Media playback is unsupported on your device

Un café vienés exclusivo para gatos

En Viena acaba de inaugurarse el primer café para gatos, un lugar donde los clientes pueden disfrutar de sus lattes o capuccinos mientras acarician a sus felinos.

El café se llama Neko, que significa gato en japonés.

El local se encuentra en el centro de la capital de Austria, cerca de la catedral de San Esteban, un centro de interés turístico.

Con cincuenta asientos, este café donde los perros están terminantemente prohibidos es todo ún éxito.

La idea la concibió una japonesa que ha apoyado por años un refugio de animales vienés.

El café cuenta, incluso, con cinco gatos propios.

Véalo en este video de BBC Mundo.