Olvide los lásers, se vienen los nanolásers

Última actualización: Viernes, 10 de febrero de 2012
nanolaser

La cavidad por la que pasa el nanoláser mide una billonésima parte de un metro cuadrado.

Científicos en Estados Unidos presentaron recientemente el láser más pequeño generado a temperatura ambiente, que se cree podría ser muy útil en ámbitos como las telecomunicaciones.

Este rayo de luz diminuto es más eficiente que los rayos láser hasta ahora desarrollados, afirman los científicos, y mide sólo una quinceava parte de estos.

El descubrimiento, publicado en la revista Nature, podría ayudar a desarrollar computadoras más rápidas o las computadoras ópticas del futuro.

Rayos diminutos

Los rayos láser están más presentes en nuestra vida diaria de lo que pensamos, desde los escaners que se usan para cobrar en los supermercados a lo reproductores de CD, y durante años se ha estado investigando el modo de producir rayos más pequeños.

La principal aplicación que podría tener un rayo de este tipo sería en ramas como la computación y las telecomunicaciones, ya que los rayos láser pueden, en principio, transportar grandes cantidades de información mucho más rápido que los tradicionales semiconductores electrónicos.

En los últimos años, los estudios para lograr un láser más fino se han centrado en confinarlos en minúsculas cajas hechas de metal.

Sin embargo, a tan diminuta escala, gran parte de la energía que se invierte en generar el rayo láser, así como la luz que resulta de éste, se malgasta.

Como resultado, el umbral de energía necesario para emitir un rayo tan pequeño es tan alto que hace que este tipo de láser sea poco práctico.

Cables co-axiales

"esto sólo es el comienzo de una nueva familia de emisores de luz con características superiores"

Shaya Fainman, profesor a cargo del estudio en la Universidad de California

Mercedeh Khajavikhan, autora del estudio, explicó que el truco desarrollado por un grupo de científicos de la Universidad de California fue utilizar un cilindro en lugar de una caja, dispuesto de forma co-axial.

"Mucha gente conoce los cables co-axiales que transportan señales a los televisores de nuestros hogares", dijo Khajavikhan a la BBC.

"Lo que no deben saber es que estas estructuras co-axiales pueden soportar un rayo láser, no importa cuán pequeño sea su tamaño".

Fáciles de generar

Khajavikhan y un equipo de colegas del departamento de ingeniería eléctrica y computacional, generaron una serie de rayos láser -de una millonésima de milímetro de altura- con una varilla de metal en su centro rodeado por materiales semiconductores.

Luego introdujeron energía en los diminutos láser empleando un láser de laboratorio mucho mayor, descubriendo que los pequeños láser eran capaces de aprovechar toda esta energía, dando lugar a rayos de colores que pueden utilizarse en la industria de las telecomunicaciones.

Aunque no son los láser más pequeños jamás generados, el hecho de que son fáciles de generar y que funcionan a temperatura ambiente los hace muy atractivos para futuras aplicaciones.

Futuro

El primer paso será hacerlo funcionar sin utilizar otro láser sino electricidad, como lo hacen los rayos utilizados en reproductores de CD.

Khajavikhan expresó que su equipo "espera que este trabajo tenga un impacto en varias áreas", como en la transmisión de información óptica en chips y, por consiguiente, en computación óptica.

Shaya Fainman, a cargo de la investigación, añadió por su parte que "sentimos que esto sólo es el comienzo de una nueva família de emisores de luz con características superiores, y muchos avances en este área todavía están por venir".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.