Encuentra a su familia tras 25 años gracias a Google Earth

Computadora
Image caption Saroo pasó 10 años buscando su pueblo en internet.

El indio Saroo Brierley tenía cinco años cuando cogió un tren equivocado junto a su hermano y nunca encontró el camino de vuelta a casa. Después de 25 años y gracias a Google Earth, logró reencontrarse con su familia, que lo había dado por muerto.

Corría el año 1987. Tras pasar horas mendigando, Saroo se quedó dormido junto a su hermano en un tren que supuestamente debía llevarlos de vuelta a casa.

No sabían que habían tomado el convoy en la dirección equivocada, se durmieron y despertaron diez horas después sin saber donde se encontraban ni cómo volver.

Se separó de su hermano, quien acabaría falleciendo, y pasó un mes deambulando por estaciones y calles, tiempo en el que casi se ahoga en el río Ganges y en el que un hombre intentó secuestrarlo para venderlo como esclavo.

Finalmente fue hallado por las autoridades y fue declarado "niño perdido".

Poco después fue adoptado por una pareja australiana que se lo llevó a vivir a la isla de Tasmania. Allí creció y se educó sin olvidar sus orígenes.

Gracias a internet

Según informan medios locales, Saroo pasó 10 años buscando su pueblo en internet.

"Utilizaba Google Earth, pasaba horas y horas, haciendo zoom en busca de algo que pudiera reconocer", contó Saroo al diario The Tasmania Mercury.

Se acordaba de la estación de tren de Khandwa y de sus alrededores, y la buscó hasta que finalmente la encontró en Google Earth.

Según The Tasmania Mercury, Saroo se unió a un grupo de Facebook de su ciudad natal, Talai Ganesh, y logró juntar los detalles de su historia comunicándose por correo electrónico con los miembros del grupo.

Tras tener la certeza de haber encontrado a su familia, reservó un billete de avión y se fue a la ciudad donde nació.

Cuando se reencontró con su madre, esta le contó que lo había buscado sin cesar y que consultó a un adivino que le aseguró que algún día volverían a reunirse.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.