Los mensajes SMS cumplen 20 años

  • 3 diciembre 2012
Matti Makkonen
Image caption Matti Makkonen dice que el SMS fue resultado de un trabajo colectivo.

El 3 de diciembre de 1992, un ingeniero envió el mensaje "Feliz Navidad" desde una computadora a un aparato móvil usando las redes de telefonía de Vodafone, en Reino Unido. Fue el primer mensaje de texto de la historia.

No obstante, la idea se gestó mucho antes, durante una conferencia sobre telecomunicaciones en 1984.

En aquella ocasión Matti Makkonen, ingeniero y exfuncionario finlandés, pensó que sería bueno disponer de un servicio de mensajes de celular a celular, lo que más tarde se conocería como SMS (Short Message Service).

Es por ello que se le considera el "padre del SMS", un título que rechaza porque según él, muchos otros desarrollaron esta tecnología.

Makkonen rara vez concede entrevistas. Sin embargo, hizo una excepción con la BBC que le propuso entrevistarle, como no, vía mensajes de texto.

Entrevista SMS

Se estima que sólo el pasado año se enviaron en el mundo 8.000 millones de mensajes de texto. Sin embargo, pocos se imaginaron el éxito que tendría cuando este servicio se incorporó a los primeros teléfonos celulares. Y no fue hasta que un periódico investigó el origen de los mensajes de texto que el nombre de Makkonen se dio a conocer.

"Hace 20 años, el mensaje no era como algo aparte. Era tan sólo un rasgo del revolucionario sistema de comunicaciones móviles".

A pesar de su logro, no fue hasta que un periódico decidió dar con el precursor de los mensajes de texto, que el nombre de Makkonen salió a la luz.

Pero él rechaza que el SMS sea un logro personal: "Fue resultado del esfuerzo de ideas colectivas y yo escribí los detalles del servicio basándome en ellas".

Otro dato interesante es que el pionero del SMS se niega a seguir una práctica muy común en los textos: el abreviar el lenguaje para acotarse a los 160 caracteres de rigor.

Makkonen defiende el "buen finlandés", y emplea palabras enteras aprovechando al máximo el número de caracteres límite en este tipo de textos.

Pero dice no "odiar" a la gente que suele abreviar vía texto. "En realidad el SMS puede verse como una vía para la evolución del lenguaje. Más símbolos, menos caracteres".

Al contrario de algunos, que consideran las pantallas táctiles más difíciles de usar que los primeros celulares, Makkonen dice estar encantado con los nuevos aparatos.

"Amo la pantalla táctil. Es lo suficientemente lenta como para pensar y en ocasiones editar lo que escribo", sostiene.

Futuro

A pesar de su actual y pasado éxito, una nube negra asoma en el horizonte futuro de esta tecnología.

La telefonía a través de internet, y los servicios de texto vía páginas como Facebook o Skype amenazan su liderazgo.

Pero Makkonen es positivo. Según él, los mensajes de texto seguirán siendo un sistema "confiable y conveniente". No obstante, cree que lo que no será necesario es lo que hoy conocemos como SMS. "No se pagará más por los mensajes", apuntó.

Cuando se le pregunta sobre si tiene alguna otra brillante idea para el futuro, el ingeniero nos deja con un concepto que no es tan descabellado teniendo en cuenta los proyectos que se traen entre manos grandes empresas de tecnología como Google y Microsoft.

"No es mi idea, pero la integración del contenido móvil en una pantalla en mis lentes estaría bueno".

Siga la sección de tecnología de BBC Mundo a través de @un_mundo_feliz

Contenido relacionado