Paraguay: "No hubo golpe ni quiebre institucional"

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El nombramiento de Franco generó rechazo en América Latina.

El nuevo presidente de Paraguay, Federico Franco, tiene una enorme tarea por delante y así lo reconoció este sábado en su primer encuentro con los medios extranjeros.

"La situación es difícil y reconozco inconvenientes con la comunidad internacional", aseveró Franco en el encuentro al que asistió BBC Mundo.

El problema principal que tiene el incipiente gobierno es que prácticamente todos los países de la región han salido a condenar la destitución de Fernando Lugo a través de un juicio político en el Senado.

El mandatario venezolano, Hugo Chávez, lo calificó de "bochornoso" y una "farsa".

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, lo tildó de "golpe".

Mientras que en Brasil, la jefe del Estado, Dilma Rousseff no reconoce al nuevo titular de Paraguay.

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Alí Rodríguez Araque, le dijo a BBC Mundo que "fue un golpe parlamentario" al no habérsele dado a Lugo un tiempo prudencial para defenderse en el juicio político.

El tema será discutido en la venidera cumbre de Mercosur, la semana próxima en Argentina.

Desafío

Derechos de autor de la imagen REUTERS
Image caption Chávez calificó la destitución de Lugo como una "farsa".

"No se si iré a la cumbre de Mercosur", respondió Franco a BBC Mundo durante la conferencia de prensa en el Palacio de López.

"Aún no tengo invitación", apuntó.

Es poco probable que lo inviten, considerando lo que ya adelantaron varios mandatarios latinoamericanos, quienes incluso han amenazado con expulsar a Paraguay de la unión suramericana por supuestamente haberse violado el Estado de derecho.

"Acá no hubo golpe ni quiebre institucional. Tenemos pleno respeto por la Constitución", dijo Franco.

El artículo 225 de la Carta Magna paraguaya señala un procedimiento para iniciar un juicio político a un funcionario electo si se le considera responsable de algún delito.

Si al menos dos tercios de la Cámara de Diputados y del Senado lo avalan, el presidente puede ser destituido. Como sucedió con Lugo quien fue removido con un voto casi unánime.

Además, señalan los observadores y analistas que descartan los señalamientos de "golpe" apuntan a que el propio Lugo aceptó la sentencia del juicio político.

"Nosotros estamos arreglando la casa primero y después vamos a tomar contacto con los países vecinos. Estoy seguro de que van a comprender la situación en Paraguay", señaló Franco.

Opciones

Federico Franco nombró a Félix Fernández como nuevo canciller de su gobierno para tratar de recomponer los puentes restablecer relaciones diplomáticas.

"Ratificamos ante la comunidad internacional el cumplimiento del ordenamiento jurídico constitucional", dijo Fernández en una radio local.

"Respetamos muchísimo a los presidentes de nuestras naciones hermanas y vamos a tratar de conversar con ellos", agregó.

Sobre Paraguay el riesgo no sólo es de deterioro con la comunidad internacional, sino un posible impacto económico.

Unasur puede decidir sanciones comerciales sobre Paraguay, lo que impactaría severamente a un país que ha venido un importante crecimiento económico en los últimos tres años.

"No creo que Brasil tenga que aplicarnos una sanción comercial, ya que los más afectados son los brasileños que tienen inversiones en partes de nuestro país", afirmó Franco.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.