Napoleón Bonaparte se enfrentará a Disneylandia

estatua ecuestre de napoléon bonaparte
Image caption La figura del emperador francés divide opiniones dentro y fuera de Francia

¿Ha oído hablar de Napoleón? El emperador, el general, el reformador, el amante, el humilde corso que tomó el destino por el cuello y cuyos ejércitos marcharon por Europa llevando el sometimiento y también la emancipación. Ahora tiene una nueva misión: competir con Disneylandia en Francia.

Dentro de poco, este personaje histórico, admirado por unos y denostado por otros, "habitará" en un lugar no muy lejos de París… un parque temático.

Lejos de ser el capricho de un empresario atolondrado, es un proyecto enteramente en serio que cuenta con el respaldo del gobierno, funcionarios de turismo y la familia Bonaparte.

Si el dinero necesario pudiera ser recabado -y todos piensan que lo será- la primera piedra del Campamento Napoleón (ese será el nombre) será colocada el 18 de febrero de 2014, en el bicentenario de la batalla de Montereau.

¿La batalla de dónde?

Montereau no es el más famoso de los combates de Napoleón. No se trata de Austerlitz.

Se luchó en lo que vino a conocerse como la campaña de Francia de 1814, cuando el emperador intentaba vanamente contener el avance de los ejércitos de la coalición.

En Montereau, unos 90 kilómetros al sureste de París, logró una pequeña pero brillante victoria frente a los austriacos.

Dice la leyenda que fue allí, cuando los soldados leales expresaron temor por su seguridad, que Napoleón pronunció la famosas palabras: "No temáis amigos míos, la bala que me matará todavía no ha sido fundida".

La victoria no cambió mucho el curso de la guerra y pocas semanas después Napoleón fue forzado a abdicar en Fontainebleau.

Pero quedó grabada en la memoria del pueblo. Una estatua ecuestre del emperador domina el puente principal y hay una reconstrucción anual de la batalla realizada por entusiastas uniformados.

Más importante, por haber sido una de sus pocas victorias en suelo francés, Montereau es considerado el lugar perfecto para un centro turístico napoleónico.

"Los expertos analizarán qué tipo de atracciones podríamos incluir en el parque", dice Yves Jego, el alcalde de Monterau y uno de los principales promotores del proyecto, quien aclara que "no debe ser algo vulgar, sino digno de la estatura del hombre".

Lección de historia viva

Para quienes hallen difícil de imaginar cómo un parque temático puede basarse en una figura histórica tan importante, y tan controversial, los promotores de la idea tiene una batería de respuestas.

"Un parque temático es una manera fantástica de enseñar la historia a la gente joven", dice el ministro francés de Turismo, Frederic Lefebvre.

"Un parque que cuente la vida de Napoleón, los aspectos buenos y los malos, estoy seguro de que será de interés para gente de todo el mundo".

La principal autoridad del proyecto es el hombre que actualmente encabeza la familia Bonaparte, Charles Napoleón, descendiente del hermano menor del emperador, Jerome. Desecha la idea de que el proyecto trivializará a su ilustre antepasado.

"En el pasado la gente aprendía historia leyendo. Luego aprendían historia yendo a museos o viendo películas. En el siglo XXI, la gente necesita un nuevo medio para la historia y ese medio es el parque temático", afirma.

Charles Napoleón está preocupado por la exactitud histórica, pero pone su fe en un comité de expertos que supervisará el proyecto.

Napoleón Bonaparte significa diferentes cosas para diferentes grupos de personas.

Los polacos lo consideran un salvador, incluso con una referencia a él en su himno nacional. Para los rusos fue un brutal invasor. Los españoles se sublevaron contra él y fueron brutalmente reprimidos. Pero muchos en Italia le agradecen haberlos liberado del yugo austriaco.

Legado polémico

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption En el futuro Campamento Napoléon realizarán simulacros de algunas de las batallas del corso

En cuanto a los británicos, ellos tienen una relación particular con el hombre que por muchos años fue su más acérrimo enemigo.

Hay una escuela en la historiografía británica que es especialmente crítica del petit caporal y lo presenta como el prototipo de posteriores líderes belicistas como Hitler.

Y eso enfurece a Charles Napoleón.

"¿Se juzga a Winston Churchill por las 30.000 personas que mató en un noche durante los bombardeos en el norte de Alemania? ¡Claro que no!", se exalta.

"Sí, Napoleón hizo la guerra. Pero tras los ejércitos franceses venían nuevas instituciones, nuevas administradores, nuevas reglas, todas inspiradas por la Revolución Francesa, por la igualdad y la justicia. Era la liberación mediante la conquista".

También en Francia la opinión histórica está divida, tanto que los niños aprenden mucho sobre la revolución, pero las lecciones de historia dan un repentino brinco hasta 1871 y la llegada de la Tercera República.

Su legado es incómodo porque, pese a que Napoleón cimentó muchas de las instituciones que conforman la Francia moderna (el Banco de Francia, los departamentos, la Legión de Honor y demás) también se autocoronó emperador y libró una guerra con el resto de Europa.

Particularmente problemático para la izquierda es el reestablecimiento que hizo de la esclavitud y la subordinación de la mujer en su código civil.

Objetivo chino

No es que algo de eso importe a aquellos a quienes estará dirigido principalmente el parque temático.

Los organizadores pretenden que se convierta en un atractivo para los turistas que llegan a Francia.

"China es nuestro mercado potencial mas importante y allí Napoleón es un activo estratégico vital", explica Christian Mantei, jefe de la agencia de desarrollo turístico Atout France.

"Ellos aman esa imagen del genio militar, del héroe épico y el hombre hecho a sí mismo. Napoleón es una marca ganadora".

Charles Napoleón concuerda.

"Los franceses tienen una relación difícil con su historia. Todo sucedió tan rápido que inevitablemente la gente está profundamente dividida sobre los logros de Napoleón. Pero vaya afuera, especialmente a China o India o Japón, e inmediatamente verá que es el francés más conocido en todo el mundo".

"Y por eso es que tenemos que construir este parque. Porque si no lo hacemos pronto usted puede estar absolutamente seguro de que los chinos lo harán primero".

Contenido relacionado