La precisa manera como mata la boa constrictora

Última actualización: Miércoles, 18 de enero de 2012
Boa constrictora matando una rata Foto gentileza Scott Boback

Las boas constrictoras pueden sentir el latido del corazón de sus víctimas.

Las boas constrictoras matan a sus víctimas lentamente, rodeándolas con su cuerpo musculoso y apretándolas hasta causarles la muerte.

Y se trata de una operación de alta precisión, según un nuevo estudio.

Científicos en Estados Unidos descubrieron que las boas saben exactamente cuánto tiempo deben estrujar a sus víctimas. Estas serpientes pueden sentir el latido del corazón de su presa, dejando de apretar sólo cuando cesa.

Los investigadores creen que durante su evolución, las boas desarrollaron mecanismos para percibir señales físicas en los organismos de sus presas.

Esta habilidad es crucial para depredadores como las boas constrictoras, que deben balancear la necesidad de alimentarse con la de gastar energía para apretar sus músculos con la suficiente duración y fuerza para sofocar a su víctima.

Corazones falsos

Los investigadores, dirigidos por Scott Boback de Dickinson College en la Universidad Estatal de Pensilvania, querían determinar si las serpientes podían medir hasta cuándo debían seguir apretando a su presa.

"Muchas personas piensan que estas boas son incapaces de realizar funciones complejas más típicas de los vertebrados, pero nosotros observamos lo contrario"

Scott Boback, Universidad Estatal de Pennsylvania

Los científicos usaron ratas como presas para estudiar el ataque de las boas constrictoras.

Pero Boback y su equipo utilizaron roedores muertos a los que habían implantado corazones simulados, válvulas conectadas a un mecanismo que replicaba la acción de bombear sangre en un corazón saludable.

Cuando la serpiente atacó a su víctima, los investigadores pudieron controlar el corazón falso en forma remota y colocaron también sensores en el cuerpo de la rata para medir la presión ejercida por la serpiente.

Funciones complejas

"No podía creer lo que estaba viendo cuando comenzamos estos experimentos", dijo Boback a la BBC.

Boa constrictora Foto: DAVID AUBREY/SCIENCE PHOTO LIBRARY
  • Las boas constrictoras pueden tener hasta 4 metros de largo y viven hasta 30 años
  • No tienen veneno, sino que utilizan sus dientes en forma de gancho para atrapar a sus víctimas y luego las rodean con su cuerpo musculoso para apretarlas hasta matarlas
  • Atacan una gran variedad de presas, incluyendo roedores, monos y javalíes. Al igual que en el caso de otras serpientes, su maxilar inferior de unión flexible les permite tragar a sus presas enteras

Cuando los científicos prolongaron los latidos del corazón falso, percibieron que "las boas apretaban a las ratas durante un tiempo muy superior al observado en otros ataques".

Cuando el corazón no estaba latiendo, la reacción de las serpientes fue muy diferente. Las constrictoras "atacaban, apretaban, mataban y luego aflojaban la presión".

"La diferencia fue tan clara en uno y otro caso, que supimos que estábamos descubriendo algo interesante", señaló Boback.

De acuerdo a los científicos, "la serpiente siente el latido de su presa durante la constricción. Muchas personas piensan que estas boas son incapaces de realizar funciones complejas más típicas de los vertebrados, pero nosotros observamos lo contrario", señaló el investigador.

El sentido del tacto de estas serpientes podría significar incluso "que estos animales son capaces de cosas que hasta ahora no hemos percibido", explicó Boback a la BBC.

"Podrían por ejemplo utilizar esta habilidad táctil para coordinar los movimientos complejos asociados con el desplazamiento en animales sin extremidades".

El estudio fue publicado en la revista de la academia de ciencias británicas Royal Society Biology Letters.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.