La historia del beisbolista cubano acusado de tortura

Aroldis Chapman Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Aroldis Chapman juega para los Rojos de Cincinnati.

El lanzador cubano Aroldis Chapman está teniendo una excelente temporada en el béisbol de las Grandes Ligas de Estados Unidos. Pero fuera del diamante, su historia tiene todos los visos de una novela taquillera: su salida de la isla comunista, una batalla legal que acaba de comenzar en su contra, acusaciones de tortura, supuestas labores como informante del gobierno. Y dinero. Mucho dinero.

Hace poco se presentó en Miami, Florida, una demanda en contra del lanzador de los Rojos de Cincinnati por ser uno de los supuestos responsables de la detención arbitraria y la tortura del cubano Danilo Curbelo García, quien está preso en Holguín, en el este de la isla, y quien además es residente permanente en Estados Unidos.

La compensación que pide Curbelo asciende a US$18 millones, cifra basada en el contrato multimillonario del beisbolista y en las pérdidas que alegan el demandante y su familia.

En la página oficial de los Rojos, el vocero del equipo Rob Butcher argumentó, cuando se conocieron los hechos, que Chapman está al tanto de la demanda, pero que el zurdo no hará comentarios.

Contrato millonario

Curbelo y Chapman se conocieron en julio de 2008, según explica la demanda. El primero visitaba la isla y el segundo, tras un intento fallido de fuga, había perdido su puesto en el equipo nacional de Cuba que iba a participar en los Juegos Olímpicos de ese año.

Ambos tuvieron un encuentro casual sin mayores incidentes. Un día después, Curbelo fue detenido, tras lo cual fue acusado y condenado a diez años por conspirar para sacar a Chapman fuera de la isla.

Chapman logró salir de la isla hacia los Países Bajos en 2009 y un año después firmó un contrato por seis años y por US$30 millones con los Rojos.

Ahora, la demanda en contra del beisbolista asegura que Chapman se alió con el gobierno para salir de Cuba y permitirle de nuevo jugar con el equipo nacional, a cambio de testificar en casos de disidentes posibles o reales.

Limpiar el nombre

"Es una costumbre que las personas que están en el sistema cubano traten de limpiar su nombre", le dijo a BBC Mundo Kenia Bravo, la abogada a cargo de la demanda en Miami.

"Cuando uno está tratando de limpiarse, uno trata de informar sobre otras personas. Uno se convierte en una especie de seudoagente del gobierno", agrega.

La acción judicial menciona que al convertirse en un informante del gobierno, Chapman testificó de manera falsa contra Curbelo. La demanda agrega que Curbelo sufrió diferentes tipos de tortura en la cárcel.

BBC Mundo contactó a la agencia Hendricks Sports Management, que representa al deportista, pero no obtuvo respuesta este miércoles.

El vocero de los Rojos de Cincinnati, por su parte, envió un mensaje a BBC Mundo en el que asegura que el club está al tanto del asunto pero tampoco hará ningún comentario.

Chapman se ha convertido en una pieza clave en el staff de lanzadores de los Rojos a tal punto que muchos creen que el relevista pase a ser pronto parte del ciclo de abridores.

El lanzador zurdo posee hasta ahora una efectividad por debajo de la unidad y ha permitido solamente una carrera en 21 partidos.

Contenido relacionado