La primera moneda local en el Reino Unido que sirve para pagar impuestos

Libra de Bristol Derechos de autor de la imagen Other
Image caption La libra de Bristol tendrá billetes de 1, 5, 10 y 20; y estará destinada al comercio local.

El euro está en problemas, la crisis financiera es un caos. ¿Es el momento ideal para que las ciudades vayan por su cuenta e impriman su propio dinero?

Un grupo de comerciantes independientes de Bristol, en el Reino Unido, lanzará su propia moneda, con el respaldo del ayuntamiento y de una entidad financiera.

La libra de Bristol se imprimirá en billetes, y también se intercambiará en forma electrónica.

Existen otras monedas locales en el Reino Unido, pero esta es la primera que será aceptada para pagar impuestos locales.

Ciaran Mundy, el líder del proyecto de la libra de Bristol, explicó el concepto detrás de la moneda. "Las grandes compañías barren con todo el dinero que hay localmente. Va a Londres y después fuera del país", explica.

Por definición, la libra de Bristol, deberá permanecer en la ciudad. Si se gasta un billete de diez en una panadería de Bristol, se usará para pagar a proveedores o a los empleados. Entonces, esas compañías tendrán que utilizar su dinero en la economía local.

"Estaremos llevando más negocio a comerciantes independientes, y asegurando la diversidad de la ciudad, que es una las cosas que la gente ama de Bristol", dice Mundy.

¿Cómo funciona?

Se imprimirán billetes de 1, 5, 10 y 20 libras. Una libra de Bristol tendrá exactamente el valor de una libra esterlina.

La gente abrirá una cuenta con la Unión de Crédito de Bristol, que administrará el esquema, y por cada libra esterlina que depositen, se les acreditará una libra de Bristol.

Este dinero podrá ser gastado en efectivo o en forma electrónica para pagar servicios en internet y hasta con el celular.

Dado que el dinero está depositado en una entidad de crédito, respaldada por la Autoridad Financiera británica, tendrá la misma protección que cualquier otra cuenta.

Los billetes tendrán medidas de seguridad para evitar falsificaciones similares a las del dinero tradicional.

La mayoría de las monedas locales se mantienen a pequeña escala. La libra de Totnes fue la primera en aparecer, en Devon en 2006, y participan 70 comercios.

Hace un año y medio Stroud, en Gloucestershire, empezó a imprimir su propia moneda, pero no más de 30 compañías la aceptan actualmente.

Derechos de autor de la imagen none
Image caption Cada libra de Bristol tendrá el mismo valor que la libra tradicional.

Los organizadores de esta movida en Bristol señalan dos diferencias: la banca por internet y el apoyo del ayuntamiento.

La posibilidad de pagar impuestos locales es única. Eso hace que las grandes firmas no teman llenarse de libras de Bristol que no pueden gastar en caso de que sus proveedores no las quieran.

Temores

Algunos más que pensar en el fracaso, piensan en el posible éxito de la idea. Y le temen.

Ben Yearsley entiende de dinero. Es un especialista en estrategias de inversión en la firma Hargreaves Lansdown.

"Esto moverá el dinero de un sector al otro, de las firmas nacionales a las locales", afirma. Piensa que quizás las grandes empresas se desanimen.

"Mucha gente trabaja para compañías nacionales, y se podría elevar el desempleo. Se puede afectar la inversión en la ciudad", argumenta. Pero los organizadores piensan que se preocupa demasiado.

Stephen Clarke, un abogado local que trabaja en el proyecto en forma altruista asegura que "esto no es un ataque a las cadenas nacionales".

"Sólo queremos preservar los autónomos locales, y se puede ver qué tan difícil es la situación para ellos en este momento", añade.

Cuando los negocios locales cierran, y los supermercados o cadenas abren, hay comentarios sobre "la clonación del comercio" y "el Reino Unido de las cadenas de tiendas".

Ahora, si la gente realmente quiere apoyar a los autónomos, puede literalmente actuar de acuerdo a lo que predican.

Contenido relacionado