Se olvidan de un preso que dice haber tenido que beber su propia orina

Última actualización: Viernes, 4 de mayo de 2012
Silueta de un prisionero

El estudiante asegura que lo olvidaron en la celda, y que no respondieron a sus gritos y patadas.

Según su versión de los hechos, el estudiante estadounidense Daniel Chong pasó cinco días "olvidado" en una celda y asegura que se vio forzado a beber su propia orina para sobrevivir.

Sin embargo, su declaración es controvertida y existen dudas de cómo tuvieron lugar los hechos y todavía no está del todo clara.

Todo comenzó con un operativo antidrogas que tuvo lugar en San Diego, California, el 21 de abril, en el que según las autoridades se encontraron 18.000 tabletas de éxtasis. Allí fue detenido Daniel Chung y fue puesto en una celda de 1,5 por 3 metros, donde asegura que lo dejaron olvidado.

Chong dice que durante esa detención perdió 7 kilos y que para el tercer día padecía alucinaciones.

Las autoridades de la Agencia Antidrogas de EE.UU. (DEA, por sus siglas en inglés) están investigando por qué Chong fue dejado en su celda por tanto tiempo.

"Nunca volvieron, ignoraron todos mis gritos y todavía no sé qué sucedió", dijo el estudiante de la Universidad de California San Diego. "No estoy seguro de cómo pudieron olvidarme", insistió.

"Hago llegar mis más profundas disculpas al joven y quiero expresar que este hecho no es indicativo de los altos estándares que exijo a mis subordinados."

William Sherman, agente a cargo de la DEA en San diego California

De acuerdo con la DEA, el estudiante fue uno de los nueve detenidos en el marco de la ejecución de una orden de arresto.

Los agentes indican que encontraron cerca de 18.000 pastillas de MDMA, también conocidas como éxtasis, así como marihuana, prescripciones médicas, hongos alucinógenos y varias armas de fuego.

"El individuo en cuestión estaba en la casa", dijo el comunicado.

"Perdón mamá"

Pastillas de éxtasis

Según la DEA el estudiante fue detenido en un operativo en el que se encontraron 18.000 pastillas de éxtasis, marihuana y armas.

El agente a cargo de la DEA en San Diego, William Sherman, dijo el miércoles que estaba "profundamente afectado por el incidente".

"Hago llegar mis más profundas disculpas al joven y quiero expresar que este hecho no es indicativo de los altos estándares que exijo a mis subordinados", manifestó.

Durante una conferencia de prensa el pasado martes, Chong dijo que los agentes lo habían interrogado el 21 de abril pero le dijeron que se podía ir a su casa. Un agente de la DEA hasta se ofreció a llevarlo, dijo.

De alguna forma, en lugar de regresar a su hogar, Chong fue "accidentalmente dejado en una de las celdas", dijeron las autoridades.

Chong dijo que oyó a personal de la DEA y a otros prisioneros y que gritó y pateó la puerta, pero no recibió respuesta.

Cuando fue encontrado, Chong había perdido la coherencia y estaba cerca de tener un fallo renal, dijo su abogado. Fue llevado al hospital donde pasó tres días en una unidad de cuidado intensivo.

Chong había llegado a romper los vidrios de sus anteojos para escribir "perdón mamá" en su brazo.

Su abogado, Gene Iredale, confirmó que el estudiante había ingerido una sustancia en polvo en la celda, que resultó ser metanfetamina. De acuerdo a Iredale, presentarán una demanda ante un tribunal federal.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.