En Argentina el arte es una inversión creativa

  • 15 noviembre 2012

¿En qué invertir el dinero? Eso se preguntan muchos tras la última crisis financiera mundial que hizo tambalear los mercados en varias partes del globo.

En Argentina, la búsqueda de una inversión segura y redituable se convirtió en un asunto aún más complejo luego de que el gobierno prohibiera en 2011 la compra de dólares para el ahorro, poniendo así fin al método más usado para resguardar el valor del dinero contra una inflación estimada extraoficialmente en cerca del 25%.

Ver: El ABC del ahorro en tiempos de inflación

Ante este panorama, la búsqueda de alternativas se ha volcado hacia un mercado que hasta ahora no era pensado como una fuente para hacer dinero: el arte.

"Cada vez son más los clientes que me preguntan sobre comprar arte como inversión", contó a BBC Mundo Amparo Díscoli, directora de la consultora de arte Cosmocosa, en Buenos Aires.

Y es que, mientras que el sistema financiero aún lucha para recuperarse, el mercado del arte ha vivido un boom en los últimos años.

La Asociación Argentina de Galerías de Arte informó a comienzos de noviembre que en los últimos dos años creció en un 35% la venta de obras en el país.

Según Ignacio Gutiérrez Zaldívar, fundador y director de la galería más grande de Argentina, Zurbarán, se trata de una tendencia en alza a nivel mundial.

"El mercado del arte crece un 20% todos los años en todo el mundo porque no hay confianza en los bancos, no hay confianza en las acciones, los intereses que dan los bonos son muy bajos", dijo a BBC Mundo.

"Entonces la gente compra arte y piensa ‘al menos esto lo disfruto’. Tiene un bien de uso, que es el disfrute y el prestigio que te da", afirmó el experto.

En aumento

El mercado de arte argentino se duplicó en las últimas tres décadas.

De acuerdo con Gutiérrez Zaldívar, el volumen del mercado local asciende a unos US$125 millones.

"El mercado del arte argentino casi se duplicó en los últimos 20 a 30 años, pero en la última década fue el crecimiento más grande", relató Díscoli.

En lo que va de 2012 se vendieron 16.000 obras, según la Asociación Argentina de Galerías de Arte.

Se estima que Argentina tiene unos 10.000 artistas, pero sólo unos 200 viven de esa labor.

Según Gutiérrez Zaldívar, es un mercado relativamente pequeño pero de mucha calidad.

"Argentina tiene una tradición de artistas muy fuerte gracias a que los grandes maestros españoles e italianos venían a enseñar al país y a ‘hacerse la América’ porque en su momento era la nación más grande del continente", señaló.

Y el arte argentino también es redituable, de acuerdo con el experto:

"En la última década hubo un incremento aproximado de valor del 8 al 12% en dólares, de modo que salvo que uno hubiera tenido la visión de comprar acciones de Apple no hay una inversión similar", aseguró.

Solo para amantes

“Para tener papel pintado siempre es mejor el de un artista al de una Reserva Federal”, aconseja Gutiérrez Zaldívar.

No obstante, tanto Gutiérrez Zaldívar como Díscoli resaltaron que la compra de arte no puede pensarse en términos de especulación financiera.

"El que compra una obra de arte la cuelga", aseguró el galerista.

"El mercado del arte no es como el del oro o el de bienes raíces. El rédito es mucho más que el económico. Es el rédito permanente de disfrutar", afirmó.

De hecho, para Díscoli el placer asociado a una obra está intrínsicamente relacionado con su valor.

"Si un coleccionista quiere sí o sí una obra va a estar dispuesto a pagar más que el valor regular del mercado", explicó. "Solo se necesita de un comprador que se enamore de esa obra para que suba su valor".

Más allá de esto, la consultora aseguró que hay parámetros "bastante específicos" que profesionales como ella consideran y evalúan a la hora de determinar si una pieza de arte aumentará su valor con el tiempo.

Eso sí: se trata de una inversión a largo plazo ya que normalmente deben pasar varios años –y a veces décadas- para que se multiplique su precio.

Apto a todo público

Según la consultora de arte Amparo Díscoli cada vez más argentinos se interesan sobre las inversiones en arte.

No obstante, los expertos aseguraron que el mercado del arte es mucho más accesible de lo que muchos piensan.

La inversión inicial oscila entre los US$400 y US$700, y galerías como Zurbarán ofrecen la posibilidad de pagar en cuotas.

Además, Díscoli resaltó otros factores que lo convierten en una inversión atractiva para los argentinos:

"Desde que se limitó el acceso a los dólares cada vez hay más obras que se pueden adquirir en pesos (la moneda local) y además, a diferencia de los bienes inmuebles, se pueden exportar", detalló.

Por su parte, Gutiérrez Zaldívar también recomendó invertir en arte: "Para tener papel pintado siempre es mejor el de un artista al de una Reserva Federal", aconsejó.

Contenido relacionado