Londres investiga la relación entre sus espías y los de Gadafi

Última actualización: Domingo, 22 de abril de 2012
Muhamar Gadafi

El coronel Muhamar Gadafi habría recibido ayuda de los servicios de inteligencia británicos contra los disidentes libios.

El gobierno británico dio a conocer que "tomará muy seriamente" las acusaciones de que sus servicios de inteligencia trabajaron con el gobierno del coronel Muhamar Gadadi, antiguo líder de Libia.

Las denuncias vienen de parte de la prensa británica.

El The Mail on Sunday afirma que el MI5 (el servicio de inteligencia que opera a nivel nacional) entregó información sobre disidentes libios viviendo en Londres a espías libios.

Por su parte, el The Sunday Telegraph dice que el MI6 (el servicio de inteligencia británico que opera en el exterior) fundó una mezquita radical en una ciudad europea cuyo nombre no se reveló, para atraer a militantes de al-Qaeda.

Ambos periódicos dicen que las alegaciones provienen de documentos que se hicieron públicos a la caída de Gadafi.

El Mail on Sunday asegura que espías libios que trabajaban en Londres recibieron información, se les proporcionó una casa de seguridad lujosa, en Knightsbridge, uno de los barrios más exclusivos en el oeste de Londres, y teléfonos móviles confiables.

El periódico señala que el MI5 " traicionó la confidencialidad que se les promete a los refugiados cuando postulan al asilo", citando documentos "desenterrados desde los archivos de los maestros del espionaje libio", una vez que fue derribado el régimen de Gadafi, el año pasado.

Una portavoz del Ministerio del Interior dijo que el departamento no comentaba asuntos relativos a operaciones por razones de seguridad.

Graves acusaciones

Al mismo tiempo, la vocera agregó que la Comisión de Seguridad e Inteligencia del Parlamento ya estaba examinando la relación del gobierno con Libia "y tomará en cuenta todas la acusaciones que aparecen en este informe.

"Desconocemos los detalles de este caso, pero tomamos estas denuncias con la seriedad que se merecen," dijo.

Jack Straw

Straw afirma que el gobierno laborista nunca fue partidario, partícipe ni cómplice de ninguna clase de torturas

En la versión de The Daily Telegraph, los documentos enviados por el MI6 al jefe de la inteligencia libia, Moussa Koussa, revelan que se reclutó a un doble agente para infiltrar una célula de al-Qaeda.

El agente, de quien se dice que adoptó el nombre clave de Joseph, habría estado en estrecho contacto con un comandante de alto rango de al-Qaeda en Irak.

El 18 de abril pasado se reveló que un comandante libio, Abdel Hakim Belhadi, se disponía a tomar medidas legales en contra del excanciller británico Jack Straw por haber accedido a su secuestro y traslado ilegal a la Libia de Gadafi, a través de territorio británico, en 2004.

En una entrevista con la BBC, el año pasado, Straw dijo que el gobierno laborista se había opuesto a tales procedimientos ilegales.

"Nos opusimos a cualquier uso de tortura o métodos similares. No solamente no estuvimos de acuerdo con ellos, sino que nunca fuimos cómplices ni hicimos la vista gorda".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.