto les permitió hacer los ajustes aerodinámicos para que sirvan a varias posiciones de manejo en los violentos vientos de la Antártida. Estos ajustes podrían marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso del proyecto de Helen.

La llanta trasera está ubicada algo más atrás que una bicicleta normal, así que tiene un centro de gravedad más bajo. Esto mejora las habilidades para escalar y hace que la bicicleta sea más estable.

"Para quienes no son expertos, la bicicleta parece muy diferente de las promedio", dice Fortune. "Parece la bicicleta de Batman".

El marco es muy similar al que usó Stoup. Él ayudó a que los diseñadores hicieran ajustes y también entrenó con Skelton.

"La bicicleta está diseñada específicamente para que ruede en nieve suave o arena", dice Stoup. "Entrenamos juntos en el desierto el verano pasado. Eso ayuda porque las temperaturas son tan bajas que la nieve tiene poca humedad y tiene una consistencia parecida a la arena".

Los frenos

Stoup

Stoup usó la bicicleta para una travesía de 370 kilómetros en la Antártida.

El freno de disco ubicado sólo en la parte trasera está diseñado para que se genere la menor resistencia posible a la frenada, al tiempo que ofrece el mayor poder posible al frenar.

Los que se utilizan en esta bicicleta son mecánicos, no hidráulicos. Esto es así porque el fluido que hay en ellos se congelaría en esas temperaturas tan bajas. Los diseñadores también trataron de que la bicicleta requiriera el menor mantimiento posible.

De todos modos, los frenos probablemente no se necesitarán mucho. Para añadir a todos los demás retos, el viaje es cuesta arriba todo el trayecto, dice Stoup.

Mientras está hecha a la medida para el viaje al Polo Sur, la tecnología utilizada puede ser aplicada en otras condiciones extremas.

"El ejército de Estados Unidos utiliza unas bicicletas similares en Medio Oriente", dice Fortune.

Sillas, pedales y manubrio

pedales

Los pedales metálicos están diseñados especialmente para la bota de Skelton.

El sillín está hecho de cuero orgánico extra fuerte con remaches de cobre. "Una silla de plástico se rompería como vidrio en el clima bajo cero de la Antártida", dice Fortune.

Los pedales metálicos están diseñados con correas que especialmente calzan las botas de nieve de Skelton. Esto le permitirá pedalear con poder de 360 grados, como si estuviera utilizando pedales y zapatos para una bicicleta normal.

El manubrio de Skelton está equipado con un clip ajustable al estilo de las bicicletas de triatlón. Gracias a esto, ella podrá ajustar su posición para tener mayor calor, comodidad y aerodinámica cuando lleve varias horas de viaje y bajo condiciones difíciles.

La suspensión de horquilla, hecha a mano y de unos 17 centímetros, también se ajusta a las diferentes condiciones. Pasó varias noches en un congelador para carnes mientras era construida para probar las condiciones climáticas bajo cero durante el proceso de diseño.

"Cuando se habla de cambios, la bicicleta de 21 velocidades es similar a una bicicleta de montaña estándar", dice Fortune.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.