Testimonios de la violencia en Gaza e Israel

  • 19 noviembre 2012
Explosión en Gaza
Image caption Los ataques comenzaron el miércoles.

Continúan los ataques entre Israel y la Franja de Gaza. No hay signos de que se aplaque la violencia que se agravó el miércoles cuando Israel lanzó una operación áerea en la que mató al jefe militar de Hamas, en respuesta a los ataques con cohetes lanzados desde el territorio palestino por grupos extremistas islámicos.

En casi siete días de hostilidades el número de victimas mortales dejadas por las operaciones de bombardeo de la aviación israelí contra Gaza superó el centenar de personas, mientras que los cohetes lanzados por activistas palestinos han cobrado la vida de tres israelíes.

Durante la jornada del lunes siguió la frenética actividad diplomática para intentar pactar un cese al fuego entre las partes y auqneu el gabinete de gobierno israelí analizó una propuesta en ese sentido, no se informó de grandes avances.

Dentro de esos esfuerzos, el secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, está en la región tratando de acercar a las partes, mientras que se informó que el presidente de EE.UU., Barack Obama habló con el primer ministro israelí, benjamín Netanyahu, y con el presidente de Egipto, Mohamed Mursi.

Pero mientras siguen las operaciones militares, e incluso algunos temen el lanzamiento de una ofensiva terrestre por parte de Israel, los habitantes ed Gaza y de la zohna fronteriza israelí viven horas de dolor e incertidumbre.

A continuación algunos habitantes de ambos lados de la frontera comparten en BBC Mundo sus experiencias:

Motasem Dalloul, Ciudad de Gaza, Gaza

Hubo en período de calma en la Ciudad de Gaza, pero unas pocas horas antes hubo muchas explosiones en varias áeas.

La última explosión en mi área alcanzó un edificio residencial de cuatro pisos que estaba casi vacío pero donde todavía estaban unas cuantas personas.

Mi propia casa resultó parcialmente dañada ayer. Todas las ventanas y puertas estallaron. Así que salí de allí y llevé a mi familia a alojarse con familiares. Pero nadie se siente seguro.

Ayer todos nos fuimos a la cama temprano porque no había electricidad. Por lo que he escuchado en la radio local muchas áreas están todavía sin electricidad.

Nadie ha hablado sobre escasez de comida pero he visto largas colas de gente esperando pan.

La gente no está yendo a trabajar debido a la atmósfera de guerra. Algunos temen una operación terrestre de Israel.

Hen Kinan, Beersheba, Israel

Las cosas no han cambiado. Todavía están cayendo muchos cohetes en esta zona. He contado al menos nueve bombardeos desde casi las siete de la mañana. Y cada vez que suena la alarma no es un cohete sino varios.

Todavía no hay una rutina aquí, nadie está yendo a trabajar. Mi universidad está cerrada. Me dijeron que volverá a abrise cuando termine la operación.

No hemos salido de la casa. Estamos en el sótano. Mis padres sólo salen de casa para algunas cosas básicas como la compra.

Image caption En Tel Aviv suenan continuamente sirenas de alerta.

Yo no he salido desde hace días. La última vez que salí comenzó a sonar la sierena de incursión área cuando estaba manejando y tuve que detener el coche y buscar refugio. No fue una situación agradable.

Mi hermano tiene dos niños pequeños y entran en pánico cada vez que las sirenas comienzan a sonar.

No sé cuánto durará esta situación. No quiero que mueran civiles en ningno de los bandos pero apoyo la lucha contra Hamas como una organización del terror.

Muhammad Abu Shaban, Ciudad de Gaza, Gaza

Seguimos escuchando explosiones. Hoy escuché dos o tres explosiones por hora. Algunas se sienten cercanas, la Ciudad de Gaza no es muy grande.

Justo ahora las cosas están tranquilas y en los últimos 15 minutos no he escuchado ninguna explosión.

Image caption La violencia entró en su sexto día.

Me estoy quedando con mi familia en mi casa. No he salido desde el miércoles. Tenemos algunos alimentos pero no nos durarán para siempre. Hace mucho que no tenemos electricidad.

En mi casa mi familia está tratando como puede de permanecer junta, pero esto por supuesto no es fácil. Por lo menos nosotros nos sentimos seguros dentro de la casa. Mi hermana vive lejos de aquí pero hablamos seguido con ella y está bien.

Todos estamos esperando que las fuerzas de defensa israelíes lancen una invasión terrestre, la cual sería muy mala para ambos lados. Ambos sufrirían pérdidas.

Eyal Hartogs, Ramat Gan, Tel Aviv, Israel

Un día antes del primer ataque en Tel Aviv, le dije a mi hija de 12 años que si sonaba una alarma tenía que correr hacia el cuarto de seguridad.

Ella practicó la carrera para ver si tendría suficiente tiempo de llevar algunas cosas importantes al cuarto antes de que el cohete cayera. La siguiente noche, cuando sonó la alarma, yo estaba trabajando en mi oficina en un hotel de Tel Aviv.

Los huéspedes entraron en pánico sin saber hacia donde correr y esconderse pero el personal nos condujo hacia el refugio donde todos esperamos.

Llamé a casa y escuché que mi esposa e hijas estaban en el cuarto de seguridad. Diez minutos más tarde todos salimos.

Al día siguiente estaba en casa cuando volvió a ocurrir y todos nos refugiamos otra vez. Escuchamos una explosión pero afortunadamente no alcanzó nada.

Contenido relacionado