Los riesgos de usar celulares para orientarse en la montaña

  • 29 septiembre 2012
Montaña
Image caption Un celular inteligente no es suficiente para saber orientarse en las montañas.

Llegó el fin de semana, es una mañana de verano y decidimos pasar el día en la montaña. Te han dicho que es una caminata simple y te sientes invencible con tu celular con GPS.

Las nubes empiezan a bajar y la ladera desaparece tras una densa capa de niebla. También lo hace tu tranquilidad, ya que te das cuenta que estás completamente perdido.

De modo que llamas a emergencias desde tu celular inteligente con la esperanza de que la batería dure.

Según equipos de rescate de montaña estos escenarios son cada vez más comunes. Mucha gente llama desde su "confiable" celular inteligente que cuenta con un mapa GPS, porque no son capaces de leer para saber dónde están.

No tan inteligentes

"La realidad es que estos aparatos sólo deberían usarse para complementar nuestras propias habilidades a la hora de leer un mapa", le explicó a la BBC Mike Park, miembro de un equipo de rescate de montaña de Reino Unido.

Además, apuntó, "¿qué pasa si la batería se termina o falla la señal?

Carlo Forte es jefe instructor en Plas y Brening, un Centro Nacional de Montañismo en Gales, Reino Unido, y es autor del libro "Navegación en montañas".

Según Forte, la gente tiende a utilizar celulares inteligentes como herramientas de navegación primaria en lugar de usar una brújula y un mapa.

"Los GPS están disponibles en la vida cotidiana y se usan mucho en el auto, pero mucha gente siente que puede usarlos fácilmente en las montañas también".

"Pero los celulares inteligentes están configurados de forma muy diferente y la durabilidad de la batería puede ser corta", apuntó.

Un complemento

Image caption La tecnología sólo es un complemento a nuestra habilidad de saber orientarnos.

Forte es tajante en dar un consejo sobre este tema: "Estos aparatos sólo deberían ser usados para complementar nuestras habilidades a la hora de leer un mapa e interpretar con precision lo que ves frente a ti y lo que hay en el mapa y viceversa", insistió.

"No hay duda de que los celulares inteligentes han salvado muchas vidas en las montañas. Antes de que existieran en el mercado podía llevarte cuatro o cinco horas encontrar una cabina telefónica".

Por otra parte, esta tecnología también es una ayuda para los equipos de rescate. Por ejemplo, en Reino Unido las autoridades usan un programa llamado Sarloc, que fue diseñado para personas que se pierden con su celular inteligente en las montañas.

Cuando la persona llama al servicio de emergencia se le envía un mensaje con un vínculo a una página de internet. Cuando lo abre se le pide su número de teléfono para identificar su ubicación y así los equipos de rescate pueden iniciar su operación de búsqueda.

Contenido relacionado