Assange pide asilo a un gobierno criticado por su trato a los medios

Última actualización: Miércoles, 20 de junio de 2012
Julian Assange.

Assange entrevistó a Correa en su programa "El Mundo del Mañana".

Julian Assange, para muchos símbolo de la libertad de prensa, pidió asilo en Ecuador, un país en el que su presidente, Rafael Correa, ha tenido una difícil relación con los medios de comunicación. El último episodio ocurrió el pasado fin de semana, cuando Correa prohibió a sus funcionarios hablar con medios de comunicación privados.

El mandatario ecuatoriano dijo que no se darán entrevistas a medios de alcance nacional, calificados por el gobierno como "mercantilistas", pues considera que al acudir a esos medios sus ministros están contribuyendo a "llenar los bolsillos" de los dueños de "negocios dedicados a la comunicación".

La relación con la prensa de su país ha sido un tortuoso camino de desencuentros y demandas millonarias como la interpuesta contra el diario El Universo por US$ 40 millones por injurias (cantidad que finalmente perdonó al diario después de un largo proceso en los tribunales), o el acoso a los autores del libro El Gran Hermano, sobre los negocios del hermano del mandatario y su supuesto abuso de poder.

Y es que Rafael Correa ha llegado decir que los medios de comunicación son los enemigos de la revolución ciudadana que lidera o ha promovido polémicas medidas como la creación de un Consejo de Regulación de contenidos. Estos son algunos de los casos más emblemáticos de su difícil relación con el periodismo ecuatoriano.

Demanda contra el diario El Universo

A comienzos de este año Correa anunciaba que perdonaba la condena a prisión y la millonaria indemnización al diario El Universo, uno de los más importantes del país, después de un largo proceso en los tribunales y del autoexilio en Miami del exdirector de opinión del periódico Emilio Palacio.

El Universo

Correa demandó por injurias al diario El Universo por US$ 40 millones.

Semanas antes de su anuncio la Corte Nacional de Justicia había ratificado una orden de prisión de tres años contra los hermanos Carlos, César y Nicolás Pérez, dueños del diario y el pago de una indemnización de US$40 millones por injurias contenidas en el artículo de opinión "No más mentiras", escrito por Palacio.

En la columna Palacio reconstruía la revuelta policial del 30 de septiembre de 2010, el papel de Correa y la posibilidad de un indulto para quienes participaron en la misma. En el artículo el entonces jefe de opinión se dirige a Correa como dictador.

"El Dictador debería recordar, por último, y esto es muy importante, que con el indulto, en el futuro, un nuevo presidente, quizás enemigo suyo, podría llevarlo ante una corte penal por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente", escribió Palacio.

La columna provocó la demanda inmediata de Correa contra el periodista y los directivos del Universo por calumnia.

El caso, que puso contra a la pared a El Universo, fue duramente criticado dentro y fuera del país a tal punto que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos le pidió a Correa la suspensión de la sentencia, a lo cual el mandatario se negó.

Para los miembros de El Universo, el perdón anunciado por Correa en febrero de este año, llegó después de que se acumularan las protestas y de que la presión internacional surtiera efecto.

"El cambio de opinión se debe a que la presión se volvió insoportable debido a las cartas de escritores como Fernando Savater o incluso del expresidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, al hecho de que algunos diarios de América Latina y varios países de Europa reprodujeron el artículo de opinión que motivó el juicio, y a que Correa está cayendo en las encuestas y sus asesores se lo han hecho saber", le dijo Palacio a BBC Mundo.

Los negocios del hermano de Correa

El mismo día que Correa perdonaba a El Universo también desistía de la demanda presentada en contra de los periodistas Juan Carlos Calderón y Christian Zurita, autores del libro El Gran Hermano en donde denuncian los presuntos contratos que supuestamente tenía con el Estado el hermano mayor del presidente, Fabricio Correa.

El Gran Hermano

En el libro El Gran Hermano se detallan los supuestos negocios y abusos de poder del hermano de Correa.

Rafael Correa acusó a los dos periodistas por daño moral y pidió una indemnización de US$10 millones. El punto central de la demanda tenía que ver con la afirmación de que el presidente sabía de los contratos de su hermano antes de que el caso fuera hecho público por el diario Expreso, lo cual el mandatario negó.

En el libro Zurita y Calderón reiteran la afirmación citando al propio hermano de Correa.

Vicente Ordoñez, presidente de la Unión Nacional de Periodistas, le dijo a BBC Mundo que "la intención con las demandas era clara: poner miedo o amedrentar a los periodistas. Lo que está en riesgo en la libertad de expresión".

El experiodista y vicepresidente de la Asamblea Nacional, Rolando Panchana, comentó por su parte que "el presidente como todo ciudadano ejerció su legítimo derecho a la defensa de sus derechos".

Legislación vs libertad prensa

La pugna entre el presidente Correa y la prensa de su país no es nueva. En 2007 el mandatario demandó al diario La Hora por un artículo de opinión en un proceso que finalmente fue archivado.

Rafael Correa

Rafael Correa le ha preguntado a los ecuatorianos si debe existir un Consejo de Regulación de contenidos de los medios.

Rafael Correa ha señalado a periodistas y medios con calificativos como "prensa corrupta" y "sicarios de tinta", y su gobierno ha emitido innumerables cadenas de radio y televisión para criticar a periodistas y rechazar informaciones de prensa.

Paralelamente el mandatario ha cuestionado el poder y el alcance de los medios.

En el referéndum de mayo de 2011, justo cuando ya se conocía la demanda de Correa contra El Universo, el gobierno le preguntaba a los ecuatorianos si se debía prohibir que los dueños de empresas de comunicación privadas tuvieran acciones en negocios fuera del ámbito comunicacional, y si debía existir un Consejo de Regulación "que establezca criterios de responsabilidad ulterior de los comunicadores o medios emisores".

Aunque aún no se aprueba, la controvertida Ley de Comunicación de Ecuador desarrolla varios de esos postulados como el Consejo de Regulación de contenidos.

Las asociaciones de periodistas ecuatorianos han calificado la ley como peligrosa para la libertad de expresión. El mandatario ha insistido en que la ley no favorezca "a los intereses de cierta prensa".

Contexto

Destacamos

Lo más compartido

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.