Detectan infección pulmonar en una momia inca de 500 años

Los niños de Llullallaico. a) La Doncella; b) El Niño y c) La Niña. Foto: gentileza Angelique Corthals, Antonius Koller, Dwight W. Martin, Robert Rieger, Emily I. Chen, Mario Bernaski, Gabriella Recagno, Liliana M. Dávalos. Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Los niños de Llullallaico. a) La Doncella; b) El Niño y c) La Niña. Foto: gentileza Angelique Corthals, Antonius Koller, Dwight W. Martin, Robert Rieger, Emily I. Chen, Mario Bernaski, Gabriella Recagno, Liliana M. Dávalos.

El uso novedoso de una técnica de análisis permitió a científicos en Estados Unidos determinar que una de las más célebres momias incas padecía de una infección pulmonar en el momento de su muerte.

La joven de 15 años conocida como La Doncella falleció hace 500 años y fue hallada en 1999 enterrada en el hielo a unos 6.700 metros de altura junto a otros dos niños cerca de la cima del volcán Llullaillaco en la provincia de Salta, en Argentina. Los niños habrían sido ofrecidos por los incas a sus deidades.

La joven está sentada, con las piernas flexionadas y los brazos apoyados sobre el vientre. Su cabello tiene pequeñas trenzas, lleva un vestido marrón ceñido a la cintura por una faja y sus hombros están cubiertos por un manto sostenido por un prendedor de plata.

En lugar de realizar un análisis de ADN en muestras de la momia, los científicos de la City University en Nueva York recurrieron a la proteómica, el estudio de proteínas. Es la primera vez que esta técnica se utiliza para analizar los restos de momias incas.

"Nuestro estudio es el primero de su tipo, ya que en lugar de buscar el patógeno, miramos al perfil proteico del sistema inmunológico del paciente", dijo Angelique Corthals, de la Facultad John Jay de Justicia Criminal de City University.

Respuesta inmunológica

Detectar enfermedades en momias de cientos de años es extremadamente difícil debido a la contaminación de las muestras.

Las técnicas basadas en el análisis de ADN microbiano sólo pueden confirmar que el patógeno estaba presente, pero no que la persona estaba infectada.

Corthals y sus colegas encontraron una solución para este problema. Recurrieron a la proteómica y obtuvieron un perfil proteico de la respuesta inmunológica a partir de las muestras obtenidas con isopos de los labios de las momias.

Cuando un patógeno ataca, el sistema inmunológico se defiende y esta respuesta genera un perfil proteico característico.

Los investigadores compararon ese perfil obtenido de las muestras con los encontrados en bases de datos del genoma humano y encontraron que era similar al de pacientes con infecciones respiratorias crónicas.

Un análisis separado de ADN mostró la presencia de una bacteria probablemente del género Mycobacterium. Rayos X de los pulmones de La Doncella revelaron además señales de infección en el momento de la muerte.

Análisis de proteómica, ADN y rayos X de otra momia hallada junto a La Doncella no revelaron sin embargo la presencia de infección pulmonar.

Misterios

"La detección de patógenos en restos de este tipo no es nueva, pero hasta ahora había sido imposible determinar si el agente infeccioso estaba latente o activo", señaló Corthals.

"Nuestra técnica abre una nueva vía para resolver algunos de los mayores misterios de la historia, como por qué la pandemia de 1918 fue tan devastadora o cuál fue el patógeno letal en el caso de infecciones múltiples".

"También nos permitirá comprender mejor las amenazas del futuro, como la emergencia de nuevos agentes infecciosos o la reaparición de enfermedades".

El estudio fue publicado en la revista científica online PLoS ONE.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.