El gobierno español califica de negativa la expropiación en Bolivia

Media playback is unsupported on your device

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ordenó la nacionalización de Transportadora de Electridad (TDE), la subsidiaria en ese país de la firma de electricidad española Red Eléctrica Española (REE) y ordenó a los militares hacerse cargo de la compañía.

"La última nacionalización en Bolivia tuvo lugar, como se ha convertido en costumbre, el 1 de mayo, día en que el país celebra el día internacional de los trabajadores", señala el reportero de la BBC para el país andino Mattia Cabitza.

Hablando ante una concentración, Evo Morales explicó que había ordenado la medida en honor de la lucha del pueblo boliviano por recuperar el control de sus recursos naturales.

"Hoy día nuevamente, como justo homenaje a los trabajadores y al pueblo boliviano que ha luchado por la recuperación de los recursos naturales y los servicios básicos, nacionalizamos la Transportadora de Electricidad (TDE)", afirmó el mandatario.

"Desde que llegó al poder en 2006, el presidente nacionalizó 15 compañías de hidrocarburos, cemento y minería, entre otras", señala Cabitza.

Repsol en Bolivia

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Morales aseguró que la petrolera española Repsol "será respetada" como socio.

La nacionalización de Transportadora de Electricidad se produce a sólo semanas de que Argentina tomara el control de la compañía petrolera española YPF.

Sin embargo, este miércoles, Evo Morales, manifestó durante la inauguración de la planta procesadora de gas Campo Margarita que la empresa "española Repsol será respetada como socio".

La explotación de la planta, financiada por Repsol y sus socios, permitirá incrementar la exportación de gas de Bolivia a Argentina.

En la inauguración estaba presente el presidente de Repsol, Antonio Brufau, señala la agencia de noticias EFE y los medios locales.

Las razones

Morales señaló que la falta de inversión en Bolivia fue una de las razones que le llevaron a la nacionalización de Transportadora de Electricidad.

La empresa española REE adquirió el 99,94% de TDE en 2002. El 0,06% restante quedó en manos de los trabajadores bolivianos de la empresa.

TDE es propietaria del 73% de las líneas eléctricas en Bolivia y suministra electricidad al 85% de los habitantes del país que tienen acceso a ese servicio.

Aunque Morales no especificó cómo compensará a la compañía española, en el decreto de nacionalización se estipula que el Estado boliviano negociará el pago con REE.

El ministro de Economía de España, Luis de Guindos, calificó de "negativa" la expropiación y rechazó establecer un vínculo con la nacionalización reciente de YPF por el gobierno argentino.

"No creemos que exista en absoluto una situación generalizada. Son situaciones independientes", indicó De Guindos.

Por otro lado, Comisión Europea (CE) manifestó su "preocupación" por la decisión del gobierno boliviano.

"Acciones como ésta forzosamente transmiten una señal negativa a los inversores internacionales sobre el clima de negocio y de inversiones en Bolivia", indicó en una declaración el portavoz de la Unión Europea de Comercio, John Clancy.

Contenido relacionado