El internet cubano sigue lento a pesar del supercable venezolano

Cibercafé en Cuba. Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Solo una pequeña parte de la población cubana tiene permiso para acceder a internet desde casa.

Conectarse a internet en Cuba es, en el mejor de los casos, difícil; y en el peor, imposible.

Solo una pequeña parte de la población tiene permiso para acceder a la red desde casa, como los funcionarios, los científicos y los trabajadores de empresas extranjeras.

Incluso para ellos, la conexión es insoportablemente lenta, a través del teléfono y cara. Hay hoteles con acceso a internet vía wifi, pero su costo es de ocho dólares por hora, equivalente a la mitad de lo que gana al mes un trabajador estatal.

Pero este jueves, el ministro venezolano de Ciencia, Jorge Arreaza, les dijo a periodistas extranjeros que el esperado cable submarino de fibra óptica que llevará internet de alta velocidad a Cuba ya está operativo.

"Dependerá del gobierno de Cuba para qué lo utiliza, ¿no? Por supuesto eso es un asunto soberano de ellos, pero sí sabemos que está en plena operación el cable submarino", dijo Areaza a los periodistas en rueda de prensa.

Lea: Gobierno cubano arremete contra mercado negro de internet

Sin comentarios

Las autoridades cubanas aún no han hecho un comentario al respecto. Es la primera información oficial que se tiene del cable en más de un año.

En una ceremonia el año pasado se anunció la llegada de la alta velocidad gracias al cable de fibra óptica venezolano, desatando una gran expectación.

El gobierno siempre ha culpado al embargo de Estados Unidos de la mala calidad del internet cubano: sin un cable que la una al continente, la isla tiene que conectarse a través de satélite a un costo considerable.

Las autoridades calificaron al cable como una victoria contra el embargo estadounidense. Mientras, para los cubanos de a pie, el fin de su desconexión a internet parecía inminente.

Lea: Llega el cable telefónico submarino a Cuba

Pero a aquella ceremonia le siguió el silencio. Surgieron rumores sobre complicaciones técnicas, y otros sobre el miedo del gobierno a perder el control de la información.

Luego se habló de que los encargados del proyecto habían sido arrestados por malversación de fondos.

Sin mejoría

Pero esta semana en La Habana, el presidente del Tribunal Supremo cubano, Rubén Remigio, negó que alguien estuviera siendo juzgado por esas acusaciones en alguna corte cubana, aunque agregó que eso no significaba que no se hubiera puesto en marcha una investigación.

También dijo, en entrevista con la BBC, que no había notado ninguna mejora en la conexión a internet que tiene en su despacho.

"Creo que están haciendo ajustes técnicos", dijo Remigio. "No sé. Pero estamos todavía esperando".

Mientras, al escribir este artículo para la BBC, mi lenta conexión a internet se ha caído. Afuera está lloviendo... la interferencia de los elementos es una señal clara de que yo al menos sigo conectada a internet a través del satélite.

Contenido relacionado