La extracción de agua subterránea pudo provocar el terremoto de Lorca

  • 23 octubre 2012
Imagen del terremoto en Lorca en 2011
Aunque fue de magnitud moderada, el terremoto dejó grandes daños.

Científicos que estudian la falla bajo la ciudad española de Lorca llegaron a la conclusión de que la extracción de aguas subterráneas tuvo que ver con el terremoto que dejó nueve muertos y grandes daños en esa localidad en el año 2011.

Mapas detallados de la superficie tomados con satélite les permitió determinar qué partes del terreno se movilizaron entonces.

En un informe publicado en la revista Nature Geoscience, los especialistas señalaron que se correspondían con las áreas que habían sido drenadas por años.

El estudio pone de relieve cómo las actividades humanas como el drenaje o la perforación de pozos pueden tener efectos sísmicos de largo alcance.

El investigador Pablo González de la Universidad de Western Ontario y sus colegas utilizaron datos satelitales de radar para rastrear el movimiento de tierra hasta su origen, y encontraron que el seísmo fue el resultado de un deslizamiento en una falla relativamente poco profunda que bordea una gran cuenca de agua al sur de la ciudad.

El hecho de que el desplazamiento ocurriera a una profundidad de sólo tres kilómetros explica por qué un terremoto de una magnitud moderada de 5,1 en la escala de Richter causó tanta destrucción.

Irrigación

El equipo estudió las razones potenciales del desplazamiento y halló que el llamado nivel freático - o de aguas subterráneas - en la cueca del Alto Guadalentín había caído unos 250 metros en los últimos 50 años por causa del agua extraída para cultivos.

Sus cálculos muestran que esto creó presiones en la falla que inicialmente provocaron el terremoto y definieron su magnitud eventual.

Sin embargo, el área está en una región sísmicamente activa, y los datos sólo sugieren que el drenaje aceleró y precipitó un proceso que hubiera ocurrido de todas maneras.

El doctor González hizo hincapié en que el estudio se refería específicamente al terremoto de Lorca. El especialista le declaró a la agencia de noticias Reuters que no se puede "establecer una regla sobre la base del estudio de un caso particular".

Con todo, añadió que las evidencias que han recopilado en este estudio "podrían ser necesaria para expandir la investigación de otros eventos que puedan ocurrir en el futuro en la zona".

Jean-Philippe Avouac, del Instituto de Tecnología de California, apuntó que "no se necesita mucho para desencadenar un terremoto, incluso una lluvia fuerte podría ocasionarlo".

Sueños de geoingeniería

"Numerosos ejemplos de sismicidad provocada por el embalse de lagos, la extracción de hidrocarburos, la explotación de canteras y la inyección profunda se han documentado en los últimos años", dijo en un artículo que acompaña el trabajo de los científicos de Ontario en la revista especializada.

La ciudad se encuentra en la zona de alta actividad sísmica.

Investigaciones previas sugieren que la inyección de fluido asociada con la controversial práctica de extracción de gas a través de la fracturación hidráulica está vinculada a la producción de eventos sísmicos.

Si la ciencia puede establecer exactamente cómo la presión proveniente de fuentes antropogénicas distribuye y contribuye a ellos "podemos soñar con la posibilidad de que un día logremos domar las fallas naturales con ayuda de la geoingeniería", dijo Avouac.

"Por el momento, debemos ser cautelosos acerca de las perturbaciones provocadas por el ser humano, en especial aquellas relacionadas con proyectos de secuestro de dióxido de carbono que pueden afectar grandes volúmenes de la capa terrestre", concluyó.

Contenido relacionado