¿Podemos confiar en el acierto de Cupido por internet?

Última actualización: Jueves, 9 de febrero de 2012
Amor en internet

En un mundo cambiante, la tecnología puede aportar inmediatez y eficacia a la hora de buscar pareja.

Los hay para todos los gustos: sitios de internet para que mayores de 40 años, millonarios, amantes del vino, o intelectuales encuentren al amor de su vida online, entre otros muchos. Un equipo de psicólogos de Illinois alerta sobre sus inconvenientes.

El mercado de las páginas de citas por internet ha crecido exponencialmente en los últimos años.

El negocio se ha especializado de forma indiscutible desde los primeros sitios que, por ejemplo, no contemplaban la posibilidad de que un hombre buscara otro hombre como pareja hasta la situación actual en la que se puede acotar la búsqueda hasta el más mínimo detalle.

Sin embargo, según un reciente estudio realizado en el Departamento de Psicología de la Universidad Northwestern, en Chicago (Estados Unidos), buscar pareja en las páginas de contactos de internet puede ser muy frustrante.

"Reconocemos que buscar pareja por internet puede ser fantástico, pero hacemos un llamado de atención sobre los inconvenientes"

Paul Eastwick, profesor de psicología en la Universidad Northwestern, de Illinois (EE.UU.)

La realidad arroja datos ineludibles: una de cada cinco parejas en Estados Unidos se forma gracias a los sitios de citas por internet.

Después de la tradicional forma de conocerse a través de amigos comunes, encontrar a alguien gracias a internet es en la actualidad la segunda vía para empezar una relación sentimental.

Cabe preguntarse entonces, ¿dónde está el problema que subrayan los psicólogos de Illinois?

El profesor Paul Eastwick, coautor del informe, le dijo a BBC Mundo: "Reconocemos que buscar pareja por internet puede ser fantástico, pero hacemos un llamado de atención sobre los inconvenientes".

Exceso de oferta

Eastwick cree que los contactos por internet son una buena opción para que los solteros se puedan conocer y abren el espectro que antes se limitaba al azar de un encuentro en un lugar de ocio, o en el centro de estudio o de trabajo.

"Conocí a mi marido a través de una página de contactos en internet y me siento feliz por ello, pero no pretendo que todo el mundo se abra un perfil en uno de estos sitios"

María Puyol

Pero dicho esto, advierten los psicólogos de la Universidad Northwestern, hay dos problemas.

Primero, estudiar minuciosamente listados de perfiles de gente que uno no conoce como en match.com no revela mucho sobre ellos.

En segundo lugar, el alud de información puede terminar por sobrepasar la capacidad de asimilación de las personas y hacer que terminen por cerrarse.

Lo comparan con supermercados del amor y dicen que investigaciones psicológicas muestran que la gente a la que se le presentan muchas opciones tiende a tomar decisiones pobres y perezosas.

Perfiles engañosos

Wotwentwrong.com

Los psicólogos de la Universidad Northwestern de Illionis alertan contra la confianza ciega en los perfiles de los usuarios de las páginas de contactos.

Según Paul Eastwick, el principal inconveniente de las citas por internet radica en las deficiencias de los perfiles para definir de forma precisa a una persona.

"Los perfiles no captan la esencia de una persona", explicó, "y además la información que se aporta puede dar lugar a equívocos.

Por ejemplo, alguien puede escribir en su perfil que le gustan las actividades al aire libre y quien lo lee puede deducir que a esa persona le gusta ir a esquiar a Aspen cuando en realidad lo que le gusta es pasear por el jardín que hay detrás de su casa".

La cantidad de páginas que se dedican a poner en contacto a solteros del mundo (e incluso no solteros, que también las hay), es un argumento de peso para rebatir las observaciones de quienes no reconocen las bondades de la búsqueda del amor por internet.

Ejemplos exitosos

Sitios para encontrar pareja para todos los gustos

  • Match.com es uno de los sitios más conocidos. Presume de ser la página de contactos que genera más relaciones y más matrimonios.
  • eHarmony.com ha desarrollado un complejo test de compatibilidad que asegura un alto porcentaje de éxito.
  • Los más maduros también tienen su espacio en ourtime.com, lugar de encuentro para mayores de 50 años.
  • En secondlove.com se dan cita quienes desean tener una aventura fuera de su relación de pareja.
  • Otros sitios como badoo.com o zoosk.com ponen a sus miembros en contacto entre sí para que puedan realizar actividades juntos.
  • La propuesta de wotwentwrong.com es cuanto menos original: los usuarios pueden preguntar a sus exparejas por qué los han abandonado. La idea es aprender de los errores.
  • En un tono más desenfadado se presenta Muchos Peces (www.pof.com, por sus siglas en inglés) que hace referencia al popular dicho: "Hay muchos peces en el mar", para que nadie pierda la esperanza de encontrar pareja.

Una de las defensoras de las páginas de contactos es María Puyol. María conoció a su marido gracias a uno de estos sitios de contacto y se siente feliz y agradecida, como expresó a BBC Mundo.

Como española residente en Holanda, y con un trabajo a tiempo completo que le robaba la mayor parte de las horas del día, a María le suponía un gran esfuerzo la sola idea de pensar en salir para conocer a ese alguien especial en un bar.

Tras varios intentos y consiguientes decepciones con holandeses que no cuajaron como pareja, María creó un perfil en una de las páginas de internet para personas con alta cualificación profesional y allí conoció a quien hoy es el hombre de su vida.

María no se ha convertido una defensora a ultranza del amor por internet. Le basta con disfrutar del éxito de su caso, y no intenta imponer esa forma de buscar el amor a nadie.

Con una alta dosis de sentido común, dice que lo que vale para uno no tiene por qué valer para todo el mundo.

En la misma línea de consenso se expresa el psicólogo Paul Eastwick. "No estamos diciendo que ligar por internet sea malo", aclara, "sólo prevenimos a los usuarios de las contraindicaciones del sistema".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.