Un recuento de los peores incendios en cárceles

incendio chile prision Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption En 2010, murieron 80 personas en un incendio en una cárcel chilena.

La tragedia carcelaria de este miércoles en Honduras es la más reciente en una larga lista de incidentes similares en América Latina y otras regiones del mundo, donde los incendios en establecimientos penitenciarios han dejado muchas víctimas.

Uno de los más tristemente recordados ocurrió en Ohio, Estados Unidos, el 21 de abril de 1930, en un siniestro en el que murieron 322 reclusos.

Se dice que el desastre ocurrió por una vela que estaba cerca de unas telas untadas de gasolina que fueron dejadas en un techo. El incendio solo fue visible cuando los reclusos ya estaban encerrados en sus celdas para pasar la noche.

En julio de 1967, otro incendio en una penitenciaría del estado de Florida mató a 37 personas.

Incendio y disturbios

Los días 18 y 19 de junio de 1986 al menos 250 personas murieron en un motín en tres penales cerca de la capital peruana, luego de acciones de protesta coordinadas por presos de los grupos insurgentes de Sendero Luminoso y Tupac Amaru.

El 2 de octubre de 1992 murieron 111 y más de un centenar resultaron heridos presos en un motín en la Casa de Detención de Sao Paulo, en Brasil.

120 reclusos murieron y 20 resultaron heridos en unos disturbios seguidos de un incendio en la prisión venezolana de Sabaneta, en Maracaibo, 4 de enero de 1994.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Muchas cárceles latinoamericanas sufren problemas de hacinamiento.

El 17 de mayo de 2004 fallecieron 107 reclusos y 26 resultaron heridos en un incendio registrado en el presidio de San Pedro Sula, en el norte de Honduras. Fuentes oficiales atribuyeron el fuego a un cortocircuito, aunque algunos reos aseguraron que fue provocado por las autoridades.

135 personas perdieron la vida en un incendio en la prisión de Higuey, al este de Santo Domingo, capital de República Dominicana, que se produjo tras un enfrentamiento entre bandas rivales de presos el 7 de marzo de 2005.

El incidente más grave que ocurrió en una prisión chilena fue en el 2010, cuando después de una conflagración 81 presos murieron. Durante la pelea, los reclusos prendieron sus colchones, lo que provocó un incendio que duró tres horas.

Aunque la capacidad de la prisión era de 892 personas, en ese momento tenía 1,654.

Contenido relacionado