Cataluña: el nacionalista Mas gana las elecciones pero pierde apoyos

  • 25 noviembre 2012
Artur Mas
Artur Mas prometió convocar un referéndum sobre la independencia catalana si ganaba los comicios.

El partido gobernante Convergencia i Unió (CiU) obtuvo la mayoría de votos en las elecciones realizadas este domingo en la región española de Cataluña, si bien pierde apoyos respecto a las elecciones de 2010.

CiU, cuyo líder, Artur Mas, prometió convocar un referéndum sobre la independencia catalana si ganaba los comicios, obtiene 50 escaños en la asamblea regional de 135 asientos.

Eso supone que pierde 12 diputados con respecto a los comicios de 2010.

Los independentistas de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) doblan su presencia respecto a 2010, con 21 escaños y arrebatan la segunda posición al Partido Socialista (PSC) en el Parlamento catalán, con 20 diputados -ocho escaños menos que en los anteriores comicios-.

Por su parte, el conservador Partido Popular (PP) suma uno respecto a 2010 y obtiene 20; la coalición de izquierda Iniciativa-Esquerra Unida, 13; el partido de centro Ciutadans, 9 y la coalición de izquierda independentista Candidatura de Unidad Popular (CUP), 3.

Los comicios contaron con la mayor participación en los últimos 24 años.

Vea la cobertura de BBC Mundo de las elecciones catalanas

"Soberanismo sí, pero menos Mas"

Las elecciones contaron con la mayor participación en 24 años.

Según el periodista de BBC Mundo Pablo Esparza, los resultados podrían resumirse como "soberanismo, sí pero menos Mas".

"El presidente catalán, Artur Mas, ha ganado las elecciones. Sin embargo, con los resultados provisionales, su grupo, el partido nacionalista de centroderecha, Convergència i Unió, quedaría lejos de la mayoría absoluta que había pedido a lo largo de la campaña", explica.

Pero estas elecciones fueron interpretadas por muchos como un plebiscito sobre el derecho de Cataluña a convocar un referendo por la independencia, señala Esparza.

En este sentido, aunque Mas quede lejos de los 68 escaños que le darían la mayoría absoluta, los grupos abiertamente soberanistas –con alrededor de 90 escaños de 135- sí tendrían una amplia mayoría absoluta.

Aunque parezca paradójico, electoralmente, el gran beneficiado por la apuesta soberanista del presidente catalán no fue su propio partido, sino otros grupos soberanistas –o abiertamente independentistas- como los grupos nacionalistas de izquierda Esquerra Republicana y las Candidatures d’Unitat Popular.

Entre los grupos que defienden la unidad de España, el PSC es el que sale peor parado. Mientras que en 2010 obtuvo 28 escaños, en esta ocasión se queda con 20 en beneficio de los Esquerra Republicana.

Difícil camino hacia el referéndum

Cataluña goza de una autonomía significativa respecto a otras regiones españolas.

Los resultados electorales confirman que el electorado catalán es muy diverso. Con siete grupos representados, el parlamento es el más variado de las regiones españolas.

Esta diversidad podría hacer difícil los pactos y las negociaciones por un posible referendo por la independencia no serán fáciles.

Aunque hay una mayoría soberanista amplia, la diversidad ideológica de estos grupos es enorme: desde la centroderecha de CiU, hasta la izquierda de ERC pasando por el ecosocialismo de Iniciativa per Catalunya o la izquierda asamblearia de CUP.

Pese a que el presidente catalán prometió convocar a un referéndum, el camino a la independencia no será fácil en Cataluña, que ya goza de una autonomía significativa respecto a otras regiones españolas.

De hecho, tras conocerse los resultados y en sus primeras declaraciones, Mas admitió que pese a haber ganado las elecciones, se queda "lejos de la mayoría excepcional" que pidió y que "la situación no queda fácil" de cara al referéndum .

No obstante, dijo que intentará "llevar a cabo la consulta en estas condiciones de la política catalana".

"No significa que el país tenga que renunciar a sus aspiraciones", afirmó.

Un eventual referéndum sería ilegal bajo la Constitución española actual y es probable que el Partido Popular que gobierna España bloquee cualquier intento de cambiar la Carta Magna.

Contenido relacionado