Bob Marley, el papá más sexy del colegio

Familia de Bob Marley
Image caption "Mucha gente nos hacía sentir menos porque teníamos padres rastafaris", dice Cedella.

Cedella Marley nació en 1967 y es una de las hijas de la leyenda del reggae, Bob Marley. A propósito del documental que se estrenará próximamente acerca del cantante, conversó con el programa Outlook de la BBC.

Mi padre era genial. Nunca nos alzó la voz. Supongo que viajaba tanto, que cuando al fin estaba en casa era así como "Tenemos cuatro días, ¿qué vamos a hacer? Divertirnos".

Si estaba en la ciudad, él era quién nos recogía de la escuela y nos llevaba a la playa. Íbamos a correr, nadar. Era muy competitivo, fanático del ejercicio.

El estilo de crianza de mis padres fue: "si estamos en una carrera, no crean que los vamos a dejar ganar". Era gracioso observarlos mientras nos veían perder.

Yo no diría que fue un padre tierno, pero sí era divertido. Siempre trataba de hacernos reír.

Escribía canciones mientras daba vueltas por la casa. Si nos sentábamos a ver televisión, nos acompañaba con su guitarra a un lado.

"Nunca me casaría con un músico"

"Nice Time" era mi canción de cuna. Mi papá, de hecho, la escribió para mí cuando nací.

La música fue muy importante en mi niñez, aunque no necesariamente era algo que tuviéramos que hacer. Siempre nos decía que podíamos hacer lo que quisiéramos, pero debíamos hacerlo bien. Era un perfeccionista, eso sí, todo tenía que estar perfecto.

Era muy estricto con lo que se refería a nuestra educación. Íbamos a escuelas católicas.

Me daba risa cuando la gente me decía: "Tu padre es un rastafari". Yo contestaba: "Sí, es un rastafari que nos inscribió en escuelas católicas".

En Jamaica había prejuicios religiosos. Mucha gente nos hacía sentir menos porque teníamos padres rastafaris. Yo creo que por eso mi papá fue un triunfador, incluso también nosotros. Siempre trató de romper barreras, cambiar las cosas y hacer algo distinto con su vida.

Mi papá quería que yo fuese doctora o abogada, y en retrospectiva, cuando pienso en todos los problemas legales que hemos tenido, probablemente debí haber ido a la escuela de leyes.

Él tenía muchas amigas, eso va con el ambiente. Yo nunca me casaría con un músico. Sin embargo, la relación con mi mamá siempre fue amorosa.

Ella crió a la mayoría de los hijos de mi papá en un momento u otro. Todos vivimos en la misma casa alguna vez y ahora, siendo adultos, aún vivimos a cuadras de distancia. Mi vida no sería lo mismo sin mis hermanos.

Realmente no recuerdo si alguna vez uno de mis compañeros de clase se quedó a dormir en mi casa, sus padres no lo permitían. Si algún amigo realmente quería pasar el fin de semana en mi casa no podía decir la verdad, tenía que inventar que se quedaba en otro lugar.

Creo que tenían una idea equivocada de lo que era nuestro hogar.

Seguro se imaginaban que al entrar habría tambores llenos de hierba (marihuana) y papel para enrollarla apilado hasta el techo. Nuestro hogar en verdad era muy estricto, mis padres nunca fumaron dentro la casa.

Orgullo

Bob Marley era muy guapo, con sus músculos y sus rizos. Me sentía orgullosa de él.

Cada vez que nos buscaba en el colegio, se me inflaba el pecho y pensaba: "ese es mi papá". Era el más sexy del colegio.

¿Su mayor influencia en mí? Una frase que decía algo con lo que no concuerdo 100%: "Si mi vida es solo para mí, entonces no la quiero".

Sin embargo, sé lo que quería decir. Si no puedes ayudar a que se logre un cambio, ¿para qué estás viviendo? A pesar de que nuestro tiempo fue corto, fue maravilloso tenerlo como padre.

Hace un par de meses hicimos una sesión de fotos con el velocista Usain Bolt (Cedella Marley diseñó los uniformes para el equipo olímpico jamaiquino) y dentro de la ropa hay dos citas bordadas de mi papá.

Bromeé con Bolt diciéndole: "Esta será la primera vez que Bob Marley irá a unos Juegos Olímpicos". Ambos nos miramos y reímos.

Me siento muy orgullosa por poder haber hecho ese trabajo. Estaré en Londres durante los juegos y estoy segura de que Jamaica va a arrasar.

Contenido relacionado