Malvinas/Falklands: en qué basa Argentina su denuncia de "militarización"

Última actualización: Sábado, 11 de febrero de 2012
Dauntless

El gobierno británico no confirmó ni desmintió las versiones de prensa acerca del envío de un submarino a la zona.

A pocas semanas de que se cumpla el 30º aniversario del conflicto entre Argentina y el Reino Unido por las Malvinas/Falklands, las relaciones entre ambos países han vuelto a resentirse. El viernes el canciller argentino presentó ante Naciones Unidas una denuncia de "militarización" del Atlántico Sur que -sostiene- es contraria a los intereses de la región.

Héctor Timerman acusó a los británicos de introducir armas atómicas en la región a través de un submarino que, "según información con la que cuenta Argentina", estaría en camino hacia el archipiélago.

Para el Reino Unido, la acusación de militarización es "absurda". Su embajador ante la ONU, Mark Lyall Grant dijo en una conferencia de prensa que siguió a la de Timerman que que su gobierno no hará comentarios sobre "la disposición de armas nucleares, submarinos, etc.". Pero sí aclaró que estos últimos "permanecen en aguas internacionales".

Aunque el gobierno británico no confirmó ni desmintió las versiones de prensa acerca del envío de un submarino a la zona, sí aclaró que su postura con respecto a las islas "no ha cambiado" y que defenderán ante la ONU el derecho a la autodeterminación de los isleños, quienes quieren seguir siendo británicos.

¿De qué acusa Argentina al Reino Unido ante el Consejo de Seguridad?

A través de su canciller Héctor Timerman, el gobierno argentino presentó el viernes al presidente del Consejo de Seguridad Kodjo Menan un resumen de su denuncia de la "militarización del Atlántico Sur" por parte del Reino Unido.

La "escalada militar" en el archipiélago Malvinas/Falklands -cuya soberanía reclama Argentina- respondería a que el gobierno británico pretende crear allí un "centro de apoyo para su despliegue militar a escala global", de acuerdo a la síntesis que la cancillería preparó para la prensa.

Las recientes exploraciones hidrocarburíferas en la zona por parte de empresas británicas y una seguidilla de declaraciones políticas tanto en Buenos Aires como en Londres han resaltado las diferencias entre ambos gobiernos.

El canciller argentino también presentó sus reclamos ante el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon y el presidente de la Asamblea General, Nassir Abdulaziz Al-Nasser.

En una conferencia de prensa, mostró mapas que según su gobierno evidencian "una nueva etapa en el incremento de la presencia militar británica" y fotos de un tipo de submarino capaz de transportar misiles nucleares. "Argentina cuenta con información" de que el Reino Unido estaría enviando ese submarino hacia Malvinas/Falklands, como parte de lo que califica de "escalada militar", dijo.

¿En qué consiste la "escalada militar" según el canciller Timerman?

Timerman mostró el viernes una serie de fotografías y mapas que a su entender prueban que el Reino Unido está reforzando su presencia militar en las islas. Las imágenes correspondían al HMS Dauntless -un destructor de última generación-, radares, aviones y bases aéreas.

Al desarrollo en la infraestructura y el incremento de equipos, se sumó en las últimas semanas la llegada del príncipe William, quien se encuentra en las islas en una misión de la Fuerza Aérea, senaló el jefe de la diplomacia argentina.

El canciller además mostró un diagrama de un submarino nuclear que identificó como de tipo Vanguard. Los submarinos Vanguard son capaces de transportar misiles nucleares Trident. La presencia de armamento nuclear en la región constituiría una violación de las normas internacionales, y éste es uno de los ejes de la denuncia.

Las versiones de prensa que circularon en el Reino Unido se referían a otro tipo de submarino, que no tiene capacidad nuclear.

El periódico británico The Daily Mail fue el primero en informar a principios de mes que "de acuerdo a sus fuentes" el primer ministro David Cameron habría ordenado el envío de un submarino de tipo Trafalgar hacia Malvinas/Falklands. Se trataría del HMS Turbulent o el HMS Tireless, según los reportes, pero ninguno de estos lleva armas nucleares abordo.

La Armada británica no confirmó ni desmintió el envío de un submarino hacia el Atlántico Sur.

¿Cuál es la base jurídica de su denuncia?

Según el canciller argentino, con el envío de un submarino nuclear el Reino Unido estaría en violación del Tratado de Tlatelolco (1967), del que todos los países latinoamericanos y también algunas potencias nucleares -entre ellas el Reino Unido- son signatarios.

Este tratado, que el Reino Unido ratificó en 1969 y Argentina en 1994, busca garantizar la región latinoamericana y caribeña permanezca libre de armas nucleares.

De acuerdo a la presentación de Timerman el viernes en Nueva York, Buenos Aires también denuncia la violación por parte de Londres "de más de 40 resoluciones de la ONU que convocan al diálogo" bilateral acerca de la situación de las islas.

Pero las protestas elevadas por el gobierno de la presidenta Fernández son de carácter "fundamentalmente político", no jurídico, explicó a BBC Mundo el español Carlos Espósito, profesor de Derecho Internacional Público de la Universidad Autónoma de Madrid.

El Consejo puede investigar estas denuncias -que tiene derecho a presentar cualquier Estado miembro de Naciones Unidas y pueden conducir a resoluciones obligatorias- si, además del apoyo político de los miembros del Consejo, especialmente de los miembros permanentes, su contenido constituye una amenaza a la paz, un quebrantamiento de la paz o un acto de agresión (artículo 39 de la Carta de las Naciones Unidas), agrega el catedrático.

¿Qué posibilidades tiene la protesta de prosperar en el Consejo de Seguridad?

Pocas. Argentina sabe que, como miembro permanente del Consejo de Seguridad, Reino Unido tiene derecho a vetar cualquier resolución en su contra.

Sin embargo, el argentino Marcelo Kohen, profesor de Derecho Internacional del Instituto de Altos Estudios Internacionales y del Desarrollo de Ginebra, apunta que si bien un miembro permanente del Consejo puedo vetar una resolución contraria a sus intereses, esta decisión tiene un costo político.

En ese sentido Kohen cita el reciente caso del veto de Rusia y China a la resolución respaldada por países occidentales y árabes condenando la represión de las protesttas antigubernamentales en Siria.

Según el corresponsal de BBC Mundo en Buenos Aires, Vladimir Hernández, "el reclamo no se detiene sólo ante la asamblea general o el consejo de seguridad".

"Argentina también ha anunciado que insistirá con su reclamo ante el Comité de Descolonización de la ONU, que se reúne en junio próximo, que en los años sesenta instó a ambas partes a abrir una negociación sobre el tema", agregó.

¿Qué ha dicho hasta ahora el Reino Unido de estas acusaciones?

El ministerio de Defensa británico se ha negado a comentar la denuncia argentina del envío de un submarino nuclear al Atlántico Sur, aduciendo que desde hace décadas la política gubernamental es callar acerca del movimiento de sus submarinos.

El viernes, el embajador británico ante la ONU en Nueva York no confirmó ni desmintió su presencia cerca de las islas. "No comentamos sobre la disposición de armas nucleares, submarinos, etc.", dijo. "Pero es bien sabido que como parte de nuestra postura defensiva global, en cualquier momento dado hay submarinos patrullando por todo el mundo".

"Yo no sé cuánto sabe (Timerman) de submarinos. Yo no sé. Pero el propósito de los submarinos nucleares es que van por el mundo y no se sabe dónde están", agregó.

El gobierno británico insiste en que las operaciones militares en Malvinas/Falklands -incluida la presencia del príncipe William como parte de una misión de búsqueda y rescate de la Fuerza Aérea Real (RAF) y la llegada del destructor HMS Dauntless a la región- son "de rutina".

"Con respecto al despliegue del (destructor) HMS Dauntless, siempre tuvimos un destructor aquí", dijo este sábado el mandatario de las islas, el británico Nigel Haywood. "El hecho de que sea uno nuevo, es como cuando compra una nueva computadora que en tres años es significativamente mejor que la anterior y por eso la reemplazas con otra", dijo.

"Nada ha cambiado en nustra postura defensiva en los últimos meses o años", resumió Lyall Grant. "Lo único que parece haber cambiado es la política argentina", agregó.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.