Cuba, más pendiente de EE.UU. y Venezuela que de sus propias elecciones

  • 18 septiembre 2012
Diputados y Presidente de la República
Image caption Estas elecciones terminarán con la elección de más de 600 diputados y del Presidente de la República.

Cuba está calentando motores para las elecciones de los diputados y el Presidente que dirigirán la República a partir de febrero de 2013.

Sin embargo, la atención de los cubanos está puesta en otros comicios: los de Venezuela y Estados Unidos.

Esto porque, aunque todos los barrios hacen sus asambleas en las que se eligen vecinos como candidatos, los cubanos no anticipan sorpresas: están convencidos de que Raúl Castro será reelecto y la casi totalidad de los diputados serán militantes del Partido Comunista de Cuba (PCC).

En contraste, lo que ocurra con el gran amigo del sur y el conflictivo del norte podría afectar dramáticamente sus vidas.

Los medios de prensa nacionales también le dan especial atención a los procesos electorales de EE.UU. y Venezuela. El sábado pasado, por ejemplo, la TV oficial les dedicó su principal programa informativo,"La mesa redonda".

Y es que el principal ingreso de la economía nacional proviene del intercambio de servicios médicos por petróleo con Caracas.

Por su parte, el resultado de las elecciones en EE.UU. puede tener grandes repercusiones en el día a día de los ciudadanos de la isla, muchos de los cuales temen el regreso de las restricciones a los viajes de los cubanoamericanos y a los envíos de dinero.

El valor de la salud

Image caption El 90% de los cubanos vota en las elecciones, los candidatos unicos obtienen siempre mas del 90% de los votos

Los servicios médicos cubanos en Venezuela representan la mayor parte del ingreso de divisas del país, alrededor de US$5.000 millones anuales.

Según economistas cubanos, aportan más que el turismo, las remesas familiares, el tabaco, el azúcar y el níquel juntos.

La mayor parte del trabajo de los médicos, de los maestros y de los entrenadores deportivos se salda con petróleo pero algunas fuentes aseguran que la venta de servicios ha llegado a tal nivel que Caracas estaría pagándole a La Habana un remanente en dinero para equilibrar la relación bilateral.

El acuerdo bilateral de cooperación es clave para la reelección del presidente Chávez, quien basa los logros sociales de su gobierno en "misiones" como Barrio Adentro, donde los profesionales cubanos llevan la salud, la educación y los deportes a las zonas más pobres de Venezuela.

Aunque el candidato opositor Henrique Capriles aseguró que no suspenderá el convenio con Cuba, en la isla nadie cree que los 35 mil médicos cubanos continuarán en Venezuela si la oposición logra una victoria electoral sobre el oficialismo.

Turismo de exiliados

El otro proceso electoral que los cubanos siguen con mucha atención es el de EE.UU.

La mayoría cree que si republicanos logran desbancar al presidente Barack Obama les espera dificultades en las relaciones familiares y, por ende, en la economía personal.

Las remesas enviadas desde EE.UU. rondan los US$1,2 millones, equivalente a una cuarta parte de lo que producen los médicos cubanos en Venezuela pero tiene una gran importancia social porque es dinero que va directamente al bolsillo de la gente.

Por otra parte, muchos temen que los republicanos vuelvan a prohibirlos viajes a la isla de los cubanoamericanos, tal y como lo había hecho el George W. Bush.

Obama eliminó la restricción pero los republicanos de Miami reclaman que se reimplante.

Desde que se permitieron los viajes a Cuba, alrededor de 400 mil cubanoamericanos visitan la isla cada año.

Según la Oficina de Estadísticas, se han convertido en el tercer grupo turístico en los hoteles, tras los canadienses y los cubanos residentes en la isla.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.