Los BRICS estudian abrir un banco mundial alternativo

Image caption Representantes de los BRICS se reúnen este jueves en Nueva Delhi, donde estudiarán la posibilidad de conformar nuevas instituciones económicas.

Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, también conocidos como BRICS, se reúnen esta semana, y en los primeros lugares de la agenda está una iniciativa para lanzar una institución financiera global alternativa.

La propuesta de una especie de “Banco Mundial para países en desarrollo” es una de las principales que serán discutidas en la cuarta cumbre de los BRICS, que se celebrará el próximo jueves en Nueva Delhi, India.

El grupo de países en desarrollo, que engloba a casi la mitad de los habitantes del mundo, estudia además tomar medidas para hacer que sus diferentes mercados financieros tengan un mayor nivel de conexión.

Ambas iniciativas permitirían a los países canalizar recursos para invertir en mejoras de infraestructuras, y podrían ser usadas a largo plazo como vehículo para realizar préstamos en épocas de crisis. Según representantes de los distintos países, el organismo podría prestar dinero no solo a sus miembros, sino a otros países en vías de desarrollo.

Casi la mitad de la población mundial

El grupo formado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica constituye casi una cuarta parte de la economía mundial, con unos US$13,5 trillones.

En el presente contexto de crisis económica, y con las potencias occidentales cada más cerradas a las importaciones y las ayudas, las economías emergentes vuelven a poner sobre la mesa una serie de propuestas que no son nuevas.

Media playback is unsupported on your device

Estos países han abogado desde hace tiempo por la apertura de una instituciones cuyas decisiones son tomadas por los países que han dominado la economía mundial durante las últimas décadas.

Pero ahora, cuando la economía de los países emergentes crece y la de los países desarrollados libra una dura batalla contra el desempleo y contra los coletazos de la crisis de 2008, las posibilidades de una alternativa parecen más cercanas que nunca.

El anuncio de Obama de seguir con la tradición de nombrar a un estadounidense como director del Banco Mundial puede haber ayudado a que el proyecto fuese revitalizado.

Según los expertos, a pesar de que la idea refleja una estrategia y un pensamiento a largo plazo, hay muchas dificultades que habría que tener en cuenta.

Y una de las más importantes es que las diferencias entre los distintos miembros del grupo son extremadamente grandes. La política monetaria, por ejemplo, sería una de ellas.

A diferencia de los países europeos y Estados Unidos, que conforman el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, los BRICS son gobernados por distintos sistemas políticos, desde los regímenes de Rusia o China a las democracias de Sudáfrica, India y Brasil, y rara vez forman un bloque unido frente a los asuntos globales.

Pero analistas afirman que hay sin embargo muchas cosas en común, como la erradicación de la pobreza, el intento de asegurarse los recursos alimentarios y energéticos, el desarrollo de infraestructuras y la inversión en nuevas tecnologías.

Puntos en común

Además, todos los países BRICS han expresado sus deseos de crear un sistema de salud asequible, y tienen una postura similar en cuanto al cambio climático.

Image caption Sudáfrica ha sido el último en unirse al grupo de economías emergentes.

Fernando Pimentel, ministro de Comercio de Brasil, le dijo a la agencia Reuters que los países firmarían un acuerdo durante la cumbre para estudiar la posibilidad del banco conjunto y Sudhir Vyas, representante del ministerio de Exterior indio, señaló que se debería determinar cómo se quiere estructurar y capitalizar el banco.

Añadió que un proyecto de estas características requeriría tiempo, y que "no todos los días se planea la apertura de un banco".

Pimentel aseguró además que la propuesta del proyecto no implicaría abandonar las instituciones financieras actuales, sino que es un intento de responder a las necesidades económicas que implican los nuevos tiempos.

Según el brasileño, el Banco Mundial y otras instituciones como el Banco Interamericano de Desarrollo tienen "funciones específicas que realizan muy bien, como proveer financiación a países con rentas bajas, pero se necesita ir más allá".

Representantes del gobierno indio aseguraron que los BRICS representan una oportunidad, especialmente ahora que surgen nuevos polos de poder en el mundo.

El camino seguido por las potencias occidentales, marcado por la industrialización y décadas de colonialismo, parece mostrarse parcialmente agotado, y los nuevos actores económicos buscan nuevas formas de controlar unas economías en plena expansión.

Contenido relacionado