Siria: la salida de Annan pone en jaque a la vía diplomática

Última actualización: Viernes, 3 de agosto de 2012
Koffi Annan

La decisión de Kofi Annan de no renovar su mandato como enviado especial de ONU y de la Liga Árabe a Siria a finales de este mes siembra nuevas dudas sobre las posibilidades de que un proceso político pueda solucionar el conflicto sirio.

La ONU y los jefes de la Liga Árabe están tratando de encontrar un reemplazo.

Pero es difícil imaginar a cualquier figura -con algo parecido a la estatura y el perfil de Kofi Annan- asumiendo la tarea, cuando las perspectivas de éxito parecen escasas.

La última reunión de la diplomacia internacional tambaleó en julio, cuando Rusia y China vetaron una resolución occidental. Previamente, Annan había pedido que se impusieran "claras consecuencias" en caso de incumplimiento de su plan de seis puntos.

Annan se topó con un callejón sin salida similar en sus esfuerzos por persuadir al gobierno sirio y a sus opositores armados de acabar con la masacre e iniciar un diálogo para lograr una solución política.

En su último encuentro con el presidente Al Asad en Damasco el 9 de julio, los dos hombres estuvieron de acuerdo en tratar de organizar altos al fuego localizados con la esperanza de crear un clima político constructivo.

Fue una esperanza vana. La violencia se redobló y surgió por primera vez en las dos ciudades más importantes que hasta ese momento habían permanecido relativamente intactas, Damasco y Alepo.

Nueve días después de la última reunión, el cuñado del presidente Al Asad y otros tres altos funcionarios, entre ellos el ministro de Defensa, murieron en una explosión en la capital.

Desde entonces, las cifras diarias de víctimas han duplicado los máximos anteriores.

La violencia ha causado estragos en muchas partes del país -en el norte, sur, este y oeste- además de en las dos grandes ciudades.

Amenaza mortal

La batalla clave se está librando ahora por el control de Alepo, en el norte, donde los combatientes rebeldes han ganado una fuerte presencia que las fuerzas del gobierno están tratando -hasta ahora sin éxito- de desalojar.

Combatiente en Siria

Según informan algunos medios de comunicación estadounidenses, el presidente Barack Obama habría firmado una orden autorizando el apoyo encubierto a rebeldes sirios.

Sin embargo, no está claro qué tipo de apoyo se autoriza en esa supuesta orden secreta -conocida como un hallazgo de inteligencia- que fue reportada por la agencia de noticias Reuters.

Reuters también alega que EE.UU. está colaborando con un centro de comando operativo secreto cerca de la frontera con Siria, creado por Turquía y sus aliados.

A principios de año se aprobó que la CIA y otras agencias de EE.UU. proporcionen asistencia para ayudar a derrocar al presidente sirio.

La administración Obama ha dicho públicamente que está ofreciendo apoyo a los rebeldes, incluídos US$25 millones de asistencia "no letal".

La ayuda del departamento de Estado financia sobre todo el suministro de equipos de comunicación como radios encriptados.

Los rebeldes aparentemente han logrado abrir un corredor de suministro directo con la cercana frontera con Turquía que permite que combatientes y municiones fluyan sin obstáculos -incluso, se ha reportado, misiles antiaéreos portátiles que podrían erosionar el poderío aéreo del ejército.

Después del veto ruso-chino en el Consejo de Seguridad el 19 de julio, autoridades estadounidenses indicaron que ahora la acción se llevaría a cabo fuera del marco de consenso de la ONU.

En los últimos días salieron a la luz informes que aseguran que el presidente Obama firmó una orden secreta que autoriza el apoyo de Estados Unidos a los rebeldes que buscan derrocar al presidente sirio y a su gobierno.

Siria ha acusado a EE.UU. y Francia de apoyar abierta y materialmente a "terroristas" con equipos de comunicación que les facilitan sus "actividades delictivas".

También ha acusado a Turquía de permitir que al Qaeda y otros extremistas pasen a través del país y crucen la frontera con Siria, y de permitir que Israel, EE.UU., Qatar y Arabia Saudita establezcan allí centros de inteligencia para dirigir el conflicto.

Ciertamente, la tendencia parece ser hacia una participación cada vez mayor de actores externos al conflicto en lo que se ha convertido rápidamente tanto en una feroz guerra civil como en una lucha de poderes regional e internacional.

En el lado sirio de la ecuación, el gobierno ya mantiene una estrecha relación militar con Rusia y una alianza estratégica con Irán.

Los líderes iraníes -visitados a principios de esta semana por el ministro de Relaciones Exteriores de Siria- han dado a entender que ellos y otros "amigos y aliados" del régimen de Damasco harán más para ayudarlo a sobrevivir, en caso de que se encontrara bajo amenaza de muerte.

El presidente Ahmadinejad dijo que Teherán apoyaría a Siria "hasta que el bien triunfe sobre el mal".

Todas las predicciones más extremas acerca de las consecuencias si el plan de Annan fallaba parece que ahora se están haciendo realidad con asombrosa rapidez.

Contexto

Destacamos

Lo más compartido

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.