¿Cuál es la estrategia militar de Israel?

  • 21 noviembre 2012
Gaza
Los ataques israelíes contra Gaza seguían este miércoles.

Este miércoles prosiguen los bombardeos en Gaza, pese a rumores insistentes de una tregua entre Israel y Hamas que no se ha materializado.

Funcionarios israelíes dicen que los militares han ampliado el rango de sus operaciones en Gaza en preparación para una ofensiva terrestre en caso de que sea ordenada.

El viernes, el gabinete autorizó el llamado a hasta 75.000 reservistas, aunque hasta el momento solo 20.000 han sido contactados.

¿Cuál es la estrategia militar israelí?

Vea toda nuestra cobertura

Pilar de Defensa

La ofensiva, llamada Operación Pilar de Defensa, empezó el miércoles de la semana pasada cuando el jefe del ala militar de Hamas, Ahmed Jabari, fue muerto en su auto en Gaza.

Lea: Un conflicto y dos visiones

Desde entonces, el ataque contra Gaza ha sido conducido mediante una campaña remota de ataques aéreos, artillería naval y de tanques a través de la frontera.

Más de 1.100 objetivos han sido alcanzados.

Las fuerzas israelíes de defensa dicen que su objetivo es detener a los cohetes disparados por grupos militantes en Gaza hacia pueblos y ciudades israelíes.

El viceprimer ministro israelí Moshe Yaalon le dijo a periodistas que Hamas, el movimiento que gobierna en Gaza, debe satisfacer las demandas israelíes.

"Depende de ellos decidir si es peor seguir con esas actividades por fuera de la ley, como disparar cohetes y actividades de terror", señala.

"Buscamos esta clase de cese el fuego que traiga la paz y la tranquilidad. Nuestro objetivo no es derrocar a Hamas, es disuadirlos".

Israel está acumulando fuerzas en torno a Gaza.

Pero hasta el momento, los ataques desde Gaza han continuado.

Ha habido más de 1.000 en seis días. Casi 300 han sido interceptados por el sistema de defensa antiaérea Iron Dome, especialmente en el sur de Israel.

Sin embargo, nuevos cohetes de mayor alcance se han aproximado a Tel Aviv y Jerusalén.

Cerca a la frontera con Gaza, ha habido una acumulación de tropas israelíes, y hay columnas de vehículos blindados.

"Vinimos a ayudar con lo que se pueda", dice un soldado cerca al pueblo de Beersheeba. "Dejé todo en casa y vine", añade otro que admite estar un poco "emocionado".

Pero ese entusiasmo, y el apoyo del público israelí, podrían agotarse pronto si una invasión terrestre de Gaza tiene lugar.

Esto llevaría a las tropas israelíes a la guerra urbana, buscando sitios de almacenamiento de armas. El riesgo de bajas en ambos bandos se aumentaría sustancialmente.

Lea: latinos viven el conflicto

Riesgos

El periodista Alex Fishman, que trabaja para el diario israelí Yedioth Ahronoth, dice que la ofensiva no aparece de la nada.

"Había planes para esos eventos hace meses, así que estratégicamente no fue una sorpresa", dice. "El cronograma se decidió debido a lo que hacía Hamas en la frontera con Israel y Egipto y entonces hubo líos en las últimas dos semanas.

"Estamos todavía en el primer capítulo, la operación aérea, que usa armas de precisión y la marina para objetivos que habían sido seleccionados de antemano por el ejército y la inteligencia.

Israel busca asegurar el fin de los ataques con cohetes desde Gaza.

"La siguiente fase será mucho más dificil porque la fuerza aérea bombardearía las áreas civiles. Ellos mantienen muchos cohetes entre los civiles".

"La tercera fase será un bombardeo mucho más brutal, la invasión terrestre, pero no creo que lleguemos a esa fase. Los dirigentes políticos y militares no quieren llegar a ese punto".

Fishman alega que la luz verde para movilizar a un número alto de tropas fue importante para aplicar presión diplomática, pero no quiere decir que una operación más amplia haya sido planeada.

"75,000 fue como concederle al ejército el crédito que necesita en el banco", dice.

"Cuando esa noticia se difundió, dejó una gran impresión. Los diplomáticos extranjeros llamaban a preguntar si era en serio".

En la actualidad hay dos caminos en este conflicto. Uno militar y otro diplomático.

Funcionarios egipcios dicen que hay señales de progreso en las negociaciones de cese el fuego que Cairo busca mediar entre Hamas e Israel.

Pero los generales y políticos israelíes no quieren parar su ataque en Gaza hasta que puedan probar que han virtualmente eliminado la amenaza de nuevos cohetes.

Entre tanto, Hamas busca conseguir algunos puntos simbólicos en respuesta a la muerte de su comandante militar.

Lea: ¿Washington puede ayudar a terminar el conflicto?

Contenido relacionado