El frío arrecia en Europa y aísla a miles de personas

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Los equipos de emergencia trabajan contrarreloj para socorrer a aquellos que están bloqueados por la nieve.

Al menos 11.000 personas están bloqueadas por la nieve en las montañas de Serbia. La cifra de muertos por el frío a lo largo de esta semana en Europa del Este superó los 130, y se teme que el número siga aumentando los próximos días.

El frente polar que golpea a Europa procedente del sur de Siberia amenaza con alcanzar uno de sus puntos álgidos este fin de semana.

El invierno prometía ser benevolente con los europeos hasta que la ola de frío polar los despertó de este sueño. De cálido pasó a ser el invierno más crudo de las últimas décadas, causando cortes de electricidad, caos en el tráfico y el cierre de escuelas, ambulatorios y aeropuertos.

Hasta ahora, los países más afectados por la ola de frío son los de Europa del Este. La temperatura en Ucrania ha bajado a 33 grados centígrados bajo cero, la más fría en seis años, mientras en Bosnia se llegó a los 31 grados bajo cero y en Polonia, Rumania y Bulgaria, a menos 30 grados centígrados.

En Ucrania han muerto más de 60 personas y en Serbia son miles los que están varados en aldeas remotas a causa de la nieve.

El frío ha afectado a los más vulnerables: la mayor parte de los muertos eran indigentes, enfermos en los hospitales o personas que aparecieron congeladas en sus coches.

Movilización del ejército y otras medidas

Algunos países se han visto obligados a movilizar al Ejército para ayudar a distribuir alimentos y medicinas y levantar refugios de emergencia para los sin techo.

Las miles de personas varadas en Serbia están distribuidas en unas 6.500 casas de las áreas más remotas del país a las que no se puede llegar porque las carreteras están heladas o bloqueadas por la nieve.

Los equipos de emergencia están intentando despejar las vías para poder llevar provisiones urgentes y los helicópteros se estaban trasladando a zonas particularmente alejadas de Serbia y la vecina Bosnia para intentar socorrer a la población.

"Estamos haciendo lo imposible para desbloquear las carreteras, dado que se espera más nieve y más tormentas para los próximos días", le dijo a la BBC Predrag Maric, oficial de policía serbio.

"La mayor parte de la gente de los pueblos habrá almacenado suficiente comida", señaló Maric, pero advirtió a aquellos que están bloqueados que no intenten ir a ningún sitio por sí solos y que llamen a los servicios de emergencia si necesitan ayuda.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El Reino Unido también se ve afectado por la ola de frío polar que asola Europa estos días.

En Rumania son 22 los muertos y también se dan escenas de caos en las carreteras y cortes en puertos y aeropuertos.

Además, el consumo de gas se ha disparado en varios de los países de Europa Oriental, especialmente en Rumania donde el consumo diario aumentó un 30% en comparación con un día normal de invierno.

La empresa rusa Gazprom ha garantizado el suministro de gas: "Pese al creciente consumo de gas en Rusia debido a las fuertes heladas, Gazprom sigue cumpliendo sus obligaciones contractuales con los clientes europeos", dijo un portavoz de la la compañía.

Alerta amarilla en varias comunidades españolas

En Europa Occidental también se siente el intenso frío. En Italia y Alemania murieron dos personas y en España las autoridades anunciaron la puesta en marcha del Plan de Vialidad Invernal ante la previsión de nevadas y situaciones meteorológicas adversas para todo el fin de semana.

Las comunidades más afectadas por la ola de frío polar continental o "siberiano" en España son Cantabria, Cataluña, País Vasco, Asturias, Navarra y Mallorca.

Contenido relacionado