En el país más violento del mundo, preocupa la salida de los cooperantes

Última actualización: Lunes, 30 de enero de 2012
Instalación de vallas en un barrio residencial de Tegucigalpa.

Un guardia de seguridad vigila la puerta de entrada a una zona residencial de la capital hondureña, Tegucigalpa.

En un país como Honduras, frágil y necesitado de ayuda exterior, la retirada de uno de los principales grupos de cooperantes extranjeros ha causado gran preocupación.

Washington ordenó hace un mes la salida de sus 158 voluntarios de sus Cuerpo de Paz, después de que uno de ellos resultara herido en hechos violentos a fines del año pasado.

La decisión ha despertado temor en el sector de las ONG, donde se teme que otras agencias de ayuda y ONG internacionales puedan seguir el ejemplo.

Honduras, el país más violento del mundo según la ONU, ya espanta a muchos empresarios internacionales y si ahora se empiezan a marchar los cooperantes, advierten, el país podría incrementar su aislamiento.

Los Cuerpos de Paz, dependientes del gobierno estadounidense, no son el primer grupo de cooperantes que se marcha de Honduras a causa de la inseguridad.

Otras agencias de ayuda europeas, como la danesa, ya trasladaron en el pasado sus operaciones a países vecinos, según el hondureño Omar Rivero, director de la ONG Grupo Sociedad Civil.

"La retirada de los voluntarios estadounidenses va a tener un gran impacto en las comunidades rurales, donde principalmente trabajaban", observa Rivero en conversación con BBC Mundo. "Pero la peor noticia es el mensaje que se envía al resto del mundo".

Trabajadores cualificados

HOMICIDIOS

Número de homicidios por cada 100.000 habitantes:

1999: 42,1

2002: 56,0

2004: 32,0

2006: 43,0

2007: 50,1

2008: 61,3

2009: 70,7

2010: 82,1

Fuente: Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (con base en datos de la Policía Nacional de Honduras).

Los Cuerpos de Paz llevaban 48 años presentes en el país y sus cooperantes, en su mayoría licenciados universitarios, trabajaban sobre el terreno con ONG locales en proyectos como potabilización del agua o atención al VIH/SIDA.

En diciembre, uno de los voluntarios recibió un disparo en la pierna durante un robo en un autobús en la ciudad de San Pedro Sula (noroeste), la segunda del país y considerada la más violenta.

En un comunicado enviado a BBC Mundo, los Cuerpos de Paz explicaron que la decisión de retirarse de Honduras tiene carácter temporal y que más adelante se reevaluará la situación de seguridad en el país para decidir un posible retorno.

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, calificó de "penosa" y "lamentable" para el país la salida de los estadounidenses y expresó su esperanza de un regreso cuando mejore la seguridad.

Entre otras medidas adoptadas, Honduras empleará a los militares para reducir la violencia del crimen ordinario, una decisión que ha sido comparada a la tomada por México y que ha suscitado críticas.

clic Lea: A pesar de temores, Honduras saca a sus militares a la calle

Los Cuerpos de Paz también han anunciado que suspenden temporalmente el entrenamiento de los voluntarios que iban a ser enviados a El Salvador y Guatemala.

Ambos países han sufrido un fuerte aumento de la violencia, pero Honduras se ha convertido en cuestión de cinco años en el país más violento del mundo, según Naciones Unidas.

En ese tiempo, los carteles internacionales de la droga han trasladado parte de sus operaciones al istmo centroamericano, según expertos en seguridad, que citan como razones la mayor presión de las fuerzas de seguridad mexicanas y la ausencia total del Estado en partes de Centroamérica.

Si en 2006 se producían en Honduras 43 homicidios por cada 100.000 habitantes, esa tasa prácticamente se ha doblado hasta los 82 por cada 100.000 habitantes de 2010.

Dinero europeo

Honduras.

Washington retiró a sus voluntarios después de que varios de ellos fueran víctimas de hechos violentos.

Mariano Planells, el director de la británica Save the Children en Honduras, afirma que el número de voluntarios se extranjeros ha caído vertiginosamente.

Su ONG recibe voluntarios de Europa, Japón y Estados Unidos que realizan estancias de entre un par de semanas y un par de años.

"Hemos llegado a tener un máximo de 400 voluntarios al año y ahora rondamos los 200", asegura Planells.

A la marcha de los voluntarios, se suma el problema de la reducción de las donaciones.

Una coordinadora de ONG, Foprideh, estima que el dinero que reciben del exterior se ha reducido en un 50% desde 2009.

Planells explica que tras la crisis política que vivió Honduras ese año, muchos países europeos redujeron su contribución y no la han vuelto a aumentar, en parte por los problemas económicos que vive el continente.

El director de Save the Children destaca el caso de España, que era uno de los mayores donantes de Honduras, y cuya ayuda del gobierno central, comunidades autónomas y entidades privadas se ha reducido pronunciadamente.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.