Costa Concordia: temores por un posible desastre ecológico

Crucero Costa Concordia Foto AFP Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Los tanques del crucero Costa Concordia contienen más de 2.000 toneladas de combustible pesado. Uno de los grandes temores es que el navío se quiebre.

Mientras continúa la búsqueda de desaparecidos tras el desastre del crucero Costa Concordia, crece también el temor del posible impacto ambiental de la tragedia.

El ministro de Medio Ambiente de Italia, Corrado Clinia, advirtió sobre el riesgo de un posible vertido de combustible al mar, que podría extenderse a lo largo de toda la costa del Mar Tirreno. "Estamos ante una situación límite porque la nave es inestable. Hay que actuar cuanto antes", señaló Clini.

El navío encalló la semana pasada frente a la isla toscana de Giglio, en la costa mediterránea, con cerca de 3.000 pasajeros a bordo. Se estima que cerca de 2.400 toneladas de combustible se encuentran en los tanques del buque.

Un representante de la compañía holandesa Smit Salvage, encargada de las tareas de extracción del combustible, señaló que serán necesarias entre dos y seis semanas para vaciar los tanques y agregó que la extracción se realizará a través de perforaciones en la chapa de la cisterna.

La organización internacional de defensa de los mares, Oceana, advirtió este jueves que "si bien no sabemos aún con certeza el tipo de combustible utilizado, los más habituales en transporte marítimo son el Fuel nº2 y el Bunker C".

Derechos de autor de la imagen Mom P Dendrinos
Image caption La foca monje del Mediterráneo, en grave peligro de extinción, es una de las especies en la zona afectada. Foto: Mom P Dendrinos

"Son carburantes baratos y poco refinados por lo que emiten a la atmósfera muchas partículas cuando se queman. En cualquier caso, el combustible dentro de la nave implica correr el peligro de que el barco se mueva o se rompan los tanques y, por tanto, se produzca un vertido que podría tener graves consecuencias. Por ello es preferible bombearlo fuera, aunque ello implique riesgo de escapes", dijo a BBC Mundo Ricardo Aguilar, director de investigación de Oceana Europa.

La isla de Giglio es parte de un parque marino considerado uno de los más importantes ecosistemas del Mediterráneo. Los derrames de combustible, aceites y aguas residuales podrían afectar gravemente al área protegida, el mayor parque marino de Italia, y un lugar de gran interés por la presencia de cetáceos, corales y praderas submarinas, señaló Oceana.

"Si los tanques se parten"

Simon Boxall, del Centro Oceanográfico Nacional en el Reino Unido, dijo a la BBC que la carga de combustible en el crucero es equivalente "a lo vertido en medio día durante los peores días del desastre de la plataforma Deepwater Horizon en el Golfo de México".

Pero la proximidad del crucero a la costa aumenta el potencial destructivo de un posible derrame.

El gran riesgo es la posible fractura del buque o su deslizamiento a aguas profundas. Clinia dijo este jueves en declaraciones a la television italiana que las autoridades están muy preocupadas por las condiciones meteorológicas y la posibilidad de un mar agitado.

"Si los tanques se parten, el combustible formará una película que impedirá el pasaje de la luz al fondo del mar causando la muerte de especies marinas", señaló Clinia.

El sitio está rodeado de barreras flotantes para evitar la posible llegada de combustible a la costa, aunque ese tipo de defensas se mostró poco efectivo en el caso del Golfo.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Jardín de gorgonias amarillas. U potencial vertido afectaría al mayor parque marino de Italia. Foto: OCEANA/Thierry Lannoy

Praderas submarinas

"El Parque Nacional del Archipiélago Toscano es una de las zonas marinas protegidas más importantes de Italia, entre otras razones porque en ella se conservan especies que ya han desaparecido de otros lugares del Mediterráneo", dijo Ricardo Aguilar a BBC Mundo.

"Además, es un área transitada por diversas especies de cetáceos, como delfines y cachalotes, e incluso los rorcuales comunes (cetáceos) pasan a veces por sus aguas cuando bajan desde el mar de Liguria hacia Túnez".

La organización internacional recordó que en las zonas rocosas se encuentran desde arrecifes de moluscos a esponjas y gusanos poliquetos, y en otros puntos se extienden praderas submarinas, un hábitat que en general se encuentra en regresión y en el que se alimentan y reproducen muchos organismos.

En los fondos rocosos de la isla de Giglio se asientan numerosas especies, como gorgonias, y en la parte occidental se extienden praderas submarinas de Posidonia oceanica, una especie endémica del Mediterráneo.

Control de cruceros

Oceana señaló que los cruceros no solo emiten hidrocarburos altamente contaminantes derivados del combustible, sino que además generan toneladas de aguas oleosas y residuales que requieren un tratamiento medioambiental.

"Es necesario mejorar la legislación que regula la contaminación generada por estas embarcaciones y Oceana considera que debería haber zonas cerradas al tránsito de cruceros", dijo Aguilar a BBC Mundo.

El ministro de Medio Ambiente, Corrado Clinia, señaló por su parte que no hace falta que el gobierno apruebe una ley para prohibir que los cruceros se acerquen a la costa para saludar a los lugareños –lo que se cree podría haber propiciado el naufragio del Costa Concordia-, sino que basta con que reine el "sentido común" para percibir que se trata de maniobras peligrosas.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service

.

Contenido relacionado