Ecuatorianos intentan cobrarle a Chevron en el extranjero

Chevron Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Chevron no tiene activos en Ecuador.

Tras más de 18 años de batalla legal, el grupo de ecuatorianos que demandó a la petrolera Chevron ha iniciado acciones legales en Brasil y Canadá con el fin de embargar activos de la petrolera y así cobrar una millonaria compensación por contaminación ambiental en la Amazonía ecuatoriana.

Los querellantes cuentan con un fallo que estableció el monto contra Chevron por US$18.000 millones ratificado además en dos instancias. Sin embargo, aún hay camino por recorrer para que un pago de la compañía estadounidense se concrete.

La Corte de Sucumbíos, provincia oriental de Ecuador, ratificó en enero de este año la sentencia dictada en primera instancia contra la petrolera por daños ambientales y a la salud atribuidos a Texaco (adquirida por Chevron en 2001), por sus operaciones en la Amazonía ecuatoriana entre 1964 y 1990.

Tras dicha ratificación de la condena, Chevron presentó un recurso de casación que se encuentra en la Corte Nacional de Justicia, entidad que podrá emitir un dictamen que confirme o revoque el fallo.

No obstante, los demandantes ya buscan fuera de Ecuador mecanismos de cobro de la sentencia dado que Chevron no tiene activos en este país andino.

Además de Brasil y Canadá, el abogado de los afectados por la contaminación petrolera, Pablo Fajardo, dijo a BBC Mundo que se analiza una lista de 30 países donde la compañía tiene activos.

Chevron, de su parte, ha insistido en calificar la sentencia en su contra como "fraudulenta". "La compañía no considera que la sentencia de Ecuador sea ejecutable ante cualquier corte del mundo que respete el estado de derecho", dijo a BBC Mundo James Criag, portavoz de la compañía para América Latina.

"De uno a tres años"

Los abogados de las comunidades amazónicas demandantes de Chevron confían en que los procesos emprendidos en Brasil y Canadá, y aquellos que se inicien en otros países, permitirán el cobro de la sentencia.

"No se puede pensar bajo ningún concepto en que estaremos otros 18 años en la fase de ejecución de la sentencia. Creemos que esa fase de cobro a Chevron podría tardar de uno a tres años", señaló Pablo Fajardo.

El representante de los demandantes dijo que para decidir en qué país se busca el embargo de los bienes de la petrolera se analiza tanto la presencia de activos de Chevron, como las características de los sistemas judiciales de esos países y la facultad jurídica para reconocer y ejecutar sentencias extranjeras.

Para James Craig, no obstante, si los abogados de los demandantes estuvieran convencidos de la "integridad" de la sentencia, ellos iniciarían acciones legales en Estados Unidos, donde la petrolera tiene su sede central.

Al respecto, Fajardo recordó que el proceso contra Chevron se inició en Estados Unidos, pero fue la compañía la que quiso que el caso sea tramitado en Ecuador. "Las acusaciones de fraude son un argumento barato de Chevron que busca desprestigiar el trámite judicial y evadir su responsabilidad", señaló.

¿Es posible un acuerdo extrajudicial?

En medio de mutuas acusaciones de fraude y corrupción, tanto los demandantes como Chevron ven lejana una posibilidad de un acuerdo extrajudicial.

"Nosotros vamos a ejecutar la sentencia; si hay una propuesta de entendimiento, que ello salga de Chevron, no de nosotros", señaló el abogado de los demandantes, para quien cualquier eventual planteamiento de acuerdo que haga la compañía "debe cubrir el costo de reparación del daño".

James Craig, por su parte, reiteró la posición de su empresa en el sentido de que Texaco ya efectuó en su momento un proceso de remediación ambiental en la Amazonía ecuatoriana, y fue enfático en señalar que "Chevron no tiene intención alguna de escribirles un cheque a abogados que han corrompido un proceso judicial en nuestra contra".

"La batalla va a continuar hasta que se consiga justicia en el caso. La lucha puede tomar muchos años más", concluyó Craig.

Contenido relacionado