Anders Breivik: ¿loco extremista o frío y calculador?

Última actualización: Miércoles, 11 de abril de 2012
Anders Behring Breivik

El primer informe psiquiátrico realizado a Breivik había concluido que padece esquizofrenia paranoide.

Anders Behring Breivik, autor confeso de los atentados del pasado 22 de julio en Noruega en los que murieron 77 personas, está en plena posesión de sus facultades mentales, según un nuevo informe psiquiátrico presentado este lunes.

La evaluación, realizada por los psiquiatras Agnar Aspaas y Terje Toerrissen, resalta que Breivik "no se encontraba en estado psicótico" cuando cometió los atentados.

El primer informe psiquiátrico realizado a Breivik había concluido que padece esquizofrenia paranoide y que estaba perturbado mentalmente al cometer los crímenes.

Probablemente muchos noruegos se sentirán aliviados con las conclusiones del nuevo informe, ya que existe la convicción generalizada de que Breivik debe responder por sus actos y debe ser enviado a prisión y no a una institución psiquiátrica.

Si el segundo examen hubiese llegado a la misma conclusión que el primero, los fiscales se habrían visto obligados a pedir su ingreso forzoso en un hospital psiquiátrico.

"Viendo lo que hizo es difícil entender cómo puede estar sano", le dijo un ciudadano noruego a la BBC. "Pero al menos ahora puede ser enviado a prisión, de donde no saldrá en un buen tiempo".

Pero pese a las conclusiones del nuevo informe, el resultado final del juicio a Breivik es incierto. Con dos exámenes contradictorios, la cuestión de la salud mental del acusado seguro será un elemento central en el proceso.

Dudas

Isla de Utoeya

En la isla de Utoya murieron 69 jóvenes que asistían a un campamento de verano.

Una abogada que trabaja para la policía noruega le dijo a la BBC que le intriga cuál será el resultado del juicio.

"El nuevo informe puede que no cambie muchas cosas al final", aseguró la , "ya que los tribunales tienen el deber de dar el beneficio de la duda a los acusados en la cuestión de su cordura".

"El primer informe creó dudas y el nuevo informe no puede cambiar eso", señaló la abogada.

En opinión de la abogada, el tribunal de primera instancia puede declarar que Breivik está enfermo, aunque al final un tribunal superior puede llegar a una conclusión diferente.

Agnar Aspaas y Terje Toerrissen aseguran que simplemente han analizado el material disponible de manera diferente a los expertos que hicieron el informe inicial, aunque muchos se preguntarán cuán acertadas pueden ser las conclusiones de su examen cuando difieren tanto del primero.

Toerrissen asegura que el mayor tiempo del que dispusieron para realizar el examen desde que ocurrieron los atentados puede haberles dado alguna ventaja con respecto al primer informe, teniendo en cuenta la reacción que los asesinatos produjo en la sociedad noruega.

También dejaron claro que ya habían elaborado un diagnóstico inicial antes de haber leído el primer informe, al que tuvieron acceso en medio de sus propias conversaciones con Breivik.

"Mente abierta"

Funeral por víctimas de la masacre

Los atentados del pasado julio conmocionaron a la sociedad noruega.

La jueza del caso, Ina Stroemstad, aseguró que los dos informes serán pruebas centrales en el proceso, pero no las únicas.

"También hay que recordar que los expertos también responden por sus opiniones durante el juicio", señaló la magistrada.

La psiquiatría no es una ciencia exacta, pero las grandes discrepancias entre los dos informes sobre la salud mental de Breivik inevitablemente ponen en duda la validez de este tipo de evaluaciones en general.

Seguro que esta cuestión creará un debate en Noruega sobre el papel de la psiquiatría forense en los juicios.

Las grandes diferencias entre los dos informes han dejado a mucha gente confundida. Se preguntan cómo alguien puede estar enfermo en un momento determinado y en otro pueda aparecer en control absoluto de sus facultades.

Lo que es inusual en el caso del juicio a Breivik es que sus abogados argumentarán que su cliente está sano. Ello es lo contrario a lo que suele suceder en los juicios en los que se pone en cuestión la salud mental de los acusados.

El abogado defensor de Breivik ha llamado incluso como testigo al clérigo que fundó el grupo islámico radical Ansar al-Islam, Mulá Krekar, para demostrar cómo una persona con ideas políticas extremas puede ser juzgada.

Krekar fue recientemente condenado a cinco años de cárcel en Noruega por vertir amenazas de muerte contra funcionarios públicos.

Los dos psiquiatras que han concluido que Breibik está sano advierten en su informe que existe un riesgo elevado de que el acusado reincida.

Agnar Aspaas se muestra concluyente en su veredicto: "Hemos considerado puntos de vista alternativos, pero hemos llegado a una decisión unánime".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.