La huella que dejó la huelga digital

Última actualización: Jueves, 19 de enero de 2012
wikipedia

Cerca de ocho millones de personas contactaron a políticos a través de Wikipedia.

Tras la huelga digital en la que participaron este miércoles unas 10.000 páginas de internet, algunos de los promotores como Wikipedia volvieron a la normalidad, avisando no obstante que "todavía no se ha terminado".

Según informó la enciclopedia libre, su portal se visitó 162 millones de veces y alrededor de ocho millones de personas siguieron las instrucciones para contactar a políticos.

Pero más allá del impacto mediático que obtuvo la protesta, lo más notorio fueron las repercusiones políticas que le sucedieron, con la retirada de apoyo a las leyes antipiratería Sopa y Pipa por parte de varios miembros de ambas cámaras del gobierno estadounidense.

Renuncias

Los primeros en renunciar al proyecto fueron curiosamente dos promotores de la ley; el senador republicano Marco Rubio de Florida, quien expresó su decisión a través de Facebook, y el senador republicano John Cornyn de Texas.

Posteriormente, a través de Twitter le siguió el senador Jim DeMint, de Carolina del Norte.

Con ellos se abrió la seguidilla de renuncias, uniéndose el Senador Mark Kirk de Illinois y Roy Blunt de Missouri, así como los congresistas Lee Terry de Nebraska y Ben Quayle de Arizona.

El saldo final fue de diez senadores y una veintena de miembros de la Cámara de Representantes declarando abiertamente su oposición a Sopa y Pipa.

Sin embargo, los defensores de las polémicas normativas, liderados por el Motion Picture Association of America (MPAA), describieron su decisión de publicidad "irresponsable".

Impacto

"No podemos dejar que leyes mál diseñadas entorpezcan el desarrollo de internet"

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook.

Las leyes clic Sopa y Pipa han generado una gran controversia entre las empresas y usuarios de internet desde que se pusiera sobre la mesa en octubre del año pasado, y la acción del miércoles tenía como fin extender el debate a foros distintos al de la comunidad tecnológica, un objetivo que según Wikipedia se cumplió.

"Más de 162 millones de personas vieron nuestro mensaje preguntando si se podían imaginar un mundo sin conocimiento libre", se afirmó desde su página de internet.

"Ustedes dijeron no. Cerraron las centralitas del Congreso. Fundieron sus servidores. Desde todo el mundo sus mensajes dominaron las redes sociales y las noticias. Millones de personas hablaron en defensa de un internet abierto y libre".

Incluso el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, consideró la ocasión lo suficientemente importante como para desempolvar su cuenta de Twitter y pronunciarse a través de este medio por primera vez en tres años.

"Díganle a sus congresistas que quieren que estén a favor de internet", escribió, vinculando su comentario a una explicación más extensa en su perfil de Facebook.

"No podemos dejar que leyes mal diseñadas entorpezcan el desarrollo de internet. Facebook se opone a Sopa y Pipa continuaremos oponiéndonos a cualquiera que dañe internet".

Google por su parte, que urgió a sus visitantes en Estados Unidos a firmar una petición contra las leyes, informó que recogieron más de 4,5 millones de firmas.

"Abuso de poder"

Rupert Murdoch

Rupert Murdoch criticó la huelga digital a través de su cuenta de Twitter.

El exsenador Chris Dodd, director ejecutivo del MPAA, definió el apagón como un "abuso de poder".

Poco antes de que se iniciara la protesta Dodd afirmó que sería "peligroso y problemático que las plataformas que sirven de puerta a la información sesguen los hechos para incitar a los usuarios a apoyar sus intereses corporativos".

Mientras tanto, Creative America, grupo que representa a grandes firmas de la industria cinematográfica, incluyendo a Disney y Warner Bross, lanzó una campaña publicitaria en Estados Unidos.

Uno de sus posters, ubicado en el Times Square de Nueva york ofrecía consejos sobre "qué hacer durante un apagón de internet".

La sugerencia obviamente, era leer, escuchar música y ver una película.

Por su parte, el presidente de News Corporation, Rupert Murdoch, un declarado promotor de Sopa, se pronunció a través de Twitter.

"Parece que la blogosfera tuvo éxito en aterrorizar a muchos senadores y representantes antes comprometidos. Todos los políticos son iguales".

Por el momento, parece que el mundo digital ganó la batalla, pero tal y como se puede extraer del comentario inicial de Wikipedia, la clic Sopa de la discordia todavía podría generar mucho debate en los próximos meses.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.