Un auto nuevo, ideal para carreteras destruidas, por US$6.000

Auto Mobius Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption El auto es ideal para conducir por las deterioradas calles del continente africano.

Cuando el ingeniero informático Joel Jackson llegó a Kenia en 2009, una de las primeras cosas que notó fue el mal estado de sus carreteras.

Había viajado al país con una organización sin fines de lucro para ayudar a los pequeños agricultores a incrementar su productividad.

Sin embargo, no más llegar, se dio cuenta de que había un problema más urgente que resolver.

"Se hizo evidente que la falta de transporte adecuado afectaba a muchas zonas rurales de África", le dijo a la BBC.

Por eso tomó la decisión de construir algo para remediar esta situación: un auto que no costase más de US$6.000.

Mobius One, como se llamó al primer vehículo, fue construido por mecánicos y soldadores locales.

El auto carece de todos los lujos a los que estamos acostumbrados en Occidente.

"Tenía un marco de acero tubular y partes fáciles de conseguir, parecía un todoterreno para ir a la playa. Hacerlo nos llevó diez meses y costó cerca de US$14.000", comenta Jackson.

Pero funcionaba, y eso fue suficiente como para que se animara a dejar su trabajo y se dedicara por completo a la recién formada compañía, Mobius Motors.

Auto llamativo

Jackson recolectó cerca US$250.000 y usó parte de ese capital para contratar a un equipo de ingenieros para fabricar un segundo prototipo, Mobius Two.

"Eliminamos todos los detalles que no eran esenciales. Lo importante fue asegurarnos de que fuera fuerte y durable, ya que las calles africanas están en pésimas condiciones", explica.

El auto, terminado en septiembre de 2011, demoró tres meses en construirse y su presupuesto fue de US$15.000.

"Condujimos el carro por Kenia y funcionó bien. Cuando fuimos con él a Nairobi la gente se nos acercaba y nos preguntaba dónde podía conseguir uno", recuerda.

Para Jackson, la posibilidad de comprar un auto nuevo diseñado específicamente para el mercado africano es muy atractiva, sobre todo teniendo en cuenta la creciente clase media de ese continente.

Aunque las primeras versiones fueron más costosas, está previsto que el precio del vehículo final ronde los US$6.000. Este precio, dice, es menos de lo que los keniatas pagan, por ejemplo, por un Toyota de cuatro años de uso, que se vende en el mercado por US$8.000.

Impacto social

Derechos de autor de la imagen other
Image caption Jackson espera que su modelo se convierta en el auto más popular de África.

Los autos de segunda mano son caros en Kenia por los costos adicionales de los impuestos y las aduanas.

"Un vehículo nuevo tiene un valor de alrededor de US$60.000", señala el ingeniero.

En la actualidad el parque automotor en Kenia cuenta con unos 800.000 vehículos. Unos 80.000 se venden cada año. Estos son, en su gran mayoría, de segunda mano y muchos se compran no para uso personal sino para ser utilizados en algún tipo de negocio.

"A veces ves a 12 personas metidas en un auto que funciona como una suerte de transporte público informal", le dice Jackson a la BBC.

Un auto diseñado específicamente con estos problemas en mente puede convertirse "en una inversión para una empresa", añade.

"Mobius tiene el potencial de cambiar la red de transporte en África. El acceso al transporte significa acceso a la educación, a los servicios sanitarios y ese es el impacto social de este proyecto".

"Mi ambición es que se convierta en el auto de África. Me gustaría que se produzcan cientos de miles por año", dice Jackson.

Hasta el momento, la empresa está haciendo 100 y tiene 15 pedidos, pero espera que en el futuro se produzcan cerca de 400.000 por año.

Contenido relacionado